Carlos Mejía Godoy

Carlos Mejía Godoy
Carlos Mejia Godoy by jorgemejia.jpg
Carlos Mejía Godoy en el X Aniversario de la Fundación Mejía Godoy, diciembre de 2006.
Datos generales
Nombre real Carlos Arturo Mejía Godoy
Nacimiento 27 de junio de 1943 (73 años)
Origen Bandera de Nicaragua  Nicaragua, Somoto
Nacionalidad Nicaragüense
Cónyuge Xochitl Acatl Jiménez Guevara (2009)[2]
Ocupación Músico, compositor y cantautor
Información artística
Género(s) Folk
Período de actividad 1968-actualidad
Artistas relacionados Luis Enrique Mejía Godoy
Luis Enrique
Perrozompopo
Elsa Baeza
[ editar datos en Wikidata]

Carlos Arturo Mejía Godoy ( 1943- ) es un músico, compositor y cantautor nicaragüense, y uno de los principales representantes de la Canción Testimonial o Nueva canción de su país.

Creció en el seno de una familia relacionada con la música popular, el folclore y la cultura tradicional, lo que le proporcionó una relación muy temprana con el mundo cultural y artístico de Nicaragua.[3]

Entre 1979 y 1990 participó activamente en la Revolución Sandinista, propiciada por el FSLN.[ cita requerida]

Biografía

Carlos Mejía Godoy nació el 27 de junio de 1943 en la localidad de Somoto, departamento de Madriz en Nicaragua. Hijo de Carlos Mejía Fajardo, músico popular, y de María Elsa Godoy, maestra de escuela y artesana de pan. Su hermano Luis Enrique Mejía Godoy, dos años menor que él, es también un músico nicaragüense.[3]

En 1954 abandonó su ciudad natal y continuó sus estudios de primaria y bachillerato hasta comenzar la universidad ya en los años 1960, donde comenzó a realizar colaboraciones de locutor de radio, actor y libretista. Su relación con la radio se mantendría entrada la década de los 70, destacando como actor y creador de programas radiales de tipo satírico. Desarrollando en ese tiempo las primeras obras musicales.[4]

En ese periodo comienza a destacar con su obra "Alforja Campesina" que fue interpretada por el trío "Los Madrigales". Junto con el trío "Los Bisturices Armónicos" se dedica a la investigación y estudio del folclor nicaragüense recogiendo y divulgando viejas canciones campesinas. Son de esos años las canciones de contenido social por la que se apuntaba ya su simpatía por el movimiento revolucionario del FSLN y su integración en el movimiento estudiantil de la universidad. Canciones como "Desde Siuna con amor", "Muchacha del F.S.L.N.", "La tumba del guerrillero" son de esa época.

A finales de los años 60, incorporado en Radio Corporación de Managua, junto a "Chinto jiñocuago" y creó el personaje de "Corporito", que como él mismo reconoce le permitió descubrirse como comunicador, así lo describió en 1993:

"Cantaba todos los días una parodia, cambiando las letras a las canciones conocidas y adaptándola a algún problema político y social"

Con canciones relacionadas en el alma popular nicaragüense, en las que plasma los problemas cotidianos e incluso la forma de hablar se hacen popular entre la población. La violencia del mundo rural queda reflejada en la pieza "Chinto Jiñocuago", el terremoto de Managua de 1972 da lugar a "Panchito Escombros", con "María de los Guardias" o "La Tula Cuecho" muestra la problemática de la mujer o con "Quincho Barrilete", tema ganador del Festival de la OTI de 1977 interpretado por Eduardo "Guayo" González, denuncia la situación de la infancia en su país.[3]

El primer disco sencillo se editó en 1973 con el título "Cantos de flor de pueblo" y estaba basado en el terremoto de Managua del año anterior. El disco fue muy bien acogido por el público y marcó una nueva etapa en el desarrollo y el fomento de la música vernácula de Nicaragua. Luego saldría "La calle de en medio".[4]

Las canciones de Carlos Mejía Godoy lo identificaban con el pueblo y sus esperanzas, canciones como "Terencio Acahualinca", "Panchito Escombros", "Quincho Barrilete", "Clodomiro el Ñajo", " María de los guardias" que tendrían gran éxito en todo el país y en el extranjero.

Fundó, después del terremoto de 1972, el "Taller de Sonido Popular" junto con Humberto Quintanilla, Milcíades Poveda Herrera, Enrique Duarte, Silvio Linarte y Pablo Martínez Téllez (El Guadalupano) y se integró en el grupo "Gradas". Como integrante de las "Brigada de Salvación del Canto Nacional" siguió la senda del rescate de muchas piezas folclóricas nicaragüenses.

Junto a canciones claramente revolucionarias, de las que luego la Revolución Sandinista haría bandera, como "Las mujeres del Cua", "La tumba del guerrillero", " Himno a la Unidad Sandinista" y "Nicaragua, Nicaragüita"; crea el álbum "La Misa Campesina Nicaragüense", donde Ernesto Cardenal le brinda un especial apoyo. En este trabajo refleja el espíritu de la Iglesia Popular Latinoamericana en su activa opción por los pobres.[3]

Carlos Mejía Godoy comienza un proceso de proyección internacional. Con el grupo "Los de Palacagüina" realiza una gira internacional recorriendo Europa y América. De la mano del sacerdote alavés Victoriano Arizti, al cual dedican su canción "La viejecita de Mozambique", recala una amplia temporada en España donde se hizo de embajador de la lucha de Nicaragua por su libertad, dando a conocer y extendiendo las canciones populares nicaragüenses.

La primera colaboración de Mejía Godoy en España fue la canción "María de los Guardias", que se incluyó en el álbum de Massiel "Carabina 30-30" en 1976.[3]

En ese mismo año, la canción "Son tus perjúmenes mujer" logra entrar en la lista de los más exitosos temas de España. Esta pieza es algo atípico en su trayectoria pues la es una canción con un cierto contenido sensual, que se aleja de sus temas de contenido más social.

En España edita el disco "El son nuestro de cada día" y obtiene tres discos de oro. En 1977, su tema "Quincho Barrilete" gana el Festival de la OTI que se celebra en Madrid interpretado por Guayo González. También "El Credo", perteneciente a la Misa Campesina, alcanzó los primeros puestos en las listas de éxitos en la voz de Elsa Baeza.

Su relación activa con el Frente Sandinista de Liberación Nacional se evidencia en 1978 con la composición de muchas canciones que exaltan la lucha revolucionaria, su himno, " Himno a la Unidad Sandinista", es muestra de ello.

El año 1979, tras el triunfo de la Revolución Sandinista regresa a Nicaragua y ocupa un escaño como representante de los artistas en el Consejo de Estado.[4]

Durante el gobierno Sandinista

Participa activamente en la política de Nicaragua, como diputado y responsable de la política cultural. Viaja por América, incluido Estados Unidos, y Japón donde graba un disco con sus mejores canciones.[4]

Sergio Ramírez Mercado decía en 1982

Yo no sé cuánto debe la Revolución a las canciones de Carlos Mejía Godoy, que lograron organizar un sentimiento colectivo del pueblo, extrayendo sus temas y sus acordes de lo más hondo de nuestras raíces y preparando ese sentimiento para la lucha.

Y si ello fue decisivo en el período de lucha, también lo fue en el período de gobierno, donde Carlos fue el dinamizador cultural de la Nicaragua rojinegra, con una aportación importantísima que sumada a otros músicos e intelectuales lograron un movimiento cultural sin parangón en la historia del país centroamericano.

De esta época son sus canciones para la Cruzada Nacional de Alfabetización y el "Canto épico al FSLN" y junto con Los de Palacagüina, "Monimbó". Canciones como "Alforja Campesina", "Nicaragua Nicaragüita", "La Viejita de Mozambique", "Panchito Escombros", "La Tula Cuecho" o la "Leona de Tiempo Completo" marcarían una época.

Después de 1990

Tras el periodo revolucionario, Carlos Mejía Godoy regresa a la radio y la televisión promoviendo la cultura popular de una forma integral.[4]

En 1992 presenta su obra "Cantos de Cifar", inspirada en los poemas de Pablo Antonio Cuadra en el Teatro Nacional Rubén Darío de Managua.

El 13 de diciembre de 1993 se le rindió un homenaje en el Centro Cultural "Ruinas del Gran Hotel" en conmemoración de sus 30 años de vida artística. Ese mismo año funda con sus hermanos Luis Enrique y Francisco "Chico", más otros amigos, el primer café concierto de Nicaragua, "La Buena Nota", que se convirtió en un importante centro de la música nicaragüense. Allí trabajaría hasta mediados de 1998 cuando fundan "La casa de los Mejía Godoy", que abren en diciembre de ese año.

En 1996, con el programa El clan de la picardía que emite Televicentro Canal Dos y tiene difusión vía satélite a Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, recibe el premio La "Ceiba de Oro". Este programa de televisión se realiza en comunidades urbanas y rurales promoviendo el amplio espectro de la identidad nacional nicaragüense porque destacaba el talento artístico y las expresiones culturales propias de cada sitio visitado.[4]

En 1997 los hermanos Mejía Godoy crean la Fundación Mejía Godoy, fundación sin ánimo de lucro para el desarrollo cultural desde donde realizan acciones de todo tipo, conciertos, grabaciones, programas de salud, antidroga y de lucha contra el SIDA. Hijo de esta fundación es La casona de los Mejía Godoy, centro de arte y cultura nicaragüense y un lugar de interés turístico.

En 1999 tanto Carlos como su hermano Luis fueron nombrados por la Universidad Nacional Agraria doctores Honoris Causa en desarrollo rural.[ cita requerida]

En 2001 musicalizó el poema de Carlos Martínez Rivas "El Paraíso Recobrado" y en 2003 es nombrado, junto con su hermano Luís Enrique, "Campeón de la Salud" por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En el año 2005 musicaliza el poema de Ernesto Cardenal “Oración por Marylyn Monrroe” que teatralizaría luego.

Tras romper con el FSLN se presenta en 2006 por el Movimiento Renovador Sandinista como candidato a la vicepresidencia de Nicaragua junto a Edmundo Jarquín como candidato a la presidencia con el lema de campaña es "Yo soy el feo, señores. El feo que quiere una Nicaragua linda".

En el año 2007, producido por la Fundación Autor de SGAE, graba un disco como homenaje a sus 30 años de trabajo, en este disco participan entre otros, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Paloma San Basilio, José Luís Perales, Elsa Baeza, y el Grupo "Consorcio".

El 26 de junio de 2013, se le rindió un homenaje en el Teatro Nacional Rubén Darío en conmemoración de sus 70 años de edad y 45 de vida artística. El homenaje se repitió el 3 de julio del mismo año.[5]

Other Languages