Carlos II de Parma

Carlos Luis de Borbón-Parma
Infante de España
Duque de Parma y Estados anexos
Carlo II di Parma.jpg
El duque con el hábito de Santiago.
Rey de Etruria
(Como Luis II)
27 de mayo de 1803 - 10 de diciembre de 1807
Predecesor Luis I
Sucesor Elisa Bonaparte como Gran Duquesa de Toscana
Información personal
Otros títulos Rey de Etruria
Duque de Lucca
Nacimiento 22 de diciembre de 1799
Madrid, Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg España
Fallecimiento 16 de marzo de 1883 (83 años)
Niza, Flag of France.svg Francia
Familia
Casa real Casa de Borbón-Parma
Dinastía Dinastía Capeta
Padre Luis Francisco Filiberto de Borbón-Parma
Madre María Luisa de Borbón
Consorte María Teresa de Saboya
Descendencia
Coat of arms of the House of Bourbon-Parma.svg
Escudo de Carlos Luis de Borbón-Parma
[ editar datos en Wikidata]

Carlos Luis de Borbón-Parma, también conocido con los nombres de Luis II de Etruria, Carlos Luis de Lucca y Carlos II de Parma, nació en el Palacio Real de Madrid, España, en 1799 y falleció en Niza, Francia, en 1883; Infante de España que fue duque de Parma y Plasencia desde el año 1847 hasta 1849, en que abdicó. Anteriormente fue rey de Etruria desde el año 1803 hasta 1807 y duque de Lucca desde 1824 hasta 1847.

Biografía

Orígenes familiares

Carlos II de Parma era hijo de Luis I de Parma y la infanta María Luisa de Borbón. El príncipe era nieto por vía paterna del duque Fernando I de Parma y de la archiduquesa María Amalia de Austria, mientras que por vía materna era nieto del rey Carlos IV de España y de la princesa María Luisa de Parma.

Intercambio de títulos

Carlos II fue nombrado el 27 de mayo de 1803, a la edad de cuatro años, rey de Etruria bajo la regencia de su madre, la infanta María Luisa de Borbón. El Reino de Etruria fue una invención de la diplomacia napoleónica y el 10 de diciembre del año 1807 fue desposeído del título y el reino fue conquistado por Napoleón Bonaparte y lo integró al Reino de Italia. María Luisa y Carlos tuvieron que trasladarse a la Corte de Madrid, donde mantuvieron la promesa de Napoleón de garantizarles un trono al reino de nueva creación de la Lusitania Septentrional (norte de Portugal).

Carlos II de Parma en brazos de su madre María Luisa de Borbón. Goya, 1800.
Carlos Luis, Infante de España, Duque de Lucca. Litografía de Andreas Staub

Con la derrota de Napoleón y la celebración del Congreso de Viena, el ducado de Parma fue entegrado de forma vitalicia a la archiduquesa María Luisa de Austria, viuda de Napoleón e hija del emperador Francisco I de Austria. El nuevo ducado sería entegrado a los Borbón-Parma a la muerte de la archiduquesa. Mientras tanto, a los Parma se les entrega un pequeño ducado de nueva creación al norte de la Toscana, el Ducado de Lucca que con la muerte de Carlos se reintegrará de nuevo en el Gran Ducado de Toscana. Así mismo, el 17 de julio de 1834 fue nombrado infante de España por el pretendiente carlista Carlos María Isidro de Borbón.

Un suceso inesperado puso a Carlos Luis en la mesa de negociaciones de las cancillerías europeas: en 1817, el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Juan Martín de Pueyrredón, envió un agente a París con la misión de transmitir al Ministro de Negocios Extranjeros de Francia, el anhelo de las provincias argentinas de elevar al trono a un príncipe europeo como un medio de salvaguardar su independencia y encauzar el proceso político surgido de la Revolución de Mayo a través de la forma política de una monarquía constitucional. Descartada la candidatura del Duque de Orleáns (futuro Luis Felipe I, Rey de los Franceses), el otro candidato posible fue el Infante Carlos Luis, Príncipe de Lucca, en razón de su parentesco con el Rey Fernando VII y su pertenencia a la Casa de Borbón, también reinante en Francia, lo que enervaría una oposición de Austria y de Prusia. Las negociaciones llevadas a cabo por Valentín Gómez se encaminaron en esa dirección, pero la caída del Directorio y la derrota de las fuerzas de Buenos Aires en la Batalla de Cepeda en el año 1820, concluyeron esta aventura monárquica.

En 1847 María Luisa de Austria muere en Parma. El Ducado de Parma vuelve a los Borbón-Parma y el Ducado de Lucca se integra de nuevo en el Gran Ducado de Toscana, siendo ambas negociaciones llevadas a cabo por su ministro y hombre de confianza de origen británico, Thomas Ward. Un año después, Carlos II tiene que abdicar como consecuencia de las revoluciones liberales en favor de su hijo el duque Carlos III de Parma. Se instala en la ciudad de Niza, donde muere el 16 de marzo de 1883.

Other Languages