Catedral de Málaga

Catedral de la Encarnación
Bien de Interés Cultural, Monumento[1]
(según declaración de 3 de junio de 1931)

Maxim.Fotos - Málaga de noche 1.jpg
Vista de la torre norte y fachada principal de la catedral.

Catedral de Málaga ubicada en Provincia de Málaga
Catedral de Málaga
Catedral de Málaga
Catedral de Málaga (Provincia de Málaga)
Tipo Catedral
Ubicación Bandera-Malaga.jpg Málaga,
Flag of Andalucía.svg  Andalucía,
Flag of Spain.svg  España
Coordenadas 36°43′12″N 4°25′12″O / 36.720042, 36°43′12″N 4°25′12″O / -4.42012
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Málaga
Arquitectura
Construcción 1528 - 1782
Estilo arquitectónico Renacimiento.
Identificador como monumento RI-51-0000728
Año de inscripción 1931
[ editar datos en Wikidata]

La Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación es la catedral de Málaga, España. Situada enfrente de la plaza del Obispo, el templo es considerado una de las joyas renacentistas más valiosas de Andalucía. Se encuentra dentro de los límites que marcaba la desaparecida muralla árabe sobre el solar de la primitiva mezquita aljama, el lugar donde los Reyes Católicos Isabel y Fernando ordenaron erigir un templo cristiano a los pocos días de conquistar la ciudad en 1487.

Su proceso constructivo comenzó 1528 y finalizó en 1782 aunque de forma inconclusa. Las originarias trazas, de estilo Gótico, derivaron en un proyecto renacentista en cuyos planos participaron Diego de Siloé y Andrés de Vandelvira. La catedral es una síntesis de estilos arquitectónicos entre los que prevalece el Renacimiento sobre el primer Gótico de la antigua fábrica y los elementos barrocos añadidos desde principios del siglo XVIII.

Historia

La Iglesia Catedral de la Encarnación de Málaga se comienza a construir en el año 1528 sobre el solar de la antigua Mezquita Mayor o Mezquita Alhama. Parece ser que el afamado arquitecto Enrique Egas, venido desde Toledo en compañía del maestro cantero Pedro López ya emite un primer informe en el año 1528 sobre sus trazas, tres años después de que el cabildo decidiera erigir un nuevo templo, siendo el mismo Pedro López, el encargado de dirigir las obras de la cabecera, diseñada por uno de los grandes maestros de la época, Diego de Siloé.

Después de un período de inactividad, el cabildo hace venir en 1549 a Andrés de Vandelvira, pasando el encargo al año siguiente a manos de Hernán Ruiz II, grandes exponentes ambos de la arquitectura renacentista en Andalucía; y luego a Diego de Vergara, maestro formado en Italia, y a su hijo de igual nombre; quienes trabajan en esta catedral hasta casi el final del siglo XVI. Así, por estas fechas ya estaban en pie la cabecera y la sacristía, y puede decirse que hasta entonces habían intervenido en el magno proyecto en mayor o menor grado todos los grandes maestros del Renacimiento andaluz.

La Catedral fue consagrada el 3 de agosto de 1588. El Papa Bto. Pío IX declaró la catedral Basílica menor el 13 de marzo de 1855.[2] Por lo que es uno de los tres templos de la ciudad que cuentan con este título, junto a la Basílica de la Esperanza ( 1998) y al Santuario de la Victoria ( 2007).

Catedral inconclusa

Este enorme templo durante toda su edificación se vio envuelto en constantes vicisitudes e interrupciones hasta bien entrado el siglo XVIII cuando, en 1782 y con una de las torres de la fachada principal y numerosos elementos decorativos sin acabar, se puso fin a un largo proceso constructivo. Se cree que el dinero destinado a la finalización de la torre sur se utilizó para ayudar a los Estados Unidos durante su independencia,[3] como se indica en una placa en la base de la torre, aunque investigaciones de registros deducen que el dinero se empleó en el acondicionamiento del Camino de Antequera.

El debate sobre la finalización de la Catedral sigue vigente, debido a que además de la inexistencia de su segunda torre por la cual la catedral ha tomado el apodo de La Manquita,[15]

Other Languages