Catedral de Roskilde

Catedral de Roskilde
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad

Roskilde domkirke west fassade.jpg
Fachada de la catedral de Roskilde.

Denmark adm location map.svg
Catedral de Roskilde

Coordenadas 55°38′34″N 12°04′49″E / 55.642669, 55°38′34″N 12°04′49″E / 12.080308
País Bandera de Dinamarca  Dinamarca
Tipo Cultural
Criterios ii, iv
N.° identificación 695
Región Europa y América del Norte
Año de inscripción 1995 (XIX sesión)
[ editar datos en Wikidata]
Catedral de Roskilde
Roskilde-domkirke-2003-nord.jpg
Tipo Catedral
Ubicación Bandera de Dinamarca Roskilde, Dinamarca
Uso
Culto Iglesia del Pueblo Danés
Diócesis Roskilde
Arquitectura
Construcción siglo XII - siglo XIII
Arquitecto Absalón
Estilo arquitectónico Gótico
[ editar datos en Wikidata]
El altar de la catedral.

La catedral de Roskilde es una de las atracciones principales de la ciudad de Roskilde, en Dinamarca, con 150.000 visitantes al año. Fue inscrita, junto con su entorno, en la lista del patrimonio mundial en 1995, con los criterios C (ii) (iv). Era la iglesia principal de la antigua diócesis de Roskilde antes de la aparición del luteranismo.

Esta catedral, de estilo gótico, se construyó en la Edad Media entre el siglo XII y el siglo XIII. Enteramente construida en ladrillo rojo, fue la causa de la propagación de este estilo en el Norte de Europa.

Aquí tienen sepultura la mayoría de los reyes y reinas de Dinamarca, y fue por esto adaptada a los gustos de los distintos tiempos hasta el siglo XX, mediante ampliaciones laterales menores: porches y capillas. Eso hace de esta catedral un friso cronológico de la evolución de la arquitectura de los edificios cristianos en la Europa del Norte.

A partir de 1413, los monarcas daneses se enterraron en esta catedral. En total, hay 20 reyes y 17 reinas, en cuatro diferentes capillas, en el corazón de la catedral, o también en tumbas exteriores.

La catedral de Roskilde fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.[1]

Historia

Las iglesias anteriores

La catedral de ladrillos actual tiene al menos tres antecesoras. La primera iglesia en el lugar era de madera y fue construida por el rey Harald Blåtand hacia 980, después de haber elegido a Roskilde como lugar de residencia. Harald fue sepultado en esta primera iglesia.

Ulf Thorgilsson, cuñado y hombre fuerte de Canuto el Grande, fue ejecutado por órdenes de éste en la Navidad de 1026. Aunque las fuentes se contradicen, algunas señalan que fue asesinado en el interior de la iglesia. Estrid Svendsdatter, esposa de Ulf y hermana de Canuto, exigió un wergeld (compensación). Con estos recursos se inició poco tiempo después la construcción de una iglesia de piedra, conocida como la catedral de la Trinidad. No se sabe la fecha de la fundación de la diócesis de Roskilde, pero fue antes de 1022, año en que se menciona por primera vez a un obispo de Roskilde, Gerbrand.

La construcción de la tercera iglesia –y segunda catedral– fue hecha con travertino, un material abundante en el fiordo de Roskilde. La inició el obispo Wilhelm entre 1060 y 1073 y la finalizó el obispo Svend Nordmand hacia 1080. La catedral tenía planta basilical, era de estilo románico y tenía dos torres en la fachada oeste. Al norte de levantó un monasterio de planta triangular. El obispo Arnold, sucesor de Svend, añadió una muralla al conjunto.

Con la terminación de la nueva catedral se buscó que ésta custodiara una reliquia santa. De acuerdo a la leyenda, dos canónigos viajaron a Roma con ese propósito. Al estar descansando del viaje, se les apareció San Lucio y les reveló que él era el elegido para ser el santo patrono de Roskilde hasta el fin de los tiempos. Al día siguiente, los canónigos fueron llevados a la basílica de Santa Cecilia en Trastevere para elegir una de las muchas reliquias allí presentes. Encontraron un cráneo que resplandecía, que resultó ser de San Lucio. En el regreso a Roskilde, en aguas del Gran Belt un demonio atacó el barco de los canónigos. Un milagro de San Lucio alejó al demonio e hizo caminar a un canónigo sobre las aguas. No se sabe el año en que la reliquia llegó a Roskilde, sólo el día, 25 de agosto, que durante el resto de la Edad Media fue fecha de celebración. La reliquia es mencionada por primera vez por Ælnoth, un monje de Odense, en una biografía de San Canuto de 1122. La presencia de una reliquia no pudo evitar que Lund ganara a Roskilde la sede de la primera archidiócesis nórdica en 1103 o 1104. Otra pieza de la época era una escultura de San Lucio entre dos torres, tallada en un colmillo de morsa.

La catedral actual

La catedral vista desde el Bispegården (sede obispal).

Poco tiempo después de iniciar su período al frente de la diócesis de Roskilde en 1157, el obispo Absalón decidió construir una nueva catedral románica alrededor de la del obispo Nordmand, que seguiría celebrando servicios el tiempo que durara la construcción. La nueva catedral fue planeada como un edificio de granito, pero finalmente sólo los cimientos fueron de ese material y para el resto se escogió ladrillo, cuya técnica de fabricación fue introducida por monjes en Dinamarca en 1160. Cuando Absalón dejó de ser obispo de Roskilde en 1191, sólo se habían terminado los dos niveles del ábside, las torres del coro y parte del transepto. El sucesor, Peder Sunesen, prefirió el nuevo estilo gótico francés e hizo cambios significativos en los planos, derribó las torres del coro y redujo el ancho del transepto. El coro se terminó e inauguró en 1225, los servicios pudieron celebrarse allí y la catedral de travertino fue demolida. Las obras de la nave continuaron durante los siguientes 55 años y estuvieron limitadas por la carencia de fondos, falta de kilns para ladrillos y los inviernos. Con excepción de las torres de la fachada principal, la catedral fue terminada en 1280. Entonces se iniciaron las obras del interior, que se retrasaron por un incendio en 1282 que destruyó también varias casas de los canónigos. Se añadieron varias capillas y en 1405 quedaron terminadas las dos torres.

La reina Margarita I falleció en 1412 y fue sepultada en su capilla familiar del monasterio de Sorø. Al año siguiente el obispo Peder Jensen Lodehat, en contra de la voluntad de los monjes de Sorø, llevó el cuerpo de la reina a la catedral de Roskilde. El rey Erico de Pomerania, sobrino nieto y sucesor de Margarita, le dedicó un precioso sarcófago y un suntuoso funeral que, de acuerdo al cronista germano Hermann Korner, duró tres días e incluyó al rey, varios nobles, al arzobispo de Lund y todos los obispos daneses, que realizaron obsequios a los 50 altares de la catedral. También por iniciativa de Erico de Pomerania se construyó la aguja del crucero, llamada la “aguja de Margarita”.

El 14 de mayo de 1443, un incendio destruyó la mayor parte de la ciudad. Los vidrios de la catedral se rompieron y la cubierta de plomo del techo se fundió. La catedral resultó muy dañada y no fue sino hasta 1463 que el obispo Oluf Mortensen la volvió a consagrar. Para ayudar con la reconstrucción, cada obispo del país expidió cartas de 40 días de indulgencia para los que contribuyeran con una parte de los costes. Es posible que también ayudara la decisión de Cristián I de construir su propia capilla funeraria en la catedral. Esta fue la capilla de los Reyes Magos, erigida en la década de 1460 y es, junto con el sarcófago de Margarita I y los restos de las iglesias anteriores, uno de los primeros enterramientos reales en la catedral.

La reforma protestante llegó en 1536 y fue un duro golpe para la catedral. El obispo Joachim Rønnow fue encarcelado y la diócesis de Roskilde abolida. Se creó la diócesis luterana de Selandia, cuya sede fue Copenhague y su primer obispo Peder Palladius, mientras que la catedral se convirtió en un simple templo de una congregación. La catedral padeció penurias económicas, pues cedió a la Corona todas sus propiedades, que en ese tiempo incluían una de cada cuatro granjas en Selandia y 30 fincas grandes. Entre sus objetos más preciosos que le confiscaron estaba una escultura de madera de San Lucio cubierta de oro y gemas.

A pesar de todo, la catedral continuó sirviendo como sitio de enterramiento de la familia real danesa. Cristián IV le otorgó grandes regalos: el retablo (entre 1555 y 1623), la tribuna real (ca. 1600), el púlpito (1610), una nueva capilla funeraria (1614), las dos agujas gemelas de las torres (1633) y un gran portal principal de arenisca en estilo renacentista (1635).

El 26 de febrero de 1658 se firmó en la catedral el Tratado de Roskilde, que ponía fin a la guerra entre Dinamarca y Suecia (1657-1658). Los suecos tomaron como botín el vestido dorado de Margarita I, que estaba colgado en un armario cerca del sarcófago. El vestido pasó a propiedad de la reina sueca Eduviges Leonor y en 1665 fue donado a la catedral de Uppsala.

En 1690 Cristián V ordenó trasladar el viejo coro católico para poder crear una cripta debajo de éste que sirviera como sepulcro de los hijos que tuvo con su amante Sophie Amalie Moth. Esto fue la causa de la posición actual del altar mayor.

En 1774 se inició la construcción de la capilla de Federico V, que ocasionó la destrucción de la capilla de Nuestra Señora. Por motivos financieros, la construcción se detuvo y sólo pudo concluirse en 1825. En 1806, la catedral subastó piezas de su inventario de la era católica. Entre ellas se encontraba un gran crucifijo, que fue vendido a un artesano local. Cuando éste puso el crucifijo al fuego, la cabeza de Jesús se partió y de su interior salió una pequeña cruz patriarcal de oro. Esta cruz contenía una astilla de madera, presuntamente una reliquia de la Vera Cruz. Fue adquirida inmediatamente por la Real Colección de Arte, antecesora del Museo Nacional de Dinamarca.

En 1871 se decidió reemplazar el portal principal, de estilo renacentista, por uno de apariencia más antigua que quedara más acorde con el estilo del exterior de la catedral. El portal anterior fue donado a la iglesia de Holmen, en Copenhague. El nuevo portal, después de recibir críticas, tuvo que ser modificado parcialmente.

La construcción de la cuarta capilla real comenzó en 1915 y, poco antes de su conclusión en 1924, Roskilde fue nuevamente convertida en sede de una diócesis. El 27 de agosto de 1968, cuando casi habían terminado las obras de restauración de la aguja de Margarita I, ésta se incendió y amenazó con desplomarse sobre el coro. La situación fue controlada por protección civil y el Ministerio de Defensa. En 1985 se inauguró el sepulcro de Federico IX, el primero en construirse fuera de la catedral.

La puerta de roble del portal principal fue reemplazada en 2010 por una puerta de bronce del artista Peter Brandes. En 2013 se ralizaron modificaciones y remodelaciones en el interior de la iglesia para acomodar lo que será la tumba de la reina Margarita II y su consorte Enrique de Laborde de Monpezat. El doble sarcófago fue diseñado por Bjørn Nørgaard y un modelo se exhibe en el interior de la catedral.

Other Languages