Carlos II de Navarra

Carlos II El Malo
Rey de Navarra, Conde de Évreux
Charles le mauvais et les Parisiens.jpg
Carlos de Navarra en un estrado de Pré-aux-Clercs arenga a una multitud de parisinos. Ilustración extraída de las Grandes Crónicas de Francia
Información personal
Otros títulosConde de Évreux
Reinado1349-1387
Nacimiento10 de octubre de 1332
Évreux
Fallecimiento1 de enero de 1387
Pamplona
PredecesorJuana II y Felipe III
SucesorCarlos III
Familia
Casa realÉvreux
DinastíaDinastía Capeta
PadreFelipe III
MadreJuana II
ConsorteJuana de Valois (13431373)
DescendenciaMaría de Navarra;
Carlos III el Noble;
Felipe de Navarra;
Pedro de Navarra
Juana de Navarra;
Blanca de Navarra;
Bona de Navarra;
Isabela de Navarra.
Arms of the Monarchs Navarre (1328-1425) with the Royal Crest.svg
Escudo de Carlos II El Malo

Carlos II de Navarra (Évreux, 10 de octubre de 1332-Pamplona, 1 de enero de 1387)[1]​ conocido también como Carlos II de Évreux o Carlos el Malo (le Mauvais), fue conde de Évreux desde el 23 de septiembre de 1343 hasta 1378 —momento en que el condado le es incautado por el rey de Francia, Carlos V— y rey de Navarra desde el 6 de octubre de 1349 hasta su muerte.

Introducción

Nacido del matrimonio entre Felipe III y Juana II, era por vía materna nieto del rey de Francia, Luis X el Obstinado (1314-6). La exclusión de Juana –única descendiente directa de Luis X– de la sucesión real a causa de la ley sálica[a]​ que desacreditaron enormemente a la nueva dinastía. Carlos aprovechó el descontento popular para reclamar sus derechos al trono, ambición a la que no renunciará en vida, alimentando de manera constante la inestabilidad de la monarquía.

La política de alianzas navarra varió considerablemente durante su reinado: aliado en un principio con el delfín Carlos —futuro Carlos V— se asoció luego con los ingleses y con Étienne Marcel, para acabar combatiendo a los jacques.

En 1361 fracasó en su intento de obtener el ducado de Borgoña, confiado a Felipe II de Borgoña, hijo menor de Juan II de Francia. Resentido, aprovechó la muerte del rey en 1364 para reclutar tropas con las que impedir la coronación del delfín Carlos. No obstante, tras la derrota navarra en Cocherel[3]​ volvió a centrarse en los asuntos españoles. Conspiró con Juan de Gante, pero al ser descubierto inició una etapa marcada por el aislamiento político y diplomático que continuó hasta su muerte.

Other Languages