Cartagena (Chile)

Cartagena
Comuna

Terraza de Cartagena Chile.JPG
Terraza de Cartagena

Escudo.JPG
Escudo
Comuna de Cartagena.svg
Ubicación de Cartagena en la Región de Valparaíso.
Coordenadas 33°33′S 71°36′O / -33.55, 33°33′S 71°36′O / -71.6
Entidad Comuna
 • País Chile
 • Región Bandera de la Región de Valparaíso  Valparaíso
 • Provincia San Antonio
 • Circunscripción VI - Valparaíso Costa
 • Distrito N° 15
Alcalde Rodrigo García Tapia
Eventos históricos  
 • Fundación 10 de agosto de 1901
Superficie  
 • Total 246 km²
Altitud  
 • Media 140 m s. n. m.
Distancia 111 km a Santiago[1]
Población ( 2012)  
 • Total 17,029 hab.
 • Densidad 68,6 hab/km²
Gentilicio Cartagenino/a
Código de área 35
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Cartagena es una comuna y ciudad balneario ubicada en el litoral central de Chile. Forma parte de la Provincia de San Antonio en la Región de Valparaíso. Integra el Distrito Electoral Nº 15 y la 6.ª Circunscripción Senatorial (Valparaíso Costa). Su actual alcalde es Rodrigo García Tapia.

Historia

La zona ha estado poblada desde hace aproximadamente 12.000 años. La cultura Bato y Llolleo y posteriormente la Cultura Aconcagua ocuparon sucesivamente esta zona. El nombre mapudungún era Gayuipin.[2]

El territorio donde se emplaza la comuna de Cartagena, pertenecía al cacique de los aborígenes changos, llamado Huechúm, de los denominados hombres de los conchales. En 1542, Pedro de Valdivia entrega estas tierras como mercedes al portugués Antonio Núñez de Fonseca, quien pasa a ser propietario del actual puerto de San Antonio, llamado entonces San Antonio de las Boegas y Puerto Nuevo de Cartagena. Allí construye bodegas y embarcaderos para exportar los productos agrícolas provenientes de otras regiones, dando comienzo a la primera actividad de la región. En el año 1611, estas tierras pasaron a manos de Diego Sánchez de Olaisa y posteriormente fueron vendidas a Juan Cartagena y Rodríguez, quien se convirtió en dueño de tierras que incluían tanto San Antonio, como la Estancia la Mar, actual Cartagena.

En el siglo XVII, la zona aledaña al pueblo se convierte en gran productora de trigo, que es embarcado a Perú y España a través del puerto de Cartagena. Acorde con su condición de importante centro agrario, la región costera del valle central es cuna de una creciente burguesía criolla, que recibe tierras por encomienda y herencias estableciendo haciendas a lo largo del valle del río Loa, la zona de Melipilla y, hacia el sur, San Fernando y Curicó.

Tras la Independencia, en la segunda década del siglo XIX la cultura europeizante de la clase ilustrada se potencia con la integración en la sociedad chilena de británicos, franceses, alemanes, imprimiendo el sello europeo en la característica arquitectura que identifica a los balnearios chilenos. En 1850 Cartagena se perfila como el balneario de Santiago, y la gente comienza a comprar casas de veraneo. El tren llegaba hasta Leyda, y desde ahí continuaban en carreta con bueyes.

Borde costero

El centro administrativo, eclesiástico y social de Cartagena era la localidad de Lo Abarca, a 7 kilómetros del balneario de Cartagena. Estos parajes, denominados Playas de Cartagena, servían de paseo a los enamorados.

No fueron estos lugares los más importantes para que los habitara la gente, porque estaban a merced de los ataques de corsarios y piratas que asolaban las costas de Chile. Las tierras de zona de Lo Abarca pertenecían a Juan de Cartagena y después fueron heredadas por su hija Agustina, quien se casó con el capitán Juan de Lo Abarca. Los lugareños de Cartagena, convertida en fortaleza natural contra los aventureros del mar, vivían principalmente de la recolección de mariscos como sus antepasados y ahora obtuvieron otras faenas como fabricar pan.

Iglesia parroquial ubicada en la plaza.

A mediados del siglo XIX comienza a consolidarse la ciudad, por las bondades del clima. Comienzan a construirse grandes mansiones señoriales, con materiales traídos desde Francia. Desde el Reino Unido se importaba el cemento y artefactos sanitarios, los pisos y envigados se armaban de roble americano, los tejas y tejados son importados y elaborados por destacados artesanos nacionales. Aproximadamente en 1870, empiezan a llegar los primeros veraneantes a Cartagena y la caleta de pescadores se transforma en balneario.

Entre 1890 y 1930 la ciudad vive su época de gloria. El fortalecimiento de la economía tras la guerra del Pacífico impulsa un rápido crecimiento de todos los balnearios situados en la zona central, en tanto que Valparaíso se consolida como puerto y centro comercial. Tras la muerte del presidente José Manuel Balmaceda, Cartagena se identifica con la intelectualidad liberal y laica, en contraste con el conservadurismo católico.

En Cartagena, se instaló la aristocracia santiaguina, familias ligadas a la política, al comercio y el arte. Entre los notables de la época que vivieron o pasaron largas temporadas en Cartagena cabes señalar a José Francisco Fabres, Ramón Valdivieso, José Pedro Alessandri, Pedro Aguirre Cerda, Ramón Barros Luco, Josefina Nieto de Gallardo. En las artes, Luis Enrique Délano, Adolfo Couve Blasco Ibáñez, y el celébre poeta, Vicente Huidobro, padre del creacionismo, entre otros.

El aumento de la población en las playas de Cartagena, sobre todo en la época estival, hacen que Cartagena sea designada comuna el 10 de agosto de 1901, por bajo el Decreto Supremo Nº 1955 firmado por el entonces presidente Federico Errázuriz Echaurren. Se le asignó el territorio de la sexta subdelegación de la comuna de San Antonio, de la que Cartagena dependía antes. El 3 de mayo de 1903 se llevó a cabo la primera sesión del concejo municipal, donde se eligió a don Pedro Antonio Moyano como primer alcalde de la comuna. Aquella reunión se realizó al mediodía en casa de Domingo Hinojosa dado que no existía una sede municipal. Eduardo Barros y José del Carmen Cartagena quedaron como segundo y tercer alcalde respectivamente, miesntras que los regidores fueron Nicomedes Cartagena, José Luis Palominos, Manuel Olivares Farfán, Elías Romero y Santiago Álvarez; como candidato de la Policía de Seguridad de Cartagena se eligió a Samuel Robledo.

casa de Huidobro

Según el censo de 1920, Cartagena tenía 1.147 habitantes y una población flotante de 3.000 personas. El alumbrado público hasta 1913 eran los faroles, encendido por un farolero, pintoresco personaje colonial que lentamente iba con su largo gancho encendiéndolos uno a uno. Luego se usó el combustible —carburo o acetileno—, traído desde Santiago. La inauguración del alumbrado público fue en el Año Nuevo de 1914. El primer medio de transporte que se instaló fue la línea "carritos de Sangre", sistema de coches a riel con trocha angosta tirado por caballos. Esta línea unía Cartagena, San Antonio y Las Cruces. El ferrocarril llegó a Cartagena en 1921, con lo que comenzó una etapa de masificación paulatina y el sobrepoblamiento en los meses de enero y febrero.

Como el tiempo, Cartagena fue perdiendo su condición de primer balneario del país —que pasaría a la zona de Viña del Mar y Reñaca— y la aristocracia del país escogería otros lugares de veraneo; sigue siendo, sin embargo, un baleario popular de Chile.

El 23 de noviembre de 1999, el borde costero de Cartagena junto con el sector de la casa, parque y tumba de Vicente Huidobro fue declarado Monumento Nacional en la categoría Zona Típica por el decreto exento nº401.[3]

Tumba del poeta Vicente Huidobro

Cartagena ha sido lugar de residencia y refugio de destacados artistas chilenos. Aquí pasó sus últimos años el pintor y escritor Adolfo Couve, que se suicidó en la casona Villa Lucia —hoy convertida en museo— el 11 de marzo de 1998. El poeta Vicente Huidobro murió en la casa que había heredado de su madre —actualmente el Museo Vicente Huidobro— y, de acuerdo a su voluntad, fue enterrado en la colina de atrás, mirando al mar. La tumba es Monumento Histórico por el decreto supremo nº171 del 2 de abril 1992.[4]

Other Languages