Carrie (película de 1976)

Carrie es una película estadounidense de suspense y terror psicológico de 1976 dirigida por Brian De Palma y escrita por Lawrence D. Cohen, basada en la novela Carrie, escrita por Stephen King.[1]

Película y novela tratan acerca de una introvertida adolescente, Carrie White, quien descubre que posee poderes telequinéticos que salen a la luz en el momento que ella estalla de ira.

Carrie sufre constantes humillaciones por parte de sus compañeros, lo cual termina en tragedia el día del baile de graduación cuando usa sus poderes en contra de toda su clase. La película está protagonizada por Sissy Spacek, Piper Laurie, Betty Buckley, Amy Irving, Nancy Allen, William Katt, John Travolta, P. J. Soles y Priscilla Pointer.

La película resultó un gran éxito para la United Artists, recaudando 33,8 millones de dólares en Estados Unidos, teniendo en cuenta que la inversión fue de 1,8 millones de dólares. La película recibió una respuesta positiva, sobre todo de los críticos.[4]

Spacek y Laurie fueron nominadas para el Óscar a la mejor actriz y el Óscar a la mejor actriz de reparto respectivamente.

Argumento

Sissy Spacek como Carrie White.
William Katt como Tommy Ross.

Carrie White es una adolescente marginada por la influencia perniciosa de su madre: una esquizofrénica y fanática religiosa, con una fuerte obsesión por hacer sus propias interpretaciones de la Biblia. Estas influencias sobre Carrie la convierten en el blanco de burlas del colegio, ya que sus compañeros no comprenden su timidez e introversión.

Jugando al voleibol en educación física y perdiendo la pelota en todas las ocasiones, las chicas la acosan constantemente, capitaneadas por Chris Hargensen, quien es especialmente cruel. Terminada la clase, mientras se duchan, Carrie tiene su primera menstruación. Al enterarse, el resto de las chicas se burlan de ella arrojándole tampones y compresas. Cuando la profesora de educación física, la Sra. Collins, aparece en la escena, trata de calmar a Carrie, quien con el poder de su mente (y aun si saberlo) rompe un foco de iluminación. La Sra. Collins, manda a las chicas fuera, y (por lo que más tarde Carrie le reclama a su madre) entendemos que le cuenta a Carrie lo que le está ocurriendo, ya que ella no sabía nada sobre la menstruación y pensaba que se estaba muriendo.

Carrie es enviada al despacho del director, donde la Sra. Collins le pide que le permita ausentarse de las clases durante una semana debido a lo ocurrido. Después de que el director la llame Cassie en vez de Carrie repetidas veces, Carrie responde enfurecida diciendo: “¡Es Carrie!” y el cenicero vuela en el aire para estrellarse contra el suelo. Cuando Carrie vuelve a casa, un niño en bicicleta se burla de ella y, acto seguido, cuando Carrie lo mira, se estrella contra el suelo.

Esa misma tarde, Margaret, la madre de Carrie visita a la Sra. Snell para difundir “El Evangelio de la Salvación a través de la Sangre de Cristo” y hacer que ésta haga una donación para la causa. La hija de la Sra. Snell, Sue, es una de las chicas que se había burlado de Carrie, quien aparece en su casa para disculparse por lo sucedido en las duchas.

Cuando Margaret llega a casa, recibe una llamada de la Sra. Collins, quien le cuenta todo lo que ha sucedido en la clase de educación física. Enfurecida, le dice a Carrie que su primera menstruación es un signo de pecado sexual que, según la absoluta convicción de su madre, Carrie ha cometido. Pese a las súplicas de Carrie, y su insistencia en que la humillación que sufrió es culpa de su madre por no hablarle nunca de la menstruación, su madre responde castigándola, forzándola a entrar en un armario para obligarla a rezar, pidiendo perdón por haber pecado. Esa misma noche, Carrie llora en su habitación cuando, de repente, el espejo se rompe en mil pedazos. Margaret entra en el cuarto para averiguar si Carrie y la rotura del espejo tienen algo que ver.

Al día siguiente, en clase, el Sr. Fromm lee un poema escrito por Tommy Ross, un compañero de clase. Tras bromear con Tommy por la poesía, el Sr. Fromm invita a la clase a debatir sobre el poema haciendo críticas y observaciones. Cuando Carrie opina diciendo que el poema le parece hermoso, el Sr. Fromm se burla de ella. Acto seguido, Tommy empieza a regañar al Sr. Fromm.

La Sra. Collins castiga a las compañeras de Carrie imponiéndoles más horas extras en su clase para que así puedan asistir al Baile de Graduación. Carrie se encuentra en la biblioteca cuando Chris se rebela ante la Sra. Collins por el castigo impuesto, quien responde dándole una bofetada y prohibiéndole ir al Baile de Graduación. Chris culpa a Carrie de su desgracia, quien sigue en la biblioteca investigando sobre su don, la telequinesis.

Sue Snell, sintiéndose mal por haberse burlado de Carrie, planea sacrificar su asistencia al Baile de Graduación pidiéndole a su novio que invite a Carrie en vez de a ella. Su plan es conseguir que Carrie sea aceptada en la sociedad que la rechaza pero Tommy, el novio de Sue, no acepta su propuesta. Chris, en cambio, planea vengarse de Carrie urdiendo un plan con la ayuda de su novio Billy Nolan.

Al día siguiente, Tommy invita a Carrie al Baile de Graduación mientras ella se encuentra en la biblioteca. Carrie se asusta y se va corriendo del lugar. La Sra. Collins trata de ayudar a Carrie diciéndole que debe sentirse segura de sí misma convenciéndola de que debe tener más autoestima y debe intentar aceptarse tal y como es. Más tarde, la Sra. Collins mantiene una charla con Sue y Tommy, quienes van a ayudar a Carrie con su vida social.

Nancy Allen como Chris Hargensen.

Tommy Ross se presenta en casa de Carrie para invitarla al Baile de Graduación por segunda vez. Carrie intenta decirle que no pero Tommy, finalmente, le explica que quiere ir con ella porque le había gustado su poema. Tras la insistencia del chico, Carrie Acepta.

Billy, Chris y algunos otros chicos se cuelan en una granja de cerdos y los matan.

Carrie habla con su madre acerca de su invitación al Baile de Graduación. Margaret se enfurece al enterarse de que ha sido invitada por Tommy Ross y de que su hija quiere integrarse en la sociedad. Su madre le muestra su descontento intentando impedir que su hija asista al baile pero, entonces, Carrie usa sus poderes de telequinesis cerrando puertas y ventanas, consiguiendo que su madre se asuste y crea que esos poderes son del demonio. Sin importarle lo que pueda pensar su madre, Carrie la informa de que asistirá al baile.

En el gimnasio del colegio, Billy se encuentra sentado en una viga llenando un cubo de sangre. Chris le hace señas a Billy para decirle que si mantiene el cubo en el lugar en el que está ahora, podrá tirar de la cuerda durante el Baile de Graduación.

En la casa de los White, Margaret se encuentra rezando por Carrie mientras ésta cose su vestido rosa para el Baile de Graduación.

Ernie Peterson y Freddy, amigos de Billy, hablan el día siguiente en el colegio con Chris escuchándoles desde lejos. Freddie quiere un cargo en el Comité del Baile de Graduación y Ernie pregunta por qué han esperado hasta el mismo día del baile para organizarse. Finalmente, acuerdan que Freddy recogerá las papeletas de votación para escoger al Rey y la Reina del Baile.

Mientras tanto, en un salón de belleza del centro, Chris, Norman y Helen hablan sobre el hecho de que Tommy haya invitado a Carrie al Baile de Graduación (por supuesto, también se ríen de ella). Chris le cuenta a Norman que, juntamente con su novio, han colocado un cubo lleno de sangre de cerdo en una de las vigas del gimnasio en el que se llevará a cabo el baile, justo encima del lugar en el que se llevará a cabo la coronación, donde ella y su novio estarán escondidos para tirar de la cuerda y que el líquido se derrame.

Tommy, George y otro chico se encuentran en una tienda escogiendo sus trajes para el baile.

Carrie se está preparando para el baile cuando su madre entra en su cuarto y empieza a criticarla por llevar el vestido. Más tarde, su madre le dice a Carrie que Tommy no va a venir y que todos van a reírse de ella. Carrie, enfurecida, empuja a su madre dos veces sobre la cama antes de que Tommy llegue. Posteriormente, Margaret le recita un pasaje de la Biblia en el que se exige la ejecución de las brujas.

El Baile de Graduación se lleva a cabo en medio de la felicidad de todos los asistentes. Dentro, la fiesta se encuentra en su apogeo cuando Carrie y Tommy juntamente con Freida y George entran al gimnasio. En la puerta, Freida felicita a Carrie por el vestido y les invita a sentarse con ella y George.

En casa de los Snell, Sue pregunta qué hora es y se levanta de la mesa para salir al enterarse de que es tarde. Carrie piensa que el baile es la noche de su vida mientras Tommy charla con unas cuantas personas y la Sra. Collins le pregunta a Carrie cómo se siente. La Sra. Collins le dice que “Nunca olvidará esta noche” y Tommy Ross le da las gracias por haber aceptado su invitación.

La votación se lleva a cabo y, tras haber manipulado los resultados, Tommy y Carrie son elegidos Rey y Reina del baile. Entre aplausos y felicitaciones por parte de todos los asistentes, se dirigen al escenario para ser coronados.

Sue Snell, quien acude al baile para ver cómo se desarrolla, se esconde detrás del escenario y presencia, feliz y orgullosa, la coronación. Al ver la cuerda y percatarse de que alguien la movía, sale de su escondite y se da cuenta de lo que va a suceder. La Sra. Collins, desconfía de Sue cuando le cuenta lo que ha visto y la echa del gimnasio. Sue, grita desesperadamente contando lo que está a punto de ocurrir pero sus gritos son ahogados por el ruido de los aplausos de la muchedumbre.

Edie McClurg como Helen Shyres.

Chris tira de la cuerda y deja caer el contenido del cubo sobre Carrie. En ese momento, los asistentes del baile se sorprenden, alguna compañera comienza a reírse de la broma y a burlarse de Carrie. El cubo se cae y golpea a Tommy en la cabeza dejándole inconsciente. Carrie ve subjetivamente que todos se están burlando de ella, incluso cree ver que su profesora también se ríe de ella, cuando no es así (De Palma, presenta 2 imágenes: una subjetiva de Carrie y otra objetiva), Carrie se transforma en una persona llena de furia y, utilizando sus poderes, cierra las puertas del gimnasio y provoca un incendio provocando una catástrofe que termina con todos sus compañeros y profesores muertos, ya que quedan atrapados dentro sin poder abrir las puertas.

Carrie queda como única superviviente y, cuando camina de vuelta a su casa, Chris Hargensen y su novio intentan atropellarla, ya que lo han visto todo y se han quedado impactados por lo sucedido en el gimnasio. Cuando el coche de Billy Nolan está a punto de atropellarla, Carrie usa sus poderes para desviarlo y provocar que se vuelque y explote, matando así a sus ocupantes.

Carrie llega a casa y, tras ducharse, intenta conseguir consuelo en los brazos de su madre. Ella la abraza pero, pensando que su hija es el demonio, intenta matarla con un cuchillo. Carrie cae rodando por las escaleras mientras su madre la persigue con un cuchillo en la mano preparada para darle el golpe final. Carrie intenta escapar sin conseguirlo utilizando únicamente su capacidad corporal de movimiento. Cuando Margaret levanta el cuchillo para acabar con Carrie, ésta hace levitar los objetos afilados que se encuentran en su casa y ataca a su madre. Margaret muere en consecuencia de las heridas, quedando clavada en la pared en una posición muy similar al martirio de San Sebastián.

Carrie, arrepentida de lo que ha hecho, abraza a su madre. Comprendiendo que su habilidad sólo le ha traído muerte y destrucción y arrepentida por haber matado a su madre y a la gente que la quería, llega a la conclusión de que la única solución para terminar con su sufrimiento es usar sus poderes para derribar su casa sobre ella y su madre. Toma el cuerpo de su madre y se lo lleva con ella a lo que aparentemente es un armario. Carrie muere durante los derrumbes y el posterior incendio de su hogar.

Finalmente, la única superviviente de la generación es Sue Snell, quien queda traumatizada por la tragedia. La última escena de la película es un sueño de Sue Snell en el que se encuentra ella visitando el terreno en el que se encontraba la casa de Carrie. Cuando deposita un ramo de flores en él, la mano de Carrie sale tomándole el brazo. Sue se despierta alterada con su madre abrazándola y consolándola.

Other Languages