Casa Targaryen

Fuego y sangre
Interpretación libre.
Fuego y sangre
Interpretación libre.

La Casa Targaryen / tɑrˈɡɛərɪən/ es una familia noble ficticia perteneciente a la saga de literatura fantástica Canción de hielo y fuego. Los Targaryen escaparon de la destrucción de Valyria para asentarse en Rocadragón, desde donde Aegon I conquistó Poniente. A partir de este acontecimiento gobernaron como reyes durante casi 300 años. Estaban instalados en la capital del reino Desembarco del Rey y en la isla-castillo de Rocadragón. Su escudo es un dragón de tres cabezas de gules arrojando llamas en campo de sable, y su lema es "Fuego y sangre".

Historia

Orígenes

La Casa Targaryen remonta sus orígenes hasta Valyria, siendo una de las grandes familias que gobernaban el Feudo Franco de Valyria. 100 años antes de que se produjera la Maldición de Valyria, los Targaryen se establecieron en la isla-fortaleza de Rocadragón, una isla situada en el Mar Angosto cercana a la costa oriental de Poniente. En la obra se afirma que la hija del señor de la Casa Targaryen había tenido visiones acerca del cataclismo. Es debido a su origen que los Targaryen poseen unos rasgos característicos: cabellos color platino y ojos violetas, lilas o índigo. Los Targaryen también mantuvieron la costumbre ancestral de contraer matrimonios endogámicos, a fin de mantener la «pureza de la sangre».

Al igual que habían hecho los valyrios, los Targaryen criaron y entrenaron dragones para la batalla. Tras la Maldición, los dragones desaparecieron, exceptuando por los tres que aún quedaban en posesión de la Casa Targaryen en tiempos de Aegon el Conquistador: Balerion, Vhagar y Meraxes. Estos dragones resultaron ser decisivos en la guerra que los Targaryen mantuvieron por conquistar los Siete Reinos.

Guerra de la Conquista

El apogeo

Tras la muerte de Aegon, el trono lo heredó su hijo mayor, Aenys. Éste era un rey débil e indeciso que delegó el gobierno en su Mano del Rey, su medio-tío Maegor. Por entonces, el brazo armado de la Fe de los Siete se rebeló contra la autoridad de los Targaryen oponiéndose a sus prácticas endogámicas e incestuosas. Tras la muerte de Aenys, Maegor usurpó el trono y llevó a cabo prácticas brutales para acabar con la Fe. La crueldad de Maegor acabó pasándole factura cuando muchas Casas se levantaron contra él y decidieron apoyar a Jaehaerys, hijo del difunto Aenys; solo y sin apoyos, Maegor fue hallado muerto sentado en el Trono de Hierro.

Con Jaehaerys, se inicia el período de mayor esplendor de la dinastía Targaryen. Jaehaerys reinaría durante más de 50 años; la sabiduría y dotes diplomáticas de Jaehaerys fueron reconocidas en todos los Siete Reinos. A su muerte, Jaehaerys fue sucedido por su nieto Viserys, después de celebrarse dos Grandes Consejos para decidir a su sucesor, luego de que todos sus hijos varones murieran. Viserys continuó la política conciliadora de su abuelo, y con él, los Targaryen nunca tuvieron tantos miembros ni tantos dragones; por ello, Rocadragón fue apodada «Nueva Valyria». Sin embargo, la falta de herederos varones de Viserys fue un problema que a la larga derivó en un masivo conflicto sucesorio entre Rhaenyra, su única hija con su primera esposa, y Aegon, su primogénito con su segunda esposa.

Danza de los Dragones

La extinción de los dragones

Tras el fin de los problemas derivados de la Danza de los Dragones, Aegon III asumió el reinado efectivo. Si bien él y su hermano Viserys gobernaron exitosamente los reinos durante 25 años, su carácter frío y reservado le hicieron impopular ante el pueblo. El hecho más característico de su reinado sería la muerte del último dragón vivo. En la saga, las teorías acerca de este suceso son muchas; unas culpan al propio Aegon III debido al odio que éste tenía a los dragones y otras afirmaban que el hecho de vivir en cautividad volvió a los dragones débiles.

A la muerte de Aegon III le sucedería su hijo mayor, Daeron el Joven Dragón, que protagonizaría una efímera conquista de Dorne y moriría tratando de conservarlo. Le sucedería su hermano Baelor, septón además de rey, célebre por su fanatismo religioso y su gran piedad. Obra de Baelor fue la firma de la paz entre el Trono de Hierro y Dorne, e incluso el compromiso de su primo Daeron con una princesa Martell. Baelor falleció durante uno de sus numerosos ayunos y fue sucedido por su tío, Viserys II, que llevaba ejerciendo como Mano del Rey desde su hermano Aegon III. Viserys apenas reinó unos meses antes de morir.

Rebeliones Fuegoscuro

Aegon IV Targaryen, hijo de Viserys II, fue un rey conocido por la gran cantidad de bastardos que había engendrado. Fruto de su infeliz matrimonio con su hermana-esposa Naerys nació Daeron, su único hijo. Aegon, conocido con el apodo de El Indigno, propagó rumores afirmando que Daeron era hijo de su hermano Aemon, y no suyo. Por ello, en su lecho de muerte legitimó a varios de sus bastardos, afirmando muchos que con la intención de que fuera uno de sus bastardos, Daemon Fuegoscuro, quien lo sucediera.

Daeron II se convirtió en Rey de los Siete Reinos, y debido a que estaba casado con una princesa Martell, suponía la unión oficial de Dorne a los Siete Reinos. De esa forma, se completaba la tarea que los Targaryen tenían pendiente desde Aegon el Conquistador. Sin embargo, esto no fue bien recibido por todos los nobles de Poniente, pues algunos creían que la influencia dorniense se estaba volviendo cada vez más grande y no les gustaba el carácter erudito y pacifista de Daeron.

Daeron ascendió al trono, en un principio, sin mayores problemas. Pero pronto Daemon se rebeló y recabó apoyos para arrebatarle el trono a su medio-hermano. En la Batalla del Campo Hierbarroja, Daemon y sus partidarios fueron derrotados por los leales a Daeron, muriendo en la batalla el propio Daemon y sus dos hijos mayores. Sin embargo, los descendientes de Daemon fueron llevados a las Ciudades Libres por Aegor Ríos, otro de los bastardos legitimados de Aegon IV, y partidario de los Fuegoscuro. Brynden Ríos, otro de los Grandes Bastardos de Aegon, ejerció de Mano del Rey por entonces, sofocando una nueva rebelión Fuegoscuro llevada a cabo por Daemon II. Durante el reinado de Aerys I se produjo la Tercera Rebelión Fuegoscuro, sofocada de nuevo.

Maekar I reinó tras Aerys, y a éste le siguió Aegon V el Improbable. Durante los primeros años de reinado de Aegon se produjo la Cuarta Rebelión Fuegoscuro, disuelta igualmente. El linaje de la Casa Fuegoscuro no llegaría a su fin hasta el reinado de Jaehaerys II, cuando Maelys el Monstruoso murió a manos de Ser Barristan Selmy en la Guerra de los Reyes Nuevepeniques.

Gran Consejo

Tras la muerte del rey Maekar I, hubo un problema sucesorio. Maekar había tenido cuatro hijos, pero ninguno de ellos era realmente apto para gobernar: su hijo mayor Daeron había muerto hacía años debido a una enfermedad de transmisión sexual que contrajo de una prostituta, su segundo hijo Aerion falleció al beber una copa de fuego valyrio creyendo que se transformaría en dragón, su tercer hijo Aemon era maestre en la Ciudadela, y su cuarto hijo Aegon era considerado demasiado joven. Para decidir al nuevo Rey de los Siete Reinos se convocó un Gran Consejo, como ya se había hecho en el reinado de Jaehaerys I el Conciliador.

El Gran Consejo decidió desechar a la hija mentalmente retrasada de Daeron y al hijo recién nacido del cruel e inestable Aerion. Ofrecieron la corona al maestre Aemon, el cual la declinó afirmando que sus votos se lo prohibían. Sin más candidatos, el trono fue ofrecido a Aegon, el hijo menor del rey Maekar, siendo coronado como Aegon V; por su condición de cuarto hijo de un cuarto hijo, fue apodado Aegon el Improbable.

Los últimos reyes Targaryen

Aegon V reinaría durante 25 años, muriendo junto a su hijo y heredero y al Comandante Ser Duncan el Alto en la Tragedia de Refugio Estival, cuando trataban de eclosionar huevos de dragón. Aegon fue sucedido por su enfermizo hijo Jaehaerys, que reinaría muy pocos años antes de morir. Su sucesor fue el último rey de la dinastía Targaryen: Aerys II.

Aerys gobernó conjuntamente con Lord Tywin Lannister los Siete Reinos de forma exitosa durante 20 años. Sin embargo, el rey Aerys descendió cada vez más en la locura y la paranoia, lo que hizo que Lord Tywin renunciara a su puesto de Mano del Rey y Aerys comenzara a ver cada vez más traidores por todas partes. El punto álgido de la locura de Aerys llegó cuando ordenó ejecutar a Lord Stark y a su hijo y heredero. Tras demandar que le fueran entregadas también las cabezas de Robert Baratheon y Eddard Stark, las Casas Baratheon, Stark, Arryn y Tully se levantaron en abierta rebelión contra el Trono de Hierro. El príncipe Rhaegar Targaryen murió en la Batalla del Tridente y Desembarco del Rey caería a manos de las tropas de Lord Tywin Lannister. El rey Aerys era asesinado por el Guardia Real Jaime Lannister.

Viserys y Daenerys, hijos de Aerys, se convirtieron en los únicos miembros vivos de la Casa Targaryen. Robert Baratheon, líder de la rebelión, fue proclamado como Rey de los Siete Reinos, y la dinastía Targaryen, que se había iniciado 280 años atrás con Aegon el Conquistador, llegó a su fin.

Other Languages
български: Таргариен
italiano: Casa Targaryen
Nederlands: Huis Targaryen
русский: Таргариен
svenska: Targaryen