Carlos Cabezas González

Carlos Cabezas González
Carlos Cabezas Gonzalez.jpg
Datos generales
Nombre realCarlos Cabezas González
Nacimiento21 de junio de 1970 (47 años)
NacionalidadChilena
Información artística
Instrumento(s)Guitarra, Charango, Cuatro, Bajo, Tiple, Violín, Quena, Zampoña, Flauta traversa.
Artistas relacionadosLos Jaivas
[editar datos en Wikidata]

Carlos Cabezas González (Santiago, 21 de junio de 1970) es un músico chileno. Se desempeña actualmente como vocalista y multi instrumentista del grupo chileno Los Jaivas.

Biografía

Hijo de eximio baterista del folclore y la música popular Fernando Cabezas. Desde muy niño ya su madre, Virginia González, lo admiró y apoyó en desarrollar el encanto musical que Carlos traía en el corazón. Esto permitió que se iniciara en la música desde niño participando en peñas clandestinas que su madre organizaba a mediados de los años ‘70 y en los años ‘80 en las poblaciones de Santiago de Chile, en plenos años muy difíciles producto del régimen militar que en Chile se vivía.

A la edad de 12 años ingresa a los talleres populares como el Taller Salitrera, Taller Latino y Taller Chiloé de música teatro y danza, donde recibe la formación como músico y todos los valores de consecuencia revolucionaria humanitaria del respeto a la vida y los derechos humanos, ayudando a la gente en las ollas comunes en las poblaciones y a los familiares de los detenidos desaparecidos. Siendo un adolescente y arriesgando su propia vida a los 15 años Carlos ya militaba en el Partido Comunista Chileno (PC) y luego en el FPMR (Frente Patriótico Manuel Rodríguez), un grupo revolucionario amparado por el PC para terminar con la dictadura, ocupando todas las formas de lucha posibles incluyendo el uso de armamentos. En el año 1988 comienza oficialmente su camino musical, pero es en 1990 cuando su primera participación es plasmada en un disco: se trata del álbum “Con el Alma de la Quena, Volumen 2”, que graba junto al quenista Max Reyes. Posteriormente ha llevado una vida musical fructífera, siempre ligada a los instrumentos del folclor que domina a la perfección.

En 1990 participa en el festival de la Patagonia sacando el premio de mejor intérprete y en 1991 integra la facción del grupo Arak Pacha y Guamary hasta el año 1994. De estas dos agrupaciones nace una segunda producción discográfica en la que participa: se trata de Conakurmi, disco en cual interpreta charango, tiple, guitarra, violín y coros. Ya en 1994 decide salirse de la agrupación Guamary y efectúa un viaje a Argentina, en donde, luego de realizar innumerables presentaciones en las calles de Buenos Aires, es invitado a peñas y festivales, en donde perfecciona sus aptitudes de interpretación musical en lo que respecta en los ritmos de géneros de raíces latinoamericano. En su regreso a Chile, en 1995, comienza a estudiar violín en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, integrando, además, la orquesta folclórica del Sindicato de Folcloristas Chilenos, dirigida por Carlos Arenas. Paralelamente en el año 1995 hace los arreglos musicales de los temas del autor Emilio Muñoz y participa en el Festival del Mar en Puerto Montt. En el año 1997 participa con el tema del mismo autor llamado: "Por que aun existe el sur" ganando el 1°lugar, lo que permitió que Carlos se hiciera conocido dentro del medio musical artístico chileno por su capacidad de arreglista, orquestista y de músico multi instrumentista. Dentro de esos años es contactado para participar en los espectáculos de Ginette Acevedo y Pedro Messone, como guitarrista y músico multi instrumentista y de manera paralela funda, junto con músicos de la escuela moderna, el grupo Escaramuza, cuyo director es el señor arreglista y orquestador German Labbé. Allí Carlos explora estilos tan disímiles como el folclor, el jazz y el rock desarrollando en el grupo una fusión progresiva muy estética y propia.

Luego, es invitado en 1997 por La Sociedad Boliviana del Charango, encabezada por el maestro Ernesto Cavour, con el objetivo de reconstruir la historia de la llegada del Charango a Chile. Este encuentro en La Paz se desarrolló junto a Horacio Durán de Inti Illimani, Freddy Torrealba, Ítalo Pedrotti de Entrama, Jorge Gajardo del Bafona e historiólogos de la antropología de Bolivia.

La consagración de tantos años dedicados a la música llega en 1998, cuando es invitado a incorporarse a Los Jaivas, participando de manera activa en la reposición del espectáculo Alturas de Machu Picchu en vivo. La parte "sabrosa" de dicho encuentro es que se produce de forma espiritual de la mano de Dios. Carlos en esta búsqueda, pero de forma equivocada en distintas creencias religiosas espirituales, vive una experiencia que casi le costó la vida, pues en un concierto en el Estadio Santa Laura se cayó la torre de iluminación hacia el lado donde estaba él. En ese momento vive una experiencia personal con Dios, quien lo toma de la cintura y lo arrastra algunos metros para evitar que la torre le cayera encima. Ahí Carlos da gracias al Señor y le dice: “sácame de las micros, colócame en un grupo grande y yo dejo todo lo que hace mal. Entrego mi vida en consagracion a ti”. Después que Carlos pidió esto al Señor se produce el encuentro en un microbús santiaguino, al cual Carlos se sube a tocar junto con un amigo guitarrista. En estas circunstancias es descubierto por Juanita Parra, quien lo invita a unirse a "su grupo", sin mencionarle de qué banda se trataba. Al principio, Carlos se negó ("estoy estudiando violín", argumentó). Sin embargo, cuando supo de qué grupo se trataba aceptó e ingresó a la agrupación como músico multi instrumentista.

Sus contribuciones son amplias, aprovechando sus aptitudes para instrumentos tan diversos como los de cuerda y viento que domina a la perfección, incorporando además elementos del violín en temas como "Amor Americano, Mamalluca y Corre que te pillo", y efectuando prominentes coros, agregando colores diversos a las armonías vocales de la banda. Participa como músico invitado en los discos Mamalluca (1998) y Arrebol (2001), después de lo cual se integra como un miembro de la banda a tiempo completo. En muchas ocasiones, a instancias del mismo Gato Alquinta, asume labores vocales cada vez más notorias, ya que el mismo Gato Alquinta descubre en Carlos un gran potencial vocal. Esto no le ha impedido dedicarse a algunos proyectos anexos y paralelos, como su participación en los discos Charango Autores Chilenos 2001 y 2016, junto con los mejores ejecutores de dicho instrumento. En los disco Autores Chilenos Volumen Nº1 ejecuta su composición como "La Cueca del Santo" y en el disco Charango: Autores Chilenos Volumen Nº2, (2016) el tema: "Altoibajos", Además, ha participado tocando quenas en el disco La culpa (2003) del grupo de rock chileno Los Bunkers, y también en espectáculos en vivo de la banda, como su tributo a Violeta Parra y su presentación en el Festival del Huaso de Olmué de 2006.

Luego de la muerte de Gato Alquinta, en 2003, Carlos ha debido asumir roles protagónicos en la banda, especialmente en lo referente a la voz solista, convirtiéndose en el cantante principal. Su voz, fuerte, potente y aguda encaja perfectamente en las interpretaciones de Gato, pero sin descuidar el estilo propio personal que a Carlos lo ha identificado desde sus comienzos y que ha permitido dar continuidad a la agrupación Los Jaivas.

Other Languages