Casimiro Barello

Casimiro Barello Morello ( Cavagnolo ( Turín), 31 de enero de 1857 - Alcoy ( Alicante), 9 de marzo de 1884) fue un peregrino italiano que, iluminado por la Virgen, dejó todo lo que tenía e inició un largo camino por Europa para con su ejemplo, dar a conocer al Señor.

Hijo de labradores, a la muerte de su madre disminuyó su fervor religioso, por lo que en varias ocasiones se le apareció la Virgen alentándole en la práctica de las virtudes.

Posteriormente se retiró a un desierto donde comenzó una vida áspera y de contemplación.

Un día sintió una fuerza sobrenatural, viendo a Jesús que le animó a salir peregrinando por todo el mundo.

Con los pies descalzos, cabeza descubierta y vistiendo una túnica ceñida al cuerpo por una cuerda, recorrió varios pueblos de Italia y España, predicando en todas partes con su ejemplo.

Se le tomaba por loco o peligroso. Llegó incluso a ser encarcelado, cosa que no le preocupaba porque decía saber estar allí encerrado por voluntad de Dios.

Terminó su peregrinación en Alcoy. Llegó a esta ciudad el 23 de febrero de 1884 y murió el 9 de marzo del mismo año, a la temprana edad de 27 años.

Sorprendentemente, la noticia de la muerte de este mendigo extranjero hizo que Alcoy se llenara de gente venida de toda España.

Sus restos se guardan en la iglesia de San Jorge, patrón de Alcoy.

Casimiro Barello es considerado Venerable por la Iglesia Católica, desde el año 2002.

Other Languages