Castro de Doña Palla

El Castro de Doña Palla es un enclave prerromano situado en el núcleo de Peñaullán ( Pravia).

Historia del asentamiento

Estudios arqueológicos ponen de manifiesto que se trata de un enclave prerromano muy importante que, por su situación estratégica, también fue utilizado durante la época medieval. Hubo una torre, la torre de Doña Urraca que coronaba el castro.

El Castro de Doña Palla, toma el nombre de la noble señora del siglo XI, gobernadora de Pravia, Pelaya o Paya Ordóñez, llamada Doña Palla, hija del infante Ordoño Ramírez «el Ciego», esposa del magnate asturiano Bermudo Armentáriz.[1] El matrimonio pasaron su Corte y palacio en el margen del río que se encuentra frente a Santianes.

Desde el año 2001 el Ayuntamiento de Pravia posee una parte de esta ladera, estando pendiente la ejecución de un proyecto global de protección, adecuación y puesta en valor del monumento.

Other Languages