Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles


Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles
Cathedral of Our Lady of Angels (from plaza), Los Angeles.JPG
Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles.
Tipo Catedral
Advocación Nuestra Señora la Reina de los Ángeles de Porciúncula
Ubicación Los Ángeles, California, Flag of the United States.svg  Estados Unidos
Coordenadas 34°03′30″N 118°14′45″O / 34°03′30″N 118°14′45″O / -118.24583333333
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Arquidiócesis de Los Ángeles
Arquitectura
Construcción 1998- 2002
Arquitecto Rafael Moneo
Estilo arquitectónico Arquitectura moderna, deconstructivismo
www.olacathedral.org
[ editar datos en Wikidata]

La catedral de Nuestra Señora de los Ángeles (Cathedral of Our Lady of the Angels en inglés), obra de Rafael Moneo, es una catedral católica en la ciudad de Los Ángeles en Estados Unidos. Es la iglesia principal de la arquidiócesis de Los Ángeles y la sede de S.E. José H. Gómez, Arzobispo de Los Ángeles.

La Catedral reemplaza a una catedral anterior y de menor tamaño, la Catedral de Santa Vibiana, que fue dañada seriamente en el Terremoto de Northridge de 1994. Se estimó que las diversas reparaciones sobrepasarían los 180 millones de dólares. La diócesis concluyó que sería más apropiado construir una catedral nueva. El costo de una nueva catedral estimado por la Iglesia era de 150 millones, pero las contribuciones fueron más de lo que esperaban y todas las previsiones de la Iglesia se vieron sobrepasadas y el costo total fue 189.7 millones. Varios miembros de la religión católica no estuvieron de acuerdo con el nuevo diseño moderno para la catedral o en crear una iglesia nueva en total.

La catedral ocupa un área de 23.000 m² (5.6 acres) en la esquina de Temple y Grand Avenue en el Centro de Los Ángeles junto a la autopista 101. La dedicación tuvo lugar el 2 de septiembre de 2002. Juan Pablo II nombró al cardenal James Francis Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, enviado especial para la Dedicación de la nueva catedral. Fue diseñada por el arquitecto español Rafael Moneo.

La Iglesia de doce pisos de altura puede acomodar a más de 3.000 peregrinos, tiene una plaza de 10,000 m² (2.5 acres), varios jardines y cascadas de agua. Posee también un Centro de Conferencias, una residencia para los obispos y una para el Cardenal Roger Mahony.

Historia

Antecedentes: La antigua catedral de Santa Vibiana

La antigua catedral de Santa Vibiana en el año 1885.

Los primeros planes para construir una catedral católica en la ciudad de Los Ángeles se remontan al año 1859. La primera catedral, diseñada por el arquitecto Ezra F. Kysor, se levantó entre las calles 1st Street y 2nd Street y se dedicó a Santa Vibiana en 1876, en unos terrenos cedidos a la Iglesia por Amiel Cavalier.[2]

Pronto se vio el hecho de que la catedral se había quedado demasiado pequeña para las necesidades de la arquidiócesis,[4]

En 1994 el terremoto de Northridge dañó seriamente el templo, que ya había sufrido deterioros a causa de varios temblores anteriores; y un estudio sísmico decretó que la catedral era insegura. Por este motivo, en mayo de 1995 se clausuró para ser derribada y construir en ese mismo lugar un nuevo templo.[4]

Planificación y construcción de la nueva catedral

La propuesta de derribo de la catedral de Santa Vibiana hizo que algunos conservacionistas del patrimonio histórico interviniesen y exigiesen que el antiguo edificio fuera conservado como parte de la nueva catedral. Los ingenieros de la arquidiócesis determinaron que la opción de mantener la estructura del edificio era imposible de considerar, ya que carecía de cimientos y muros reforzados contra movimientos sísmicos. Se estimó también que el coste de salvar el armazón sería de unos 18 o 20 millones de dólares, cantidad que nadie iba a donar para ello;[2]

Finalmente la arquidiócesis anunció el 22 de julio de 1996 que se buscaría otro emplazamiento para construir la nueva catedral. Dos meses más tarde, la junta asesora de la catedral se reunió con Rafael Moneo, el arquitecto español que se encargaría del diseño del templo, para examinar ocho posibles lugares candidatos, la mayoría de ellos en el centro de Los Ángeles. Tras recorrer los distintos emplazamientos se decidió por el terreno delimitado por Temple Street, Grand Avenue, Hill Street y la autopista de Hollywood. Hasta ese momento el propietario del terreno era el Condado de Los Ángeles, que lo había estado usando como aparcamiento, y estuvo de acuerdo en venderlo a la arquidiócesis. La venta se formalizó el 23 de diciembre de 1996 con una cuantía de 10,85 millones de dólares.[1]

Consagración del templo actual

Other Languages