Carlos Luis Fallas

Carlos Luis Fallas
Carlos Luis Fallas Retrato.jpeg
Retrato de Carlos Luis Fallas
Información personal
Nombre de nacimiento Carlos Luis Fallas Sibaja
Nacimiento 21 de enero de 1909
Flag of Costa Rica.svg  Costa Rica, Alajuela
Fallecimiento 7 de mayo de 1966, 57 años
Flag of Costa Rica.svg  Costa Rica, San José
Causa de muerte Cáncer y cáncer de riñón Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Costarricense
Lengua materna Español
Información profesional
Ocupación Escritor
Político
Seudónimo Calufa
Lengua de producción literaria Español
Género Novela, cuento
Obras notables Mamita Yunai, Marcos Ramírez
Distinciones Premio Nacional de Cultura Magón
[ editar datos en Wikidata]

Carlos Luis Fallas Sibaja ( Alajuela, 21 de enero de 1909 - San José, 7 de mayo de 1966) fue un escritor y dirigente comunista costarricense, conocido como Calufa. Frecuentemente considerado como uno de los autores más importantes y emblemáticos de la literatura costarricense, Fallas poseía una manera única de combinar el humor con el realismo crudo y descarnado típico de la época en la que vivió en sus obras.

Biografía

Carlos Luis Fallas fue hijo ilegítimo de Roberto Cantillano Vindas, director de bandas militares costarricense, y Adelina Fallas Sibaja. Cuando tenía aproximadamente unos 5-6 años de edad, su madre (de extracción campesina), contrajo matrimonio con Rubén Barrantes, "un obrero zapatero muy pobre"[1] y tuvo con él 6 hijas, Emma, Lilly, Betty, Arabella, Esmeralda y Odalía.

Se crió con sus tías en San José, y empezó a ir a la escuela Mauro Fernández, pero tuvo que trasladarse luego a la escuela Porfirio Brenes —como él mismo contaría después: "le pegué a la maestra, porque la vieja me iba a pegar. Le colmé las dos orejas con la regla, ella se llamaba Sofía Pochett"[2]

Lector voraz desde los 10 años de edad, cursó solo los cinco grados de la escuela primaria y dos de la secundaria, ya que tuvo que abandonar los estudios para trabajar como aprendiz en un taller de ferrocarriles.

Cuando iba a entrar en quinto grado se fue para Las Tropas, a Panamá. Después trabajó en el ferrocarril al Pacífico como aprendiz en la sección de aire y a los 16 años se trasladó a las plantaciones de banano de la transnacional United Fruit Company, en la provincia de Limón, donde trabajó como cargador, peón, ayudante de albañil, dinamitero y tractorista, entre otros oficios. Declaró haber sido "ultrajado por los capataces, atacado por las fiebres, vejado en el hospital". Todas estas experiencias hicieron que se desarrollara en Fallas una profunda sensibilidad por los problemas sociales, que vivió en carne propia y que influyeron en su obra literaria.

Regresó a Alajuela a los 22 años de edad para ver a su madre morir. Se fue a Grecia a trabajar en la carretera al Pacífico, y después, a Las Cañas.

Fue por ese entonces que su vida cambió gracias a un excompañero de colegio, Claudio Alvarado, con el que tropezó en el parque de Alajuela. Alvarado le prestó el Manifiesto Comunista, de Marx y Engels, que "fue una revelación". "En ese libro encontraba la explicación de todos los problemas, y era como si me fueran a quitar una venda de los ojos", diría poco antes de morir.[2] Motivado por los ideales revolucionarios y antimperialistas, a partir de entonces se consagraría al comunismo y al naciente movimiento obrero.

Fallas aprendió en tres meses el oficio de zapatero, que ejerció por varios años.

Carlos Luis Fallas participó activamente en la vida política y social del país: fue miembro de los primeros sindicatos alajuelenses y líder de huelgas que lo llevaron a la cárcel en varias ocasiones; fue uno de los líderes más visibles del Partido Comunista Costarricense.

En 1933 resultó gravemente herido en un sangriento choque entre obreros y la policía. Ese mismo año, después de un discurso calificado de subversivo por las autoridades, fue condenado a un año de destierro en Limón; ahí intervino en la gran huelga bananera de 1934 contra la United Fruit Company, que llegó a movilizar a más de 15.000 trabajadores. Esto motivó que lo volvieran a encarcelar; se declaró en huelga de hambre y finalmente fue puesto en libertad.

Fue elegido regidor municipal en 1942 y diputado del Congreso Constitucional en 1944. Participó como jefe militar de batallones comunistas en la guerra civil de 1948 y después fue a la cárcel una vez más, ocasión en la que estuvo a punto de ser fusilado.[3]

En 1965, Calufa viajó a Moscú junto a su entonces esposa, Zahyra Agüero. Según afirmó alguna vez Joaquín Gutiérrez, a Fallas le había salido una pequeña protuberancia en la ingle antes de efectuar el viaje, por lo que visitó un médico que le ofreció operar al día siguiente. Sin embargo, Fallas se negó debido precisamente al viaje, y dijo que si se tenía que operar, lo haría allá.

En la Unión Soviética le anunciaron que tenía un cáncer generalizado. Regresó a Costa Rica ya gravemente enfermo y se dedicó solo a escribir artículos en el periódico.

Murió el 7 de mayo de 1966 a causa de un cáncer de riñón. Sus restos yacen en el Cementerio Obrero junto con 12 cuerpos más, en una bóveda prestada y sin lápida de identificación.

Other Languages
Simple English: Carlos Luis Fallas