Casete

Casete
Tdkc60cassette.jpg
Imagen de un casete de 60 minutos.
Tipo de medio Cinta magnética
Codificación Analógica
Capacidad 30-120 minutos
Mecanismo de lectura/escritura Cabezal electromagnético
Desarrollador Phillips
Lanzamiento 1963
Descatalogación 2008
Dimensiones 10 x 6,5 x 0,9cm
Uso Audio
[ editar datos en Wikidata]

El cassette compacto, cassette, casett (del francés cassette, ‘cajita’) o simplemente casete[3]

Los casetes compactos consisten en dos carretes miniatura, entre los cuales se pasa una cinta magnética. Estos carretes y sus otras piezas se encuentran dentro de una carcasa plástica protectora. En la cinta están disponibles dos pares de pistas estereofónicas, uno por cada cara (una cara se reproduce cuando el casete se inserta con sus revestimientos laterales de cara A para arriba y la otra cuando se le de da la vuelta, cara B). [4] El casete es un soporte analógico, aunque también se desarrollaron formatos de cinta digitales: por ejemplo la Cinta de Audio Digital (DAT) y el Casete Compacto Digital (DCC).

Historia

Partes internas del casete

El audio casete compacto es un medio para el almacenaje de audio que fue introducido en Europa por la empresa Philips en 1963, y en los Estados Unidos en 1964, bajo marca registrada con el nombre de «compact cassette». Aunque había otros sistemas de cartucho de cinta magnética en ese entonces, el casete compacto llegó a ser dominante como resultado de la decisión de Philips (en respuesta a la presión de Sony) de licenciar el formato gratuitamente. Se convirtió entonces en una alternativa popular y re-grabable al disco de vinilo durante los años setenta.[3]

Introducción de los casetes de música

Varios tipos de casete

La producción en masa de Audio Casetes Compactos comenzó en 1964 en Hannover, Alemania. Los casetes de música pregrabada, también conocidos como Musicasetes (abreviado M.C.); fueron lanzados en Europa en finales de 1965. Los musicasetes fueron introducidos en Estados Unidos en septiembre de 1966 con una oferta inicial de cuarenta y nueve (49) títulos por The Mercury Record Company, una filial estadounidense de Philips. [5]

Sin embargo, este había sido inicialmente diseñado para dictado y uso portátil; y la calidad de los primeros reproductores no era adecuada para la música. Adicional a ello los primeros modelos tenían fallos de diseño mecánico. En 1971, Advent Corporation introdujo su modelo 201 que combinó la reducción de ruidos Dolby tipo B con una cinta de dióxido de cromo (CrO2). El resultado fue un formato apto para el uso musical y el comienzo de la era de casetes y reproductores de alta fidelidad.

Durante los años 1980, la popularidad del casete creció más como resultado de las grabadoras portátiles de bolsillo y los reproductores hi-fi como el Walkman de Sony, cuyo tamaño no era mucho mayor que el del propio casete.

Aparte de los avances puramente técnicos de los casetes, éstos también sirvieron como catalizadores para el cambio social. Su durabilidad y facilidad de copiado ayudaron a traer música underground rock y punk detrás del Telón de Acero, creando un equilibrio para la cultura occidental entre las generaciones más jóvenes. Por razones similares, los casetes llegaron a ser populares en países en desarrollo. En los años setenta en la India, fueron culpados de traer influencias indeseadas en áreas tradicionalmente religiosas.[ cita requerida]

La tecnología del casete creó un mercado en crecimiento para la música popular en la India, criticado por conservadores mientras que creaba un mercado enorme para las compañías legítimas de la grabación y las cintas pirateadas.

Auge

Cuando se introdujo, el casete era un medio para la reproducción de la música pregrabada portátil, pero con la introducción de las versiones estereofónicas, se convirtió en el medio de grabación doméstica por excelencia durante más de 20 años. Pioneer creó los grabadores domésticos de alta fidelidad CTF 6060, CTF 7070, etc. y Sony sus grabadores o pletinas (equipos modulares) TCK5, TCK6, TCK7 etc. entre otros fabricantes.[ cita requerida].

La calidad del sonido evolucionó con los cabezales de permaloy y ferrita sólida que emplearon Akai, Pioneer, Technics y Sony [ cita requerida] y sobre todo con las mejoras en las cintas. TDK ofreció cintas de media gama (como AD-C60) que permitían una respuesta en frecuencia máxima entre 60 Hz a 12 kHz.

Las cintas con formulación de dióxido de cromo (CrO2) surgieron para ofrecer en las grabaciones mejor respuesta en los sonidos agudos gracias al uso de partículas magnéticas más pequeñas. [ cita requerida], pero las primeras que salieron al mercado solían ser más abrasivas para el cabezal magnético. También se produjeron cintas cacuca. Después se introducirían cintas con material magnético que combinaba el óxido férrico con alguna otra sustancia que daba mejores resultados que el dióxido de cromo, como en el caso del fabricante TDK, con la introducción de las cintas con recubrimiento de partículas Super-Avilyn, que es un ion de cobalto absorbido en óxido férrico[ cita requerida]. Esta formulación permitió grabar frecuencias agudas casi en el extremo audible sin mayores problemas, y un ruido de polarización de unos -77 decibelios. Estas nuevas partículas extendían la banda de audio y reducían la distorsión, pero requerían nuevas grabadoras para aprovechar su calidad. Esencialmente, para que las cintas no distorsionasen al ser magnetizadas, una señal de "polarización" (bias) se introducía junto con la señal musical, permitiendo que el proceso de magnetización se llevara a cabo con distorsión mínima y alta linealidad. El circuito de filtrado tenía una constante de tiempo, de 120 microsegundos (polarización normal) para las cintas de Fe2O3 y FeCr, y de 70 microsegundos (polarización alta) para los de CrO2-SA.

Sony, Basf, y Maxell también ofrecieron cintas de calidad mejorada para aprovechar el casete como medio semiprofesional. A tal efecto, todas en mayor o menor medida ofrecieron cintas con formulaciones derivadas del concepto del Super-Avilyn, como la Maxell UD-XL2.

Hacia 1978 comienza la introducción de la cinta de partícula metálica pura[ cita requerida]. Con una respuesta a frecuencia plana de 20 Hz a 20 kHz a 0 dB, con esta cinta se podía llegar a grabar señales de frecuencias de hasta 50.000 Hz en -20 dB, y al ser un recubrimiento puramente metálico sobre la cinta plástica, la corriente para borrar la cinta era más elevada que en el resto de las formulaciones, pero esto a su vez daba una elevada duración al registro magnético. Hoy en día, se puede escuchar una grabación realizada en este tipo de cinta hace 20 años prácticamente sin pérdida alguna de calidad. Para poder aprovechar al máximo esta posibilidad, los fabricantes de reproductores de casete introdujeron cabezales magnéticos tallados con suma precisión, y recubiertos con una pastilla de carburo de tungsteno (cuyo nombre comercial es "widia") que retardaba el desgaste. El fabricante japonés Canon fue un reconocido proveedor de esta pieza.[ cita requerida]

El desarrollo del vídeo hogareño, como el formato Beta de Sony y el VHS de JVC, llevaron a empresas como TDK a diseñar cintas de partículas aptas para grabar señales de hasta 8 MHz (Super Finavynx Metal Particle), y a ofrecer en formato de casete de audio algunas cintas con formulación derivada de estas, como el TDK-MA-X. Maxell presentaría a principios de los años ochenta el producto Maxell Metal Vertex, considerado por muchos como el ápice de la tecnología de casete compacto de audio, con una carcasa de material cerámico que era prácticamente indeformable y aseguraba la correcta posición del casete dentro del equipo reproductor.

Durante este periodo, se fabricaron grabadoras con mecanismos de gran refinamiento que reducían el gimoteo (wow and flutter), sistemas de reducción de ruido, calibración independiente de todos los parámetros y entradas múltiples como si fuesen pequeñas consolas. Los mejores modelos provinieron de la firma japonesa Nakamichi, de Pioneer con su línea Elite, y de TASCAM (TEAC Professional) con su serie de equipos para uso profesional y de radiodifusión. La firma alemana Dual también había introducido mecanismos especiales para los equipos que permitían que el usuario pudiese cambiar el casete en pleno funcionamiento del aparato, sensores de proximidad hacían bascular instantáneamente los cabezales y cabrestantes al percibir la mano del operador, con lo cual se aseguraba un cambio de casete en 2 segundos. La firma Studer-Revox también contribuyo mucho a la aceptación del casete como medio de alta fidelidad.

Los sistemas reductores de ruido, en especial los concebidos por la firma norteamericana Dolby Laboratories fueron también factores de éxito para el formato[ cita requerida].

Declive

En los países occidentales, el mercado para los casetes comenzó un declive desde su pico al final de los años 1990. Esto se ha notado particularmente con los casetes pregrabados, cuyas ventas fueron alcanzadas por las de los CD al principio de los años 1990.[ cita requerida] En 1993, solo los envíos de CD alcanzaron 5 millones, un aumento del 21%, mientras que los envíos de casete disminuyeron un 7% (a aproximadamente 3,4 millones).

En 2001 los casetes constituyeron solamente el 4% de toda la música vendida en los Estados Unidos[ cita requerida]. Sin embargo, en fecha 2012, los casetes en blanco se siguen produciendo y se venden en muchas tiendas al por menor, y las instalaciones para la duplicación del casete siguen disponibles.

A pesar de la disponibilidad amplia de los medios de alta fidelidad, los casetes también son populares para los usos específicos, incluyendo el audio de coche y otros ambientes difíciles. Los casetes son típicamente más robustos y resistentes al polvo, calor y choques que la mayoría de los medios digitales (especialmente CD). Su fidelidad más baja no se considera una desventaja seria dentro del interior típicamente ruidoso del automóvil. Aunque la nueva tecnología de buffering en muchos nuevos lectores de CD para coche da un plazo a la hora de recuperarse de saltos intermitentes, el casete sigue siendo más resistente frente a choques periódicos y repetidos. Sin embargo, los casetes tienen generalmente resistencia pobre a los niveles excesivos de calor encontrados en coches aparcados al sol durante el verano aun con esta desventaja solventada por la mejora continua en cuanto a materiales resistentes a ello resultan buena opción para seguir reproduciendo y registrando audio con buena calidad.

Mientras que las grabadoras de voz digitales ahora son campo común, las grabadoras de casete (o con frecuencia microcasete) tienden a ser más baratas y de calidad suficiente como para tomar notas en situaciones de oficina o educativas. Se venden en casete audiolibros, servicios de iglesia y otros materiales hablados[ cita requerida], pues una fidelidad más baja no suele ser una desventaja para tal contenido. Mientras que la mayoría de los editores venden audiolibros en CD, generalmente también ofrecen una versión en casete en un precio bajo. En el uso de los audiolibros, donde las grabaciones pueden durar varias horas, los casetes también tienen la ventaja del soporte de 120 minutos de diálogo mientras que el CD medio sostiene menos de 80.

Mientras que los casetes y el equipo relacionado se han marginado cada vez más en el campo de las ventas comerciales de música, la grabación en cinta analógica sigue siendo una opción deseable[ cita requerida] para algunos. En 2002, Imation recibió una concesión de 11,9 millones de dólares del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología para realizar una investigación con el fin de aumentar la capacidad de datos de la cinta magnética.

Algunos músicos prefieren registrar sus másteres en cinta magnética por razones artísticas[ cita requerida], y algunos consumidores prefieren comprar casetes debido a la riqueza del sonido analógico[ cita requerida].

El casete es utilizado para grabar declaraciones policiales debido a su versatilidad y durabilidad. Actualmente existen 43 fuerzas policiales en Inglaterra y Gales que lo utilizan, y según el cálculo para 2011 de la Agencia Nacional de Mejoramiento Policial, cada una usa más de 200.000 cintas al año. Según Neil Carlton, inspector de la Policía de Cumbria, en el noroeste de Inglaterra: “Las cintas son un sistema muy simple, muy bueno. Se sella en presencia de la persona, quien lo firma junto a su abogado, si está presente. En el caso de que el sello haya sido abierto, resulta bastante obvio”.[6]

A finales de diciembre de 2008, las compañías fabricantes del casete han dejado de producirlo y abandonaron el mercado definitivamente [ cita requerida], ya que éste ha sido fuertemente desplazado por los medios digitales como el MP3 y el MPEG-4, así como los soportes físicos digitales más recientes, como el Blu-Ray, equivalente a más de 80 casetes.

No obstante, a pesar de su aparente obsolescencia, el formato continua vigente gracias a una compañía estadounidense llamada National Audio Company de Springfield (Misuri). La cual se considera popularmente como la última fábrica de casetes del mundo. Esta empresa ha sostenido acuerdos recientes con discográficas que lanzan material en este mismo formato (Ej. algunas de las canciones que se escuchan en la película Guardianes de la Galaxia se editaron en este mismo soporte) para tiempos recientes tienen ventas superiores a lo que en años anteriores se había logrado esto gracias a que la compañía compró gran parte de la maquinaria que dejó la competencia al abandonar la producción del formato.[7]

Other Languages
العربية: شريط سمعي
български: Аудиокасета
bamanankan: Kaseti
català: Casset
čeština: Audiokazeta
Cymraeg: Casét
Ελληνικά: Κασέτα
Esperanto: Sonkasedo
euskara: Kasete
فارسی: نوار کاست
suomi: C-kasetti
français: Cassette audio
עברית: קלטת שמע
Bahasa Indonesia: Compact cassette
italiano: Musicassetta
lietuvių: Audiokasetė
latviešu: Kompaktkasete
Nederlands: Muziekcassette
norsk nynorsk: Kassettband
norsk bokmål: Musikkassett
português: Fita cassete
română: Casetă audio
sicilianu: Cascitedda
Simple English: Audio cassette
slovenčina: Audiokazeta
slovenščina: Kompaktna kaseta
српски / srpski: Аудио-касета
svenska: Kassettband
Tagalog: Casette
Türkçe: Kaset
українська: Компакт-касета
Tiếng Việt: Cassette
ייִדיש: קאסעטע