Carmen Martín Gaite

Carmen Martín Gaite Prince of Asturias Foundation Emblem.svg
Carmen Martín Gaite.jpg
Información personal
Nacimiento 8 de diciembre de 1925
Salamanca Bandera de España  España
Fallecimiento 23 de julio de 2000 (74 años)
Madrid Bandera de España  España
Nacionalidad Española
Lengua materna Español
Familia
Cónyuge Rafael Sánchez Ferlosio ( 1953 - 1970)
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritora y profesora de universidad
Años activa Siglo XX
Lengua de producción literaria Español
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Generación de los 50
Obras notables Entre visillos
El cuarto de atrás
Nubosidad variable
Distinciones Premio Nadal
Premio Príncipe de Asturias Premio Príncipe de Asturias de las Letras
Premio Nacional de las Letras Españolas
[ editar datos en Wikidata]

Carmen Martín Gaite ( Salamanca, 8 de diciembre de 1925 - Madrid, 23 de julio de 2000) fue una escritora española, una de las figuras más importantes de las letras hispánicas del siglo XX. Recibió, entre otros, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, en 1988.

Biografía

Carmen era la segunda hija del matrimonio formado por José Martín López (Valladolid, 1885) y María Gaite Veloso (Orense, 1894), que habían contraído matrimonio en 1923. Sus padres se habían conocido en Salamanca, en la que su padre ejercía como notario. Sus abuelos maternos eran de Orense y su madre también nació en esta provincia. Su abuelo había sido catedrático de Geografía y su tío abuelo fue fundador del Ateneo de Orense y director y editor del periódico El Orensano. La familia solía pasar todo los veranos en una finca que tenían sus abuelos maternos en San Lorenzo de Piñor (Barbadás), a cinco kilómetros de Orense.[3] Estos viajes fueron la base de su vinculación con Galicia y su interés por la cultura de la tierra, que sirve de escenario a alguna de sus obras como Las ataduras y Retahílas.

Carmen nació y creció en la ciudad de Salamanca. En su infancia no acudió a ningún colegio ya que su padre, de ideas liberales, no deseaba que fuera educada en una institución religiosa, por lo que recibió clases de profesores particulares y de su padre, gran aficionado a la historia y la literatura, que ejerció como iniciador de Carmen y su hermana Ana en estas disciplinas.[4]

El comienzo de la Guerra Civil Española impidió a Carmen cursar el bachillerato en el Instituto Escuela de Madrid, como ya había hecho su hermana Ana, por lo que tuvo que realizar sus estudios de segunda enseñanza en el Instituto Femenino de Salamanca, cuyo ambiente se refleja en su novela, Entre visillos. Allí tuvo como profesores a Rafael Lapesa y Salvador Fernández Ramírez, dos futuros miembros de la Real Academia Española y que marcaron su vocación literaria.[2]

Universidad

En 1943, inició sus estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca, donde tuvo como profesores a Francisco Maldonado, Antonio Tovar, Manuel García Calvo y Alonso Zamora Vicente. En el primer curso coincidió con Ignacio Aldecoa y Agustín García Calvo, en esos años colaboró en la revista Trabajos y días, donde aparecieron sus primeros poemas y también se interesó por el teatro, participando como actriz en varias obras. Durante el verano del 1946, permaneció becada en la Universidad de Coimbra, en la que afianzó su interés por la cultura galaico portuguesa.

En verano de 1948, tras terminar su licenciatura en la rama de Filología Románica, fue becada para ampliar estudios en el extranjero, en el Collège International de Cannes. Allí perfecciona el idioma francés, se inicia en la literatura francesa contemporánea y conoce un tipo de sociedad más abierta y cosmopolita. [3]

Inicio de su carrera literaria

Poco a poco su proyecto de la tesis doctoral se fue diluyendo y ganó peso su dedicación a la literatura. Publicaba cuentos y artículos en revistas y trabajó durante un tiempo haciendo fichas para un diccionario de la Real Academia Española, trabajó también como profesora en un colegio femenino y como empleada de la notaría de su padre que se había trasladado a Madrid.[3]

En 1953, comenzó a colaborar con la revista literaria Revista Española, y en el mes de octubre contrajo matrimonio con el también escritor Rafael Sánchez Ferlosio, al que había conocido a su llegada a Madrid en 1950. Tras la boda, el matrimonio pasa unos meses en Roma, en casa de los abuelos maternos de Sánchez Ferlosio, además de visitar otras ciudades italianas como Nápoles, Florencia y Venecia. Este periodo italiano le llevó a contactar con la literatura contemporánea de ese país; entre sus principales influencia destacan Cesare Pavese, Italo Svevo y Natalia Ginzburg. Se separaría de Ferlosio en 1970, para vivir con su hija Marta que fallecería en 1985 a la edad de 29 años.

En la primavera de 1954 obtuvo el Premio Café Gijón por su novela corta El balneario. En octubre de ese mismo año nació su primer hijo, Miguel, que murió de meningitis en mayo del año siguiente. Su hija Marta, nació dos años después en 1956.

Su consolidación como novelista llegó con el premio nadal que obtuvo en enero de 1958 por su primera novela larga, Entre visillos. La segunda fue Ritmo lento, que quedó finalista del premio Biblioteca Breve de Narrativa de 1962.[3]

La pasión por La Historia

En los años sesenta, deja un poco de lado la escritura de ficción, atraída por la Historia, permaneciendo más de diez años sin publicar ninguna novela. Fruto de este trabajo son El proceso de Macanaz: historia de un empapelamiento (1970) sobre el político del siglo XVIII, Melchor de Macanaz, y El conde de Guadalhorce, su época y su labor (1976). En esa línea de investigación construyó su tesis doctoral con el título Lenguaje y estilo amorosos en los textos del siglo XVIII español, que leyó el 11 de junio de 1972, con 46 años, ante un tribunal compuesto por sus antiguos profesores Rafael Lapesa, Alonso Zamora Vicente, y que también componían José María Jover y Emilio Lorenzo.[5]

Recibió, entre otros, el Premio Nadal y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.[6]

Other Languages