Casimiro Barello

Casimiro Barello Morello ( Cavagnolo ( Turín), 31 de enero de 1857 - Alcoy ( Alicante), 9 de marzo de 1884) fue un peregrino italiano que, iluminado por la Virgen, dejó todo lo que tenía e inició un largo camino por Europa para con su ejemplo, dar a conocer al Señor.

Hijo de labradores, a la muerte de su madre disminuyó su fervor religioso, por lo que en varias ocasiones se le apareció la Virgen alentándole en la práctica de las virtudes.

Posteriormente se retiró a un desierto donde comenzó una vida áspera y de contemplación.

Un día sintió una fuerza sobrenatural, viendo a Jesús que le animó a salir peregrinando por todo el mundo.

Con los pies descalzos, cabeza descubierta y vistiendo una túnica ceñida al cuerpo por una cuerda, recorrió varios pueblos de Italia y España, predicando en todas partes con su ejemplo.

Se le tomaba por loco o peligroso. Estuvo encarcelado,[ ¿Por qué?] cosa que no le preocupaba porque decía saber estar allí encerrado por voluntad de Dios.

Terminó su peregrinación en Alcoy. Llegó a esta ciudad el 23 de febrero de 1884 y murió el 9 de marzo del mismo año, a la temprana edad de 27 años.

Sorprendentemente, la noticia de la muerte de este mendigo extranjero hizo que Alcoy se llenara de gente venida de diversos lugares.[1]

Sus restos se guardan en la iglesia de San Jorge, patrón de Alcoy.

Casimiro Barello es considerado Venerable por la Iglesia Católica, desde el año 2000.[3]

Referencias

  1. Historia general de España y América. Ediciones Rialp. p. 290. ISBN  9788432121135. Consultado el 2017-05-15. 
  2. Candela, M. (08.09.2015). «Vuelven a pedir en Alcoy la beatificación de Casimiro Barello». Información. Consultado el 2017-05-15. 
  3. «Promulgazione di Decreti della Congregazione delle Cause dei Santi». Salla Stampa della Santa Sede (en italiano). 1 de julio de 2000. Consultado el 2017-05-15. 
Other Languages