Cascada del Parque de la Ciudadela

Cascada del Parque de la Ciudadela
Gran Cascada1.JPG
AutorJosé Fontseré
Creación1875-1888
UbicaciónParque de la Ciudadela, Distrito de Ciutat Vella, Barcelona, Bandera de España España
EstiloNeoclásico
MaterialPiedra caliza
Dimensiones32,20 x 117 x 80,20 m
Coordenadas41°23′24″N 2°11′12″E / 41°23′24″N 2°11′12″E / 2.18659

La Cascada del parque de la Ciudadela —también conocida como Gran cascada o Cascada monumental— es un conjunto arquitectónico y escultórico con fuentes y surtidores de agua ubicado en el parque de la Ciudadela, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona. Fue construido entre 1875 y 1888 con un diseño general de José Fontseré, mientras que el proyecto hidráulico fue de Antoni Gaudí, y en sus elementos escultóricos intervinieron Rossend Nobas, Venancio Vallmitjana, Eduard B. Alentorn, Francisco Pagés Serratosa, Josep Gamot, Manuel Fuxá, Joan Flotats y Rafael Atché. Está registrado como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/355.[1]

Historia

El parque ocupa los terrenos de la antigua Ciudadela construida por Felipe V para dominar la ciudad tras la Guerra de Sucesión Española, en el siglo XVIII. Durante mucho tiempo fue considerada un símbolo de opresión por parte de la población barcelonesa, hasta que la Junta de Vigilancia lo mandó derribar en 1841, proceso que no se realizó hasta 1868 gracias a la revolución de La Gloriosa. Surgió entonces la idea de convertir aquel espacio en un parque público, para lo que en 1872 se organizó un concurso que ganó el maestro de obras José Fontseré, el cual proyectó unos amplios jardines para esparcimiento de los ciudadanos, bajo el lema «los jardines son a las ciudades lo que los pulmones al cuerpo humano». Para ello se inspiró en jardines europeos como los de William Rent en Inglaterra, André Le Nôtre en Francia, o las villas de recreo de Roma y Florencia, y junto con la zona verde proyectó una plaza central y un paseo de circunvalación, así como una fuente monumental y diversos elementos ornamentales, dos lagos y una zona de bosque, además de diversos edificios auxiliares e infraestructuras, como el mercado del Borne, un matadero, un puente de hierro sobre las líneas de ferrocarril y varias casetas de servicios. Fontserè contó con la colaboración del joven Antoni Gaudí, que intervino en el proyecto de la Cascada, uno de los puntos neurálgicos del parque, de la que realizó el proyecto hidráulico y diseñó una gruta artificial debajo del conjunto.[3]

Panorámica del conjunto.


Other Languages