Cartismo

Disturbios cartistas.

El cartismo (Chartism en inglés) fue un movimiento popular que surgió en Reino Unido desde 1838 hasta 1848 y que expresaba la agitación de la clase obrera, debido a los cambios derivados de la Revolución Industrial, la coyuntura económica y las leyes promulgadas por el Parlamento. Al igual que el ludismo, el cartismo fue un movimiento propio de la primera etapa del movimiento obrero pero, a diferencia de aquel, tuvo una índole esencialmente política. Obtuvo su nombre de la Carta del Pueblo (People's Charter), un documento escrito el 7 de junio de 1837 en el British Coffee House de Londres, que fue enviado al Parlamento del Reino Unido en 1838, señalando las seis peticiones del movimiento:

  • Sufragio universal masculino (a los hombres mayores de 21 años, cuerdos y sin antecedentes penales).
  • Voto secreto.
  • Sueldo anual para los diputados que posibilitase a los trabajadores el ejercicio de la política.
  • Elecciones anuales al parlamento que, aunque pudiera generar inestabilidad, evitaría el soborno.
  • La participación de los obreros en el Parlamento mediante la abolición del requisito de propiedad para asistir al mismo.
  • Establecimiento de circunscripciones iguales, que asegurasen la misma representación al mismo número de votantes.

Los defensores del cartismo pensaban que cuando los trabajadores alcanzasen el poder político podrían adecuar las leyes a sus intereses de clase. La duración de este movimiento abarcó una década, entre 1838 y 1848, aunque las reuniones del movimientos continuaron hasta 1852. Se manifestó en tres oleadas: en 1838, 1842 y 1848.

Aunque el cartismo como movimiento no logró sus peticiones, tampoco fue un fracaso. Se trató de una experiencia importante para la clase obrera que a partir de este momento empezaría a exigir mejores condiciones, consciente del destacado rol que ocupaban dentro de la sociedad, y que empezaría a apoyarse en las clases medias, ya que después de esta experiencia se dieron cuenta de que no podrían conseguir las reformas políticas necesarias para democratizar el sistema inglés sin su apoyo. Con el tiempo, cinco de las reivindicaciones cartistas fueron incorporadas a la vida política británica, excepto las elecciones anuales al parlamento y que continuo asta 1848

Antecedentes

Económicamente, era una situación complicada: se arruinaron muchas cosechas por la plaga de las patatas, lo cual derivó en un periodo de carestía, y también había una crisis de la industria fabril. En Inglaterra, el movimiento obrero tenía más fuerza que en otros países, pues aunque las asociaciones obreras no estaban permitidas, tampoco estaban prohibidas (se derogaron las Combination Acts en 1824). Las Trade Unions, asociaciones de trabajadores según su oficio, tenían una importancia significativa desde la creación de la Unión General Labour en 1838. Además, hubo varios precedentes del movimiento cartista en el contexto agrario:

  • Movimiento del Captain Swing. Nace en Kent y se extiende por Inglaterra en 1879, y consiste básicamente en la destrucción de máquinas agrarias que, según las seguidores del ficticio capitán, les quitaban el trabajo a los jornaleros. También tomaron otras medidas, como dirigirse al rey o la destrucción de cosechas. El movimiento acabó con una represión durísima. También hay que tener en cuenta el movimiento ludita, aunque este era de carácter urbano.
  • Se formó una sociedad en el condado de Dorset a comienzos de la década de 1830, formado esencialmente por jornaleros. Formaron una sociedad amistosa de obreros agrícolas cuyos miembros juraron mantener el secreto. Sus líderes, los Mártires de Tolpuddle, fueron arrestados por conspiración y condenados al destierro a Australia.[1]

En cuanto a las leyes que hicieron surgir el movimiento, destacan:

  • La Septennial Act de 1715 establecía que las elecciones al parlamento se celebraban cada siete años.
  • La Reforma de las Leyes de 1832. Se intentaron redistribuir los escaños para eliminar los burgos podridos y aumentar el número de votantes, para que llegase a las clases burguesas medias. En la práctica fue una decepción, pues no amplió el número de votantes.
  • Las Leyes Obreras de 1833, que limitaban el trabajo infantil y obligaban a los empresarios a instalar escuelas religiosas junto a las minas. Su cumplimiento no era muy estricto.
  • Las Leyes de Pobres ( Poor Laws) de 1834. Son una serie de normas que formaban un sistema de ayuda legal a los pobres ingleses financiado con impuestos. Proporciona ayudas a los pobres pero les prohíbe mendigar fuera de sus parroquias de origen. La ley no es bien acogida ni por productores ni por los trabajadores, pues limitaba el movimiento de mano de obra.

El mayor impulso para el cartismo fue la Asociación de Trabajadores de Londres (ATL) ( London Working Men's Association), creada en 1836 por Henry Hetherington, William Lovett y James Watson. El cartismo también recibió apoyo de algunos diputados radicales del Parlamento, como Sir. Tobias Perry, que en noviembre de 1837 creó el periódico The Northern Star en Leeds. Este periódico fue muy importante porque tenía una gran tirada y llegaba a mucha gente; los que sabían leer se lo leían a los que no.

Other Languages
català: Cartisme
čeština: Chartisté
Cymraeg: Siartiaeth
Deutsch: Chartisten
Ελληνικά: Χαρτισμός
English: Chartism
Esperanto: Ĉartismo
euskara: Kartismo
suomi: Chartismi
français: Chartisme
galego: Cartismo
hrvatski: Čartizam
Հայերեն: Չարտիզմ
Bahasa Indonesia: Chartisme
italiano: Cartismo
қазақша: Чартизм
한국어: 차티즘
Nederlands: Chartisme
norsk bokmål: Chartistbevegelsen
occitan: Cartisme
polski: Czartyzm
português: Cartismo
русский: Чартизм
Simple English: Chartist
slovenščina: Čartizem
српски / srpski: Чартизам
svenska: Chartism
Türkçe: Çartizm
українська: Чартизм
中文: 宪章运动