Carlos Albán

nuko
General Albán.jpg
Doctor y general Carlos Albán
Información personal
Nacimiento 9 de marzo de 1844
Popayán
Fallecimiento 20 de enero de 1902 (57 años).
Panamá
Residencia Colombia
Nacionalidad colombiano
Religión católico
Familia
Padres Rafael Albán (médico)
Mercedes Estupiñán
Educación
Alma máter Universidad del Cauca
Información profesional
Área científico, inventor, ingeniero civil, matemático, químico, físico militar, médico, cirujano, político, filósofo, periodista y abogado
Conocido por
  • zeppelin
  • reloj de hora mundial,
  • espejo de luz trifocal
  • neumo-barométrica
  • Telescopio tricaóptico
Miembro de
  • Société Centrale de París
  • Sociedad de San Vicente de Paúl
  • Sociedad del Sagrado Corazón
[ editar datos en Wikidata]

Carlos Albán ( Popayán, 9 de marzo de 1844 - Panamá, 20 de enero de 1902) fue un inventor, matemático, militar, médico, político, periodista, abogado e ingeniero civil colombiano.

Albán y de Mercedes Estupiñán. Estudió en el Seminario de Popayán y en la Universidad del Cauca que en 1869 le otorgó el grado de doctor en Medicina y Cirugía, y en 1871 el de doctor en Derecho y Ciencias Políticas, con una tesis que versó sobre la Constitución de 1863 y en la que señalaba que el pueblo colombiano no podía seguir siendo gobernado por el liberalismo, su Constitución y sus leyes. Defendió su tesis ante un jurado completamente liberal, que la calificó de sobresaliente a pesar de protestar por «las frases injuriosas del graduando».

Político

Desde muy joven participó en actividades políticas, pues en 1865, siendo estudiante, debió luchar en la batalla de Santa Bárbara, en defensa del gobierno liberal del Estado Soberano del Cauca, que enfrentaba una revolución conservadora. Posteriormente, se dedicó a reorganizar el partido conservador, que prácticamente había desaparecido. Para lograrlo, en 1870 fundó en Cali el periódico Los Principios, en el que llamaba al activismo político denunciando el estado de desorden social resultante de la Constitución de Rionegro y de las Constituciones caucanos. Creía que no se había instituido la inviolabilidad de la vida humana, «sino la patente de corso para los homicidas», que el régimen de libertades individuales había degenerado en provecho de los gamonales liberales y que muchos conservadores «habían abandonado el campo de los principales». La vida de este periódico fue corta: en 1871 debió cerrarlo por problemas de distribución. Pero a principios de ese año, Albán había fundado en Popayán el periódico Principios Político-Religiosos, que contó con la colaboración de Fernando Angulo y Sergio Arboleda, con quienes reorganizó el partido conservador. Sin embargo, el periódico debió cerrarse después del primer trimestre, porque los liberales hicieron advertencia de que la reorganización conservadora llevaría a la guerra. Se reabrió en 1873 bajo la dirección de Manuel Carvajal Valencia y la colaboración de Albán, quien además escribía en El Tradicionista y en otros periódicos conservadores de Bogotá.

Su época de mayor actividad fue la de 1875-76 cuando, aprovechando la división liberal entre radicales e independientes, se dio a la tarea de crear un «partido católico» al que podrían afiliarse aquellas personas que «admiten el catolicismo con todas sus consecuencias, y sin restricciones de ninguna clase, cualquiera que sea, por otra parte, el partido político al que pertenezcan». En su labor periodística había comprobado la importancia del catolicismo como factor de cohesión política y había observado que el clero, y en especial Carlos Bermúdez, obispo de Popayán, y Manuel Canuto Restrepo, de Pasto, eran importantes agitadores; esto coincidió con la presencia en el Cauca de una imagen de bulto de la virgen de Lourdes con la que se realizaban procesiones que fueron utilizadas con fines políticos, a lo que se unió la creación de sociedades católicas, Sociedad de San Vicente de Paúl, del Sagrado Corazón y otras.

No obstante importantes avances que se dieron en la creación de ese partido, las condiciones políticas caucanos llevaron a que el proyecto se abandonara y a que Albán lanzara a los conservadores a la guerra de 1876 que, como es bien conocido, tuvo unas particulares características de guerra religiosa que no bastaron para que el conservatismo resultara vencedor. El fracaso de la aventura militarista llevó a la expulsión de una parte del clero y de los principales conservadores; pero lo más importante fue que la labor de Albán rindió sus frutos en la medida en que el conservatismo, a pesar de la retaliación liberal, se sostuvo como partido y estuvo preparado para ayudar a los liberales independientes en la guerra de 1885, que permitió la instauración del período político conocido como la Regeneración, iniciándose con él la llamada Hegemonía Conservadora.

A partir de 1886, Carlos Albán fue figura destacada de los gobiernos de la nación y del Estado del Cauca, al ocupar importantes cargos públicos como los de magistrado del Tribunal del Centro, procurador general del Estado y procurador general de la Nación, entre otros. Con esto no terminó su activismo político, pues se afilió a la fracción conservadora conocida como los Históricos, en la que desarrolló la oposición a los gobiernos de Miguel Antonio Caro y Carlos Holguín, que llevaron a que en 1891 este último le aplicara la llamada Ley de los Caballos (Ley 61 de 1888) y lo confinara en el Cauca.

Other Languages
English: Carlos Albán