Caso de corrupción en la FIFA

Caso de corrupción en la FIFA
Baur au Lac ZH.JPG
Hotel Baur au Lac, Zúrich, donde siete funcionarios de la FIFA fueron arrestados en relación con los cargos que se les imputan.
DenominaciónFederación Internacional del Fútbol Asociado
Fecha(s)2015 - 2016
LugarZúrich, Flag of Switzerland (Pantone).svg Suiza
Tipodeportivo, corporativo y delitos económicos
JurisdicciónFBI
Causa(s)soborno, fraude, corrupción
PartesVéase Involucrados
[editar datos en Wikidata]

El caso de corrupción en la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado), también denominado en el ámbito mediático como FIFA Gate, es un escándalo deportivo y corporativo a la vez y un caso judicial conocido el 27 de mayo de 2015, luego de que las autoridades suizas irrumpieran sorpresivamente en un hotel de Zúrich (Suiza) como resultado de años de numerosas investigaciones de casos de corrupción en los que el máximo ente del fútbol mundial se ha visto involucrado[1]​. Los cargos por los que se les acusa incluyen soborno, fraude y lavado de dinero.

La investigación penal que lleva a cabo la Fiscalía de Nueva York versa sobre la atribución de derechos mediáticos y de derechos de mercadotecnia y de patrocinio para Estados Unidos y América del Sur de competiciones organizadas por la FIFA.[2]

Catorce personas, entre ellas nueve asociadas con el órgano rector del fútbol mundial, fueron acusadas en mayo de 2015, en conexión con una investigación de la Oficina Federal estadounidense de Investigaciones (FBI) de fraude, crimen organizado y lavado de dinero que ha durado varios años. Siete funcionarios de la FIFA fueron arrestados en el Hotel Baur au Lac en Zúrich el 27 de mayo; se preparaban para asistir al 65.º Congreso de la FIFA, dentro de cuyo programa figuraba la elección del presidente de la FIFA[3]

Desarrollo

Investigaciones previas

El FBI había empezado las investigaciones en 2011, investigando presuntas causas de 1991 a la fecha.

La primera investigación fue iniciada por una fiscalía de Nueva York, por el supuesto pago de sobornos por más de cien millones de dólares a dirigentes de la FIFA a cambio de que ciertas firmas recibieran los derechos de transmisión, publicidad y auspicio de torneos futbolísticos en EEUU, América Latina y el Caribe, aunque se presume que hay actos de corrupción desde hace más de 24 años.

La segunda investigación judicial es dirigida por el Ministerio Público de Suiza, a la cual le dio inició el pasado noviembre a petición de la propia FIFA por sospechas de gestión desleal en la compra de votos y lavado de dinero en relación con la elección de las sedes de las Copas del Mundo de 2018 en Rusia y 2022 en Catar y a pesar del conflicto no habrá reedición en las votaciones.

Acusaciones

El centro de detenciones sobre la supuesta utilización de cohecho, fraude y lavado de dinero, para corromper a la apertura de los medios de comunicación y los derechos de comercialización de los juegos de la FIFA en América, que se estima en $ 150 millones,[7]

Chuck Blazer, ex funcionario de fútbol de la CONCACAF, ha proporcionado ayuda a la investigación, después de su declaración de culpabilidad en secreto, en un caso de 2013 en la corte.[8]

También se investigan los antecedentes de soborno, pagado a los dirigentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), para asegurar los derechos de televisación, de las próximas cuatro versiones de la Copa América, incluyendo la realizada en Chile durante 2015. La empresa Datisa (de la que participaban en partes iguales las empresas Torneos, cuyo CEO era Alejandro Burzaco, Traffic, de José Hawilla, y Full Play, de Hugo y Mariano Jinkis), habría realizado pagos por un total de 100 millones de dólares en 2013, entregando 3 millones al presidente de la CONMEBOL y a los presidentes de las asociaciones de Brasil y de Argentina; 1,5 millones a cada uno, de los otros siete presidentes de las federaciones de la confederación, y 500 mil dólares, para otros once oficiales de la CONMEBOL.[11]

En noviembre de 2015, Sergio Jadue tras renunciar a la presidencia de la ANFP (Federación de Chile), viajó y se instaló a vivir en Miami, Estados Unidos, por un acuerdo con el FBI, para colaborar con las investigaciones de corrupción. Jadue se declaró culpable de los cargos, por lo cual, obtendría una rebaja en la condena.[13]

Renuncia de Blatter

Debido a los escándalos, en los que se ha visto involucrada la FIFA, durante los últimos años, el suizo Joseph Blatter renunció y dejó su puesto a disposición, con el argumento de que se necesitan, emprender nuevas reformas. Sus palabras fueron:

«Si bien tengo el mandato de los miembros de la FIFA, no siento que tenga el mandato de todo el mundo del fútbol, los fans, los jugadores, los clubes, la gente que vive, respira y ama el fútbol, como todos lo hacemos en la FIFA».

Algunas de las asociaciones de la FIFA, como la CAF y la AFC, le mantuvieron el apoyo, mientras que algunas empresas patrocinadoras como Coca-Cola, Budweiser y Visa, tuvieron una postura a favor, de la renuncia por parte de Blatter, ya que sólo así se lograría un verdadero cambio, en el mundo del fútbol.[14]

Other Languages