Carrera de los Dos Mundos

Mapa del óvalo de Monza.

La Carrera de los Dos Mundos, también conocida como las 500 Millas de Monza, fue una carrera de automovilismo de velocidad disputada en el óvalo del Monza, Italia en los años 1957 y 1958. Fue propuesta como un evento de exhibición, permitiendo a los pilotos y equipos americanos del Campeonato Nacional del USAC competir directamente contra los Fórmula 1 europeos. Debido a la similitud con las 500 Millas de Indianápolis, el evento se ganó el apodo de Monzanapolis.

Los pilotos y equipos americanos ganaron en los dos años en que se corrió: Jimmy Bryan venció en 1957 y Jim Rathman en 1958. Algunos equipos de Fórmula 1 decidieron participar en la carrera y construyeron autos especiales para el evento. El abandono de muchos de ellos por motivos de la seguridad en la pista y el costo del evento llevaron a cancelar la carrera después de 1958.

Concepto inicial

En 1954, el desarrollo del Autódromo Internationale Monza empezó por primera vez en 1948, centrándose en reconstruir la porción del ovalo en la pista el cual fue abandonado durante la segunda guerra mundial. Los 4.5 kilómetros del ovalo peraltado, el cual se usó la última vez en 1933, fue desechado. La curva al sur Sud Alta Velocita fue re ubicada y cambiada hacia el norte por muchos metros, acortando la longitud de distancia por vuelta a 4.5km. Ambas curvas peraltadas fueron reconstruidas en una curva inclinada que alcanzaba los 80 grados, reemplazando a la de inclinación plana que se usó anteriormente. La reconstrucción se terminó a tiempo en agosto de 1955, para el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, el cual combinaba el nuevo ovalo con el circuito permanente completando los 9.8 km de distancia.

Al año siguiente, Giuseppe Bacciagaluppi, presidente del Automóvil Club de Milán y duelo del Autódromo Internationale Monza, invito a Duane Carter, director deportivo del USAC, para asistir a la segunda carrera del Gran Premio de Italia en el nuevo circuito. El dúo discutió las similitudes entre el nuevo óvalo de Monza y la Indianapolis Motor Speedway, el cual también celebró una fecha del mundial de Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis. A pesar de que las 500 millas continuaban parte del campeonato, solo unos pocos europeos intentaron participar desde que se creó el campeonato. Alberto Ascari de Ferrari en 1952, fue el único europeo que en realidad califico para la carrera. Bacciagaluppi y Carter creyeron que una carrera de óvalos en Europa en lugar de los Estados Unidos atraería a las escuderías de Fórmula 1, y el USAC y el Automóvil Club de Italia empezaron a trabajar para hacer posible el evento.

Una carrera fue programada para junio de 1957, corriendo en los 4.25 km del ovalo de Monza. Equipos voluntarios del USAC fueron transportados desde los Estados Unidos, mientras los equipos de Fórmula 1 también eran libres de participar en caso de elegirla. Para la preparación, el fabricante de neumáticos Firestone transportó un Kurtis Kraft–Chrysler del USAC a Monza en abril de 1957 en orden a llevar a cabo las pruebas de los neumáticos hechos para el evento. El piloto estadounidense Pat O'Connor completó 364 km en el ovalo, marcando una mejor vuelta de 273 km/h, casi 48 km/h más rápido que las vueltas alcanzadas en Indianápolis.