Catedral de Magdeburgo

La catedral
Vista posterior de la catedral en invierno.

La Catedral de Magdeburgo, oficialmente catedral de los santos Mauricio y Catalina (en alemán, Magdeburger Dom; Dom zu Magdeburg St. Mauritius und Katharina), fue una de las primeras catedrales góticas de Alemania. Con una altura de sus torres de 99,25 y 100,98 m, respectivamente, es una de las catedrales más altas en la antigua República Democrática Alemana. La catedral se encuentra en la ciudad de Magdeburgo, capital del estado federado de Sajonia-Anhalt, en Alemania, y en ella se halla también la tumba de Otón I de Alemania.

La primera iglesia construida en el año 937 sobre la localización de la actual catedral fue la abadía de San Mauricio, dedicada a San Mauricio. Las obras de construcción de la actual catedral duraron algo más de 300 años, desde el inicio en 1209 hasta la finalización de los capiteles en 1520. A pesar de haber sido saqueada en diversas ocasiones, es rica en arte, que abarca desde la Edad Media hasta el Arte contemporáneo.

Historia

Construcción primitiva

Tumba de Otón el Grande, primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.
Imagen de San Mauricio en la catedral.

La primera iglesia, fundada el 21 de septiembre de 937 en la misma localización que la actual catedral, fue la abadía de San Mauricio (St. Moritz), dedicada a San Mauricio y financiada por el emperador Otón I el Grande, quien promovió grandes obras que ahora se engloban en la llamada arquitectura otoniana. Otón quiso demostrar su poder político tras la victoria en la Batalla de Lechfeld en 955 y ordenó la construcción aún antes de su coronación como Emperador en 962. Además, para apoyar su candidatura como sucesor del emperador del Imperio Romano de Occidente (Weströmisches Reich), obtuvo un gran número de antigüedades, como por ejemplo pilares para ser usados en la construcción del templo. Muchas de aquellas antigüedades fueron posteriormente utilizadas para edificar el segundo templo en 1209. Lo más probable es que la iglesia primitiva tuviera una nave con cuatro capillas laterales, una anchura de 41 m y una longitud de 80 m. La altura se estima superior a los 60 m.

La esposa de Otón, la reina Edith, fue sepultada en el templo tras su muerte en 946. El templo fue ampliado en 955. A partir de aquel momento, el templo pasó a ser una catedral. En 968, el emperador Otón eligió Magdeburgo como sede de una archidiócesis, el arzobispado de Magdeburgo, con Adalberto de Tréveris como arzobispo, aun cuando la ciudad no se encontraba en el centro del reino, sino en la frontera oriental. Los motivos para esta decisión hay que buscarlos en la intención de ampliar el reino y la cristiandad hacia el este, hacia lo que actualmente es Eslovaquia. Sin embargo, este plan no pudo llevarse a cabo, ya que el emperador murió en 973 en la ciudad de Memleben, siendo sepultado en la catedral junto a su esposa.

La catedral de San Mauricio fue destruida por completo durante un incendio de la ciudad el Viernes Santo de 1207. Todo excepto el ala sur del claustro fue arrasado por las llamas. El arzobispo Albrecht II von Kefernburg decidió derribar los muros que se mantenían en pie y construir una nueva catedral, a pesar de la oposición de parte de la población de la ciudad. Tan sólo el muro sur del claustro fue respetado y aún hoy continúa formando parte de la actual catedral. La localización exacta del antiguo templo fue desconocida durante muchos años hasta que los cimientos fueron encontrados en mayo de 2003, revelando las medidas de la anterior catedral. La vieja cripta ha sido excavada y puede ser visitada por el público.

La plaza frente a la catedral, normalmente llamada "la nueva plaza del mercado" (Neuer Markt), estaba ocupada por un palacio imperial que fue destruido por el fuego en 1207. Las piedras de las ruinas se utilizaron para construir la catedral. Los presuntos restos del palacio fueron excavados en la década de 1960.

Construcción del actual edificio

Plano de la catedral de Magdeburgo.
Corte transversal de la catedral.

Debido a que el arzobispo Albrecht von Kefernburg había estudiado en Francia e Italia, tenía conocimiento de la nueva arquitectura gótica que se desarrollaba en Francia, pero que aún era totalmente desconocida en Alemania, lo que le llevó a construir la nueva catedral en el nuevo estilo francés. Los constructores y obreros no conocían este nuevo estilo, lo que supuso un inconveniente para su construcción, ya que tuvieron que aprenderlo de forma lenta y progresiva. La construcción del coro empezó en 1209, tan sólo dos años después del incendio que arrasó la primera catedral. Por lo tanto, el coro fue construido aún en estilo románico, usando inicialmente bóvedas de arista combinadas con elementos góticos.

La influencia del gótico aumentó sobre todo entre 1235 y 1260 bajo el mandato del arzobispo Wilbrand. Dado que la construcción fue supervisada por numerosas personas en el transcurso de 300 años, se produjeron numerosos cambios sobre el plan original, y el tamaño de la catedral aumentó considerablemente. Los habitantes de Magdeburgo no estuvieron siempre felices con estas decisiones, puesto que debían costear la construcción. En algunas ocasiones, muros o pilares ya construidos eran derribados para cumplir con los deseos del supervisor al cargo en aquel momento.

La construcción se detuvo en 1274. En 1325 el arzobispo Burchard III von Schraplau fue asesinado por los ciudadanos de Magdeburgo a causa de los elevados impuestos. La tradición dice que lo que provocó la ira fue el impuesto sobre la cerveza. Tras esto la ciudad fue castigada y la construcción de la catedral sólo pudo ser retomada tras la donación de cinco altares como expiación. La construcción estuvo supervisada por el arzobispo Otto von Hesse, quien fue capaz de concluir el interior del templo y de abrir formalmente la catedral en 1363 con unas celebraciones de una semana de duración. La catedral fue dedicada no sólo a San Mauricio como la anterior, sino también a Santa Catalina.

En 1360, las obras pararon de nuevo tras cubrir provisionalmente las partes inacabadas. En 1477 la construcción se volvió a reanudar bajo la supervisión del arzobispo Ernst von Sachsen, incluyendo la construcción de las dos torres. Las torres fueron construidas por el maestro Bastian Binder, el único maestro de la catedral del que se conoce su nombre. La construcción de la catedral se completó en 1520 con la colocación de la cruz ornamental en la torre norte.

La Reforma protestante, las Guerras de religión y la invasión napoleónica

Tres de las cinco vírgenes sabias mostrando su alegría.
Tres de las cinco vírgenes necias mostrando su desconsuelo.

El 31 de octubre de 1517, Martín Lutero fijó sobre la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg, en Alemania, sus 95 tesis, con lo que empezó la Reforma protestante. Lutero predicó en Magdeburgo en 1524 y esto provocó que numerosas iglesias de la ciudad se convirtieran al protestantismo. La impopularidad del arzobispo Albrecht von Brandenburg contribuyó a la propagación de la nueva corriente religiosa en la ciudad, y tras su muerte en Maguncia en 1545 no hubo sucesor en la sede. Magdeburgo se convirtió en un centro líder de la Reforma, lo que provocó que el Emperador Carlos V la declarara proscrita. La Iglesia católica decidió guardar los tesoros de la catedral en Aschaffenburg para resguardarlos de una posible destrucción por los luteranos. Sin embargo, el tesoro se perdió finalmente a manos de las tropas suecas durante los enfrentamientos de la Guerra de los Treinta Años. Los sacerdotes de la catedral también se convirtieron al protestantismo y el primer domingo de Adviento de 1567 se celebró el primer culto protestante en la catedral.

Durante la Guerra de los Treinta años ( 1618- 1648), la ciudad fue asaltada y tan sólo 4000 ciudadanos lograron sobrevivir a la serie de asesinatos, violaciones y saqueos a los que fue sometida la ciudad ( Saqueo de Magdeburgo) gracias a que solicitaron refugio en el interior del templo. El pastor principal, Reinhard Bakes, suplicó por la vida de sus fieles a Johann Tserclaes, conde de Tilly. La catedral sobrevivió a los incendios que sufrió la ciudad y fue dedicada nuevamente al culto católico. Sin embargo, tras la salida de Magdeburgo de las tropas católicas del conde de Tilly, la catedral fue saqueada y las coloridas vidrieras destruidas. La ciudad de Magdeburgo perdió 20 000 ciudadanos durante la guerra, que acabó con tan sólo 400 habitantes. La ciudad pasó a formar parte de Brandeburgo y fue transformada en una fortaleza.

En 1806 Magdeburgo cayó en manos de Napoleón y la catedral fue usada como almacén, establo de caballos y corral de ovejas. La ocupación francesa terminó en 1814, y entre 1826 y 1834 Federico Guillermo III de Prusia financió las tan necesarias reparaciones y reconstrucción de la catedral. Las vidrieras fueron todas repuestas en 1900.

El siglo XX

Fachada principal de la catedral.

La catedral no recibió daño alguno durante la Primera Guerra Mundial, pero los frecuentes bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial destruyeron nuevamente las vidrieras. Durante el intensísimo bombardeo del 16 de enero de 1945, una bomba cayó sobre la parte occidental de la catedral, derrumbando un muro y destruyendo el órgano y otras partes del edificio. Afortunadamente las brigadas antiincendios lograron controlar y extinguir el incendio antes de que dañara las estructuras del tejado, por lo que los daños sufridos sólo fueron moderados. La catedral fue abierta de nuevo en 1955 y en 1969 se instaló en un lugar distinto al anterior el nuevo órgano, de menores dimensiones.

Al crearse el estado comunista de la República Democrática Alemana en 1949, la ciudad pasó a la esfera de influencia soviética. Los líderes comunistas intentaron suprimir la religión por considerarla una amenaza para el sistema. Sin embargo, la religión no pudo ser erradicada y a partir de 1983 se recitaban semanalmente oraciones por la paz frente del Magdeburger Ehrenmal, una escultura de Ernst Barlach. Esto condujo a las famosas Manifestaciones de los Lunes en 1989 en Leipzig y Magdeburgo, que jugaron un importante rol en la posterior unificación de Alemania.

En 1983 el gobierno de la R.D.A. comenzó unas obras de reconstrucción y ya en 1990 se colocó por primera vez en una catedral de la Alemania del Este una instalación de energía solar fotovoltaica para proporcionar energía a la misma catedral o incluso a la red general. La potencia instalada asciende a 418 vatios. En 2004 terminó una recolecta de fondos que empezó en 1997 para un nuevo órgano, habiéndose recaudado 2 millones de euros. La construcción del nuevo órgano de 36 toneladas de peso se encargó a una empresa de Potsdam, y cuenta con 93 registros y aproximadamente 5000 tubos. Según el plan previsto, el órgano debería haber sido terminado en 2007 y podría ser utilizado en 2008.

El Magdeburger Ehrenmal es de nuevo el punto de inicio de numerosas manifestaciones de los lunes, aunque en esta ocasión estas manifestaciones tienen como propósito luchar contra las reformas sociales del gobierno que intentan reducir el gasto social. Sin embargo, dichas manifestaciones son de una escala mucho menor si las comparamos con las que se organizaban en 1989 y suelen tener un carácter propagandístico.

Other Languages