Carlos de Rokha

Carlos de Rokha
Información personal
Nombre de nacimiento Carlos Díaz Anabalón
Nacimiento 1920
Valparaíso, Chile
Fallecimiento 1962
Santiago, Chile
Nacionalidad Chilena
Información profesional
Ocupación Poeta, pintor y cuentista
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Carlos de Rokha, seudónimo de Carlos Díaz Anabalón ( Valparaíso, 17 de octubre de 1920 - Santiago, 29 de septiembre de 1962), fue un poeta, cuentista y pintor chileno.[1]

Biografía

Carlos de Rokha nació con el nombre de Carlos Díaz Anabalón. Fue el hijo mayor de Carlos Díaz Loyola ( Pablo de Rokha) y de Luisa Anabalón Sanderson ( Winétt de Rokha), miembros de una familia de reconocidos artistas en Chile —entre ellos, sus propios padres y hermanos Lukó, José, Pablo y Laura, entre otros—.

Seguidor de Arthur Rimbaud,[2] fue incluido por algunos críticos dentro de la Generación Literaria de 1938, pese a las brechas estilística, etaria y temática; sin embargo fue un poeta único, que caminó por diferentes estilos, por lo que no se puede clasificar únicamente en esta generación, sino que también, en cierta medida en la generación de 1950.

A lo largo de su vida, sufrió de esquizofrenia,[3] por lo que en más de una ocasión fue internado en el Hospital Siquiátrico.

En 1961, su obra Memorial y llaves fue galardonada con el Premio de los Juegos Municipales Gabriela Mistral de la Municipalidad de Santiago. En 1962, su obra Pavana del gallo y el arlequín logró el mismo galardón.

Carlos de Rokha falleció a los 42 años por una sobredosis de fármacos. La razón de muerte es debatida entre una ingesta accidental o un suicidio.[4]

Su muerte afectó profundamente a su padre, Pablo de Rokha, quien nunca pudo recuperarse de la muerte de su hijo. En Carta perdida a Carlos de Rokha[5] escribió: «el sello del genio de Winétt te persiguió, como una gran águila de fuego, desde la cuna a la tumba, pero no te influyó, porque no te influyó nadie, encima del mundo. Perdóname el haberte dado la vida».

Mahfúd Massís, cuñado de Carlos de Rokha, se refirió a su muerte de la siguiente forma: «Carlos fue el ángel sediento, desinteresado, atormentado, que cumplía una sola función en el mundo, una sola función, y ninguna otra, una función principal, impuesta por el destino de su organización psíquica, y hasta física, pues todos sus rasgos acusaban al poeta sin redención posible. Era, así, el poeta irremediable, el poeta sin salvación, condenado desde la partida. Terrible, triste, envidiable destino». Asimismo, Enrique Lihn le dedicó Elegía a Carlos de Rokha en su libro La pieza oscura (1963).

En 1964, se publicó su primera obra póstuma: Memorial y llaves. Luego, en 1967, se publicó su segunda obra póstuma: Pavana del gallo y el arlequín. En 2004, Patricia Tagle, sobrina de Carlos de Rokha, recibió $ 9 000 000 de parte del Fondo Nacional del Libro para la publicación de los poemas inéditos compilados en cerca de diez cuadernos que poseía el poeta.

Other Languages
français: Carlos de Rokha