Casa del Gobernador (Melilla)

Melilla es un enclave español, situado en el norte de África, en la orilla sur del mar de Alborán, emplazado en la base oriental de cabo de Tres Forcas con una superficie de 12 km².

Los inicios de la actividad arqueológica se remontan a las primeras décadas del siglo XX, en el antiguo cerro de San Lorenzo donde un periodista llamado Rafael Fernández Castro desveló una necrópolis prerromana del siglo I a. C., corroborando un cercano asentamiento urbano vinculado a ésta. En 1998 la Consejería de Cultura de la Ciudad Autónoma de Melilla emprendió un programa de investigaciones, donde diversos equipos realizaron varias excavaciones. Fue en la antigua fortaleza conocida como “Melilla La Vieja”, ubicada en un peñón calcáreo de treinta metros, donde se evidenciarán los primeros indicios de un establecimiento, cuyo inicio de ocupación se remonta al siglo VII a. C.

Los jardines de la antigua Casa del Gobernador

Casa del Gobernador en Melilla la Vieja.
Moneda con ánfora Dressel 18 localizada en el cerro de San Lorenzo

El yacimiento arqueológico más importante hallado en el subsuelo melillense se denomina “Casa del Gobernador” (Barrio de Medina Sidonia) localizado en el área donde tradicionalmente se ubicaban las viviendas de los diferentes responsables de la plaza. El yacimiento se resguarda en un antiguo jardín, parapetado por una edificación de finales del siglo XIX, antiguo Gobierno Militar, aislada de la vista de los transeúntes.

Con una trayectoria desigual, han sido varios los equipos participantes. Así, su comienzo en el año 2000 fue iniciado por Conrado González Cases con el fin de instruir a varios alumnos en el curso de Auxiliares de excavaciones arqueológicas. Posteriormente, desde el año 2001 hasta el 2003, será continuado por Noé Villaverde Vega, trabajando con algunos auxiliares ya formados y por último tras la regularización de la normativa arqueológica en el año 2004, las excavaciones realizadas por la empresa Arqueosur, durante 2005-2006, seleccionada tras el concurso público ofertado por la Ciudad Autónoma de Melilla. Durante 2008 el Instituto de Cultura Mediterránea identificó restos del siglo VI  a. C,profundizando un metro más que en campañas anteriores y por tanto descubriendo diferentes niveles de ocupación por debajo de las viviendas almacenes. Durante el año 2009 se inició el I Campo de Voluntariado Internacional de Estudios y Actuación sobre el Patrimonio de Melilla con 30 participantes desvelando nuevos restos en la zona occidental.En el año 2011 se hizo un sondeo en la zona sur, localizandose restos de viviendas del siglo I a.C.

Actualmente el área de excavación ronda los 150 m², posee una potencia estratigráfica de 4,50 metros y en ella que se distinguen dos sectores de época prerromana, uno oriental correspondiente a una vivienda fechada en el siglo I a. C. y otro occidental del II a. C., en el que se hallaron tres habitaciones correspondientes a otra vivienda con niveles inferiores del siglo VII a. C.

La cronología de los materiales arqueológicos se centra en el periodo de mayor esplendor de Melilla en la antigüedad, época en que la antigua Rusaddir conformaba una de las ciudades más importantes del reino de Mauritania (siglo II a.C.–I d.C.), tres siglos inmersa en un intenso proceso asimilador de los modos de vida romanos por parte de una población de larga tradición feniciopúnica a la que se le irá sumando un importante componente bereber, dándose un vivo proceso de hibridación cultural y económica. En los próximos años se recuperará el yacimiento para su exposición, dentro de un ambicioso proyecto de recuperación de la antiguas instalaciones del Gobierno Militar.

Other Languages