Carraca (embarcación)

Imagen de una carraca portuguesa en Nagasaki. Biombo japonés del siglo XVII

Las carracas eran navíos de vela redonda de alto bordo especializados en el transporte de grandes cargas en travesías largas. Hubo carracas desde el siglo XII hasta el siglo XVI. Fueron los mayores buques europeos de su época.

Eran muy apreciadas por portugueses, venecianos y genoveses y menos utilizadas por castellanos y aragoneses. En los astilleros del mar Cantábrico se construyeron muy pocas carracas, por su mal comportamiento en los temporales.

Orígenes

Creado por los portugueses en el siglo XV durante sus exploraciones, la configuración básica de la carraca constaba de un casco con calado considerable, un mástil y una enorme vela rectangular. Con el paso del tiempo fue incorporando adelantos significativos; el principal de ellos fue la incorporación de timón de codaste como reemplazo de los timones de espadilla.

Su tamaño y calado le daban prestaciones muy importantes y apreciadas:

  • Carga: en su tiempo fue el mayor buque de carga disponible, siendo ésta muy diversa. También se le empleó como transporte de tropas, incluso caballería.
  • Resistencia: Las carracas fueron barcos muy sólidos y fiables, y conforme iban incorporando adelantos técnicos fueron capaces de realizar travesías más largas.

La principal desventaja de las carracas era su pobre maniobrabilidad y su lentitud, deficiencias que fueron mejorándose con los adelantos técnicos que iban surgiendo.

Otro aspecto importante de las carracas era que, al tener un calado significativo, sólo podían hacer operaciones de carga y descarga en puertos de altura, ya sea que fueran marítimos o fluviales, o bien estando ancladas a distancia. Su capacidad de maniobra en puertos de cabotaje era muy limitada.

Otro inconveniente de este tipo de embarcaciones era el elevado costo de construcción, sobre todo considerando que durante la Edad Media los estados nacionales europeos eran esencialmente nominales; en realidad, Europa estaba fragmentada en territorios feudales y ciudades estado, de los cuales sólo unos pocos tenían los medios para financiar la construcción de carracas. Este aspecto es significativo desde el punto de vista histórico, ya que en términos navales, la carraca, como buque de guerra, era muy superior al drakkar vikingo. Sin embargo, la falta de flotas defensivas en Europa, especialmente en Francia e Inglaterra, permitió a los vikingos llevar a cabo invasiones con éxito en estos reinos.

Other Languages
беларуская: Карака
български: Карака
bosanski: Karaka
català: Carraca
čeština: Karaka
dansk: Karrak
Deutsch: Karacke
English: Carrack
eesti: Karakk
suomi: Karakki
français: Caraque
Gaeilge: Carrac
עברית: קאראק
magyar: Karakk
íslenska: Karkari
italiano: Caracca
한국어: 캐럭
lietuvių: Karaka
Nederlands: Kraak (zeeschip)
norsk bokmål: Karakk
polski: Karaka
português: Carraca
română: Caracă
русский: Каракка
srpskohrvatski / српскохрватски: Karaka
slovenčina: Karaka
slovenščina: Karaka
српски / srpski: Карака
svenska: Karack
Türkçe: Karak (gemi)
українська: Карака