Catedral de Pamplona (España)

Catedral de Pamplona
Bien de interés cultural RI-51-0000755 desde el 3 de junio de 1931[1]
Fachada catedral de pamplona.jpg
Localización
PaísBandera de España España
UbicaciónPamplona, EspañaFlag of Spain.svg España
Coordenadas42°49′11″N 1°38′27″O / 42°49′11″N 1°38′27″O / -1.640812
Uso
TipoCatedral
AdvocaciónSanta María la Real
CultoIglesia católica
DiócesisArchidiócesis de Pamplona y Tudela
OrdenClero secular
Arquitectura
ConstrucciónIglesia (1394-1501), fachada (1784-1805)
EstiloIglesia gótica, fachada neoclásica
Identificador como monumentoRI-51-0000755
Catedral de Pamplona
Vista del interior del templo.

La Catedral Metropolitana de Santa María la Real, situada en la ciudad de Pamplona (Comunidad Foral de Navarra, España), sede de la Archidiócesis de Pamplona y Tudela, es un conjunto arquitectónico eclesiástico único, por tratarse del complejo catedralicio más completo que se conserva en España. Presenta las edificaciones habituales en otras catedrales como iglesia, claustro y sacristías, pero además conserva la cillería, refectorio, sala capitular y dormitorio, que son más propias de la vida común a la que estaba sujeto su cabildo y que a lo largo de los siglos se han ido derribando en otras catedrales españolas.[3]

Destacan en este conjunto de edificios; el claustro, que está considerado una maravilla del arte gótico europeo y desde luego el mejor claustro del siglo XIV;[6]

Caminos de Santiago de Compostela: Camino Francés y Caminos del Norte de España (Catedral de Santa María la Real de Pamplona)
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
Maqueta catedral pamplona.jpg
Maqueta del conjunto catedralicio de Pamplona
EspañaLoc.svg
Catedral de Santa María la Real de Pamplona
PaísEspañaFlag of Spain.svg España
Datos generales
TipoCultural
Criteriosii, iv, vi
Identificación669-185
RegiónEuropa y América del Norte
Inscripción1993 (XVII sesión)
Sitio web oficial

Orígenes

Lienzo que representa la talla románica de Santa María la Real de Pamplona, titular de la sede pamplonesa.

La edificación actual ocupa una extensa área en el Casco Antiguo de la ciudad, concretamente en la parte más alta de la Navarrería. Esta es la zona de Pamplona donde se han encontrado los restos arqueológicos más antiguos, datados en la Primera Edad del Hierro. Sobre este mismo emplazamiento se situaba el núcleo principal de la ciudad romana, del que se han hallado numerosos restos en las diferentes excavaciones arqueológicas realizadas dentro y fuera del edificio, que demuestran que el lugar que ocupa el templo correspondía con la encrucijada del cardo y decumano, las dos calles que representaban el centro neurálgico de toda ciudad romana.

La primera vez que se tiene constancia de la iglesia de Pamplona es en el año 589, en un documento en el que se menciona al obispo de dicha ciudad en el Concilio tercero de Toledo,[7]​ y si existía un obispo, tenía que tener una cátedra y por tanto existía una catedral. Sin embargo, la primera prueba física de la existencia de una edificación eclesiástica en dicho lugar se encontró insertada en los cimientos de la edificación románica, y es un capitel labrado por tres de sus caras, fechado en el siglo ix o x, lo que corroboraría la existencia de una iglesia por esas fechas.

En 924 había una célebre iglesia[9]

Durante el final del siglo xiii y la primera mitad del xiv, se construyó el nuevo claustro en estilo gótico, y a lo largo del siglo xiv se levantaron algunas edificaciones también góticas como la capilla Barbazana y el refectorio. El 1 de julio de 1390,[b]​ Tras este suceso, se comenzó rápidamente a construir una nueva iglesia, esta vez como el resto de las edificaciones que se habían llevado a cabo en el siglo anterior como el claustro, en estilo gótico.

Diferentes intervenciones se efectuaron en los siguientes siglos en todo el conjunto, siendo la más destacable la sustitución de la fachada románica por una neoclásica a finales del siglo xviii.

Catedral románica

En blanco, la planta de la construcción románica y en negro, la actual gótica.

Esta edificación levantada a principios del siglo xii, entre 1100 y 1127, era de grandes dimensiones (70 metros de largo por 50 de ancho),[c]​ Estaba magníficamente labrada y constaba de tres naves, una central y dos laterales, que tenían una anchura algo menor a las actuales. De hecho, la planta de dicha catedral viene a coincidir en gran medida con la que se levantaría siglos después en estilo gótico. Constaba de tres ábsides, siendo el central semicircular al interior y poligonal al exterior, y los laterales semicirculares en ambos casos. Es muy peculiar la gran distancia que hay entre los ábsides laterales y el central. Bajo el ábside lateral derecho se halló una cripta de tres naves sostenidas por columnas exentas y adosadas y con un altar.

Capitel románico de la cillería.

En las siguientes décadas se construyeron en estilo románico diferentes edificaciones del conjunto, como la capilla de San Jesucristo, que pertenecería al palacio Real y Episcopal, la cillería y también el claustro (desmantelado a finales del siglo xiii para sustituirlo el actual gótico),[d]​ del que solo se conservan algunos de sus magníficos capiteles en el Museo de Navarra.

La fachada de dicha edificación se mantuvo en pie hasta su desmantelamiento en el siglo xviii cuando se levantó la actual neoclásica. De ella solo se conservan algunos capiteles y tallas de figuras humanas, así como el dibujo de su planta, realizado en el plano del proyecto de la nueva edificación. Se sabe por diferentes documentos que poseía dos torres, la sur de altura similar a la nave central, y la norte, de mayor porte y coronada con un chapitel, por lo que se referían a ella como «la torre». En ella se albergaban las campanas litúrgicas.

En las excavaciones llevadas a cabo en el interior de la iglesia en los años 90, se encontraron los cimientos de la fábrica románica, así como la cripta, por lo que sabemos exactamente las dimensiones y distribución de la misma. Además de estos, los únicos restos románicos que se conservan in situ son la citada capilla de San Jesucristo, restos bajo las sacristías y la cillería con sus torres y su antigua puerta de acceso (parcialmente reconstruida). En unas recientes investigaciones se han encontrado restos románicos bajo las sacristías, así como restos de un palacio de la misma época en el lado sur del claustro.[12]

Other Languages