Casa Stark

Se acerca el invierno
Interpretación libre.

La Casa Stark es una familia noble ficticia que forma parte de la saga de literatura de fantasía medieval Canción de hielo y fuego, creada por el escritor estadounidense George R. R. Martin. Varios de los personajes principales de la saga son miembros de esta familia. Su fundador fue Brandon Stark, que se encuentra fuera de su asentamiento en Invernalia.

Es la principal casa nobiliaria del Norte de Poniente y cuenta con muchas casas vasallas. Su fortaleza es Invernalia, su blasón un lobo huargo cenizo pasante sobre campo de plata, y su lema es: «Se acerca el invierno».

Para el momento del comienzo de las novelas, la Casa Stark y sus vasallos forman parte de cerca de la mitad de la expansión territorial de Poniente, aunque gran parte de estas tierras se encuentran habitadas esporádicamente y se encuentran mayormente aislados de las regiones del Sur gracias a los pantanos del Cuello.

Historia

Los Stark son los descendientes de Brandon el Constructor, un personaje legendario que vivió durante la Edad de los Héroes, hace miles de años, y que construyó Invernalia, Bastión de Tormentas y el Muro. Los Stark fueron los Reyes del Invierno en el Norte desde la Edad de los Héroes con Brandon el Constructor hasta el sometimiento de Torrhen Stark a Aegon el Conquistador, al final de la Guerra de la Conquista. Desde entonces los Stark han mantenido el Norte para los reyes de Poniente como Señores de Invernalia y Guardianes del Norte.

Durante milenios, los Stark gobernaron el Norte como los Reyes en el Norte. En esta época, los Stark lograron someter a la Casa Bolton de Fuerte Terror que se negaba a rendir vasallaje a los Stark de Invernalia, aunque éstos se rebelarían hasta en dos ocasiones, siendo sometidos unos 1.000 años antes del inicio de la saga Canción de hielo y fuego. El rey Jon Stark expulsó a los piratas de la desembocadura del río Cuchillo Blanco, entregando el señorío a la Casa Manderly, una casa exiliada de El Dominio. También conquistaron la región de El Cuello cuando vencieron al último Rey del Pantano y entregaron su señorío a la Casa Reed. Durante este tiempo los Stark resistieron el avance de los Ándalos que habían derrotado a los Primeros Hombres y conquistado la mayoría de los Siete Reinos, exceptuando el Norte y Dorne, gracias a su dominio sobre El Cuello y sus impenetrables pantanos.

Debido a que el Norte nunca tuvo la influencia de los Ándalos, los norteños mantuvieron la cultura de los Primeros Hombres y conservaron la religión de los Antiguos Dioses. Los norteños se distinguen por tener un carácter más cerrado e introvertido que el resto de habitantes de Poniente, acostumbrados a tener un modo de vida más austero y con el inconveniente del duro clima del Norte. Una de las costumbres de los norteños es la de no poseer casas de caballería debido a que no poseen la tradición de otorgar el título de ser.

El reinado de los Stark sobre el Norte terminó con la llegada de Aegon el Conquistador. Aegon ya había conquistado todos los Siete Reinos exceptuando Dorne y había puesto sus miras en el Norte. El rey Torrhen Stark dirigió un ejército hasta El Cuello esperando detener a los Targaryen igual que los Stark habían detenido el avance de los Ándalos durante decenas de siglos. Pero al observar el inmenso ejército de Aegon y sus dragones, el rey Torrhen decidió hincar la rodilla y jurarle lealtad, permitiéndole Aegon conservar el señorío sobre Invernalia y nombrándole Guardián del Norte. A partir de ese momento, el rey Torrhen Stark fue conocido como «El Rey que se Arrodilló».

Cuando estalló la Danza de los Dragones, los Stark apoyaron la pretensión de Rhaenyra Targaryen debido a que Lord Cregan Stark era amigo personal del príncipe Jacaerys Velaryon, hijo de Rhaenyra.

Unos cien años después, Lord Beron Stark tuvo que combatir una rebelión de la Casa Greyjoy contra el Trono de Hierro. Lord Beron sucumbió debido a las heridas recibidas y se desató una auténtica lucha de sucesión por el señorío de Invernalia entre las mujeres Stark y sus descendientes.

Durante el reinado de Aerys II Targaryen, Lord Rickard Stark pactó el matrimonio de su hijo mayor Brandon con Catelyn Tully, la primogénita de Lord Hoster Tully, y el de su hija Lyanna con Robert Baratheon, el señor de la Casa Baratheon. Dichos matrimonios tenían por objetivo afianzar las alianzas con las casas sureñas. Pero durante un torneo en Harrenhal, el príncipe Rhaegar Targaryen coronó como Reina del Amor y la Belleza a Lyanna y poco después la "secuestró". Brandon acudió a Desembarco del Rey a exigir justicia al rey Aerys demandando que Rhaegar respondiera por su crimen, pero el rey Aerys arrestó a Brandon y ordenó a su padre que acudiera a la capital para responder por su hijo. Lord Rickard llegó acompañado de algunos leales y demandó un juicio por combate presentándose como su campeón, el rey Aerys accedió pero respondió que el fuego valyrio sería el campeón de la Casa Targaryen. Lord Rickard fue suspendido sobre una hoguera mientras descendía lentamente sobre ella a la vez que Brandon era colocado en un artefacto que le estrangulaba poco a poco cuando trataba de alcanzar una espada que estaba en el suelo para salvar a su padre. Ambos murieron y después Aerys demandó las cabezas del nuevo Señor de Invernalia, Eddard Stark, y de Robert Baratheon, el prometido de Lyanna. Jon Arryn, que era su tutor en el Nido de Águilas, se negó a hacerlo y Eddard y Robert convocaron a sus vasallos en un levantamiento contra el Trono de Hierro al que se sumaron los Tully y los Arryn. En la llamada Rebelión de Robert, Eddard comandó a las tropas norteñas en apoyo de la pretensión de Robert Baratheon al Trono de Hierro. Tras la muerte del rey Aerys y la subida al trono de Robert, Eddard acudió a un lugar llamado Torre de la Alegría, en Dorne, donde se hallaba prisionera Lyanna Stark. Eddard eliminó a los miembros de la Guardia Real que la custodiaban, pero ya era demasiado tarde, y Lyanna murió en brazos de Eddard tras arrancarle una misteriosa promesa.

Other Languages