Cariñena (uva)

Dibujo de la mazuelo o mazuela en el libro Viala & Vermorel.

La cariñena (también conocida como carignan, mazuelo y samsó) es una uva tinta española que ha sido plantada sobre todo en el Mediterráneo Occidental, aunque también se encuentra hoy en el resto del mundo. Al igual que la aramón, sus vinos forman parte habitualmente de los excedentes vinícolas de Francia y ha sido muy usada para producir vino de garrafa en el Valle Central de California.[1]

Los ampelógrafos creen que esta uva se originó en Cariñena, Aragón, y que fue llevada posteriormente a Cerdeña, la Península Itálica, Francia, Argelia y el Nuevo Mundo. La variedad ha sido habitual históricamente en el vino de mezcla de Rioja. A raíz de la influencia española, ganó importancia en Argelia, que a su vez exportaba ese vino a Francia. Cuando Argelia se independizó de Francia en 1962, se cortó el suministro de cariñena al país galo y los productores del sur de Francia se dedicaron a plantar más hectáreas de esta vid.

La importancia de esta uva en Francia alcanzó su punto álgido en 1988, cuando este país contó con 167,000 hectáreas y se convirtió en la variedad más plantada de Francia. Ese año, para incrementar la calidad de los vinos europeos y reducir el fenómeno del excedente, la Unión Europea comenzó una agresiva política de retirada de esta vid, ofreciendo subsidios a los viticultores para que arrancaran esas vides. De todas las variedades, la carignan es la que más ha decaído, pasando a haber 95,700 hectáreas en el año 2000 y siendo superada por la merlot como la uva más plantada.[2]

La popularidad de cariñena ha estado ligada ligada en buena medida a su capacidad de producir grandes rendimientos en el rango de 200 hl/ha. La vid es sensible a varios peligros vitícolas incluyendo la putrefacción, el oídio, el mildiú y los gusanos de uva. La cariñena o mazuelo es de brotación y maduración tardías y requiere un clima cálido para madurar por completo.[3]

Hay una mutación blanca conocida como carignan blanc y otra rosada conocida como carignan gris. Se han documentado en 2008 algunas plantaciones de estas uvas en el Rosellón que van desde las 411 hectáreas a 1 hectárea.[3]

Historia

A mediados del siglo XV la corona de Aragón extendía su dominio por Cerdeña y por el sur de Italia. Los ampelógrafos creen que es durante esta época cuando la cariñena, que se originó en Aragón, fue introducida en estos territorios.

Los primeros escritores de libros de vinos de Italia especularon que la cariñena, conocida como carignano en algunas partes de Italia, era una vid fenicia que fue introducida en Cerdeña por los fenicios en el siglo IX a. C. Creían que esa uva se había extendido a otras colonias fenicias partiendo de ahí, llegando al asentamiento de Sulces, donde eventualmente fue traída a la Península Itálica y, desde ahí, los antiguos romanos la llevaron a las regiones del Mediterráneo Occidental. Hoy, la mayoría de los ampelógrafos ha descartado esta teoría debido a la falta de documentación histórica y evidencias de ADN que sugieran que la uva tiene un origen fenicio o italiano. En lugar de eso, la evidencia apunta de forma más evidente a un origen español de la uva. [3]

Los ampelógrafos creen que la carignan es una variedad muy antigua por la difusión de su cultivo y la proriferación de numerosos y diferentes sinónimos, lo que da testamento de su larga historia en diferentes regiones vitícolas. La uva podría ser originaria de Aragón, al noreste de España, donde fue bautizada con el nombre del pueblo de Cariñena, en la provincia de Zaragoza. En cualquier caso, en Zaragoza y en Cataluña, la uva es llamada a veces samsó, que es también un sinónimo para el vino francés cinsault, lo que añade confusión a la historia de la cariñena en la región. En la Rioja se le conoce con el sinónimo de mazuelo, lo que, según los ampelógrafos e historiadores, viene del pueblo de Mazuela, en la provincia de Burgos, Castilla y León, al noroeste de España.[3]

En 2006 el perfil de ADN sugirió que la carignan tenía una relación de paternidad con la uva riojana graciano, aunque no está claro qué uva es la ascendiente y cuál la descendiente. En cualquier caso, algunos genetistas y ampelógrafos como José Vouillamoz discrepan de los hallazgos de 2006 y creen que los perfiles de ADN de ambas uvas son demasiado distintos como para tener un parentesco cercano entre ellas. Las investigaciones de Vouillamoz y de otros sugieren que la carignan y la graciano son el resultado de dos cruces expontáneos de una vitis vinífera desonocida que tuvieron lugar en el noreste de España.[3]

La carignan fue introducida en Cerdeña entre el año 1323 y el 1720, cuando la isla estaba sujeta a la influencia española a través del reino de Aragón. Aquí, la uva desarrolló dos clones con los sinónimos bobale di Spagna y bovale grande.[2]

Other Languages
български: Каринян
català: Carinyena
Cebuano: Karinyeno
Чӑвашла: Кариньян
English: Carignan
français: Carignan N
עברית: קריניאן
hrvatski: Carignan
magyar: Carignan
日本語: カリニャン
norsk bokmål: Carignan
português: Carignan (uva)
svenska: Carignan