Catedral de Brunswick

Catedral de Brunswick con el León de Brunswick.

La Catedral de Brunswick (en alemán, Dom St. Blasii (et Johannis), lit. en español, Iglesia Colegiata de los Santos Blas y Juan Bautista) es una importante iglesia luterana en la Ciudad de Braunschweig (Brunswick), Alemania.

La iglesia recibe la denominación de Dom, en un sinécdoque en alemán —pars pro toto— utilizada para catedrales y colegiatas indistintamente, muy similar al Duomo italiano, que aquí es traducido imperfectamente como catedral. En la actualidad es propiedad y es utilizada por una congregación de la Iglesia Evangélica Luterana del Estado de Brunswick.

Historia

Enrique el León estableció la fundación original como iglesia colegiata, construida entre 1173 y 1195. Entre las piezas más importantes que se muestran en la iglesia se encuentra el crucifijo del maestro Imervard con fecha en la segunda mitad del siglo XII y uno de los pocos grandes candelabros de bronce de siete brazos existentes, de los años en torno a la década de 1170.

La construcción de la iglesia fue interrumpida varias veces durante los diferentes exilios de Enrique el León, así que él y su consorte, la Duquesa Matilde de Sajonia, están ambos enterrados en una catedral inacabada. Sus estatuas de piedra caliza en sus tumbas en la nave central son una representación idealizada realizada por una generación después de su muerte, entre 1230 y 1240. La catedral fue consagrada el 29 de diciembre de 1226, dedicada a los Santos Blas, Juan el Bautista y Thomas Becket. En 1543, durante el periodo de la Reforma Protestante, la Ciudad de Brunswick, en oposición al duque Enrique V de Brunswick-Wolfenbüttel, se unió a la Liga Esmalcalda, y la iglesia pasó a uso Luterano. Su estructura colegial fue disuelta.

La Catedral es también el lugar de enterramiento del emperador Otón IV del Sacro Imperio Romano Germánico (1175/76-1218) y Carolina de Brunswick, reina consorte del rey Jorge IV del Reino Unido.