Carlos Federico de Baden

El gran duque Carlos Federico I de Baden.

Carlos Federico I de Baden ( Karlsruhe, 22 de noviembre de 1728 - ibídem, 10 de junio de 1811)[1] fue el primer gran duque de Baden que reunificó los territorios históricos de Baden bajo una única entidad soberana. Fue margrave, elector y más tarde gran duque de Baden (inicialmente sólo margrave de Baden-Durlach) desde 1738 hasta su muerte.

Biografía

Nacido en la ciudad de Karlsruhe, capital del Gran Ducado de Baden, era hijo del príncipe heredero Federico de Baden-Durlach y de la princesa Amalia de Nassau-Dietz. Carlos pertenecía a la rama histórica de la familia Baden-Durlach que había gobernado la región de Karlsruhe desde el siglo XII.

Carlos llegó a ser margrave de Baden-Durlach el año 1738 a raíz de la muerte de su abuelo, Carlos Guillermo de Baden-Durlach. A lo largo del siglo XII y del siglo XIII el histórico territorio de Baden, situado en uno de los extremos occidentales del Sacro Imperio Romano Germánico, había estado enormemente fragmentado en multitud de casas de margraves que dominaban sobre pequeñas unidades soberanas. Ahora bien, desde el siglo XIII muchas de estas casas se habían extinguido permitiendo una lenta unificación.

El año 1771, la penúltima casa margrave, la de Baden-Baden, se extinguió y sus territorios revirtieron a las manos de la última rama de la Casa de Baden, los Baden-Durlach, y más concretamente al margrave Carlos, que se convirtió de esta manera en margrave de Baden, del Baden ya unificado.

Carlos llegó a ser un monarca absoluto, a pesar de que abolió la tortura (1766) y la servidumbre (1783). Al mismo tiempo, se dedicó a la promoción del sistema educativo, haciendo especial énfasis en la universidad.

Aprovechando el desconcierto originado por las políticas expansionistas de la Francia de Napoleón Bonaparte, Carlos elevó Baden a la categoría de electorado y, por otra parte, incorporó territorialmente los obispados secularizados de Constanza, Basilea, Estrasburgo, Espira, Brisgovia y Ortenau.[2]

Posteriormente, se adhirió en 1806 a la Confederación del Rin, una vez hubo desaparecido el Sacro Imperio Romano Germánico.

El Congreso de Viena concedió al territorio de Baden la categoría de Gran Ducado y, por tanto, Carlos se convirtió en gran duque de Baden. Al mismo tiempo, le permitía mantener alguna de las posesiones territoriales obtenidas con motivo de las guerras napoleónicas, tales como Ortenau.

Other Languages