Capitolio Nacional de Colombia

Capitolio Nacional de Colombia
Fachada Capitolio.jpg
Frente del Capitolio Nacional
Información general
Uso(s) Palacio
Estilo Neoclásico
Catalogación Monumento Nacional
Dirección Calle 10 Número 7-50
Localización Bogotá, Flag of Colombia.svg  Colombia
Coordenadas 4°35′51″N 74°04′35″O / 4.5975, 4°35′51″N 74°04′35″O / -74.076388888889
Inicio 20 de julio de 1848
Finalización 7 de agosto de 1926
Propietario Congreso de la República
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Bandera de Dinamarca Thomas Reed
Bandera de Colombia Francisco Olaya
Bandera de Italia Pietro Cantini
Bandera de Colombia Antonio Clopatofsky
Bandera de Colombia Mariano Santamaría
Bandera de Francia Gastón Lelarge
Bandera de Colombia Alberto Manrique
Otros Bandera de Suiza Luigi Ramelli (ornamentador)
Bandera de Italia Césare Sighinolfi (escultor)
[ editar datos en Wikidata]

El Capitolio Nacional de Colombia es la sede del Congreso Nacional, máximo órgano legislativo de la República de Colombia. Se encuentra en el costado sur de la Plaza de Bolívar, en el centro histórico de Bogotá.

El capitolio fue diseñado originalmente por Thomas Reed a solicitud del presidente Tomás Cipriano de Mosquera, se construyó entre 1848 y 1926 y diversos arquitectos estuvieron a su cargo. Es una de las construcciones más representativas de la arquitectura republicana y neoclásica en la ciudad.[2]

Historia

El costado sur de la Plaza Mayor albergó diversas construcciones destinadas a la administración pública del Virreinato de la Nueva Granada como la Casa de la Real Audiencia, el tribunal de cuentas, la cárcel grande y el Palacio Virreinal, este último fue destruido por un incendio ocurrido en mayo de 1786. Antes de una construcción del Capitolio, el Congreso no contó con una sede permanente y sesionó en diversos recintos de la ciudad, como colegios, cárceles, templos y conventos.[3]

Por encargo del presidente Tomás Cipriano de Mosquera, el ministro plenipotenciario de Colombia en Venezuela Manuel Ancízar contrató el 27 de agosto de 1846 al arquitecto danés Thomas Reed, quien por entonces se encontraba en Caracas. El propósito de su contrato era la construcción de un edificio público destinable a Palacio de Gobierno, en el cual se deseaban albergar las dos Cámaras del Congreso, la Corte Suprema, el Tribunal del Distrito de Cundinamarca, la Registraduría y la Presidencia de la República. Pocas semanas más tarde, Reed se instaló en Bogotá e inició el diseño de la construcción. En sus planos le otorgó a la edificación el nombre de Capitolio Nacional y su proyecto fue aprobado por el Congreso. Para la ejecución de la obra se publicó la convocatoria de una licitación pública en la Gaceta Oficial del 17 de junio de 1847, la cual se le adjudicó al empresario Juan Manuel Arrubla.

Placa de la primera piedra de la construcción del Capitolio.

Las obras del Capitolio comenzaron el 20 de julio de 1848, por ley expedida por el presidente Tomás Cipriano de Mosquera.[4] En aquella fecha se puso la primera piedra con la bendición del arzobispo de Bogotá Manuel José Mosquera (hermano del presidente Tomás Cipriano) y en presencia de todas las autoridades civiles.

Las obras de construcción duraron 78 años y diversos arquitectos estuvieron a su cargo. Su autor, Thomas Reed, dirigió la construcción hasta 1851, cuando se suspendió por la guerra civil.[7] Cantini continuó en la dirección de las obras hasta 1885, cuando la guerra civil las dejó sin presupuesto. Los trabajos se reanudaron en 1891 bajo la dirección de Antonio Clopatofsky, quien estuvo al frente durante un año, basado en los planos de Cantini.

Relieve en bronce del artista bávaro Ferdinand von Miller con una representación de la bendición de la primera piedra por el arzobispo Manuel José Mosquera.

En 1904 el mismo Pietro Cantini presentó unos nuevos planos y evaluaciones para la obra del Capitolio. El 11 de abril de 1905 se realizó un contrato para la instalación de energía eléctrica en el edificio. Cantini retomó la dirección de las obras entre 1906 y 1908, periodo en el que se apuntalaron los techos, se mejoró la entrada al costado sur, se revisó el drenaje de la edificación, se retiró el alquitrabe construido entre las pilastras del frontis y se cambió el techo antiguo. El 11 de febrero de 1908 renunció Cantini a las obras por su delicado estado de salud y quedó a cargo el arquitecto bogotano Mariano Santamaría por solicitud del presidente Rafael Reyes; en su labor, Santamaría diseñó el costado sur, levantó las columnas del patio interior, el frontón y el pórtico.[8]

En 1920 el gobierno convocó a una comisión para decidir el remate más adecuado para el Capitolio, la cual no dio una solución adecuada y tres años después la Sociedad Industrial de Ingenieros abrió un concurso del cual se presentaron dos alternativas: una opción de cúpula presentada por Alberto Martínez y Sadi González,[10]

Reverso de billete de 100 pesos con la imagen del Capitolio.

Entre 1924 y 1925 finaliza las obras el arquitecto Alberto Manrique Martín, quien terminó la construcción del Salón Elíptico y de las cubiertas, bajo la presidencia de Pedro Nel Ospina.[11] El palacio se inauguró oficialmente el 7 de agosto de 1926, para la posesión presidencial de Miguel Abadía Méndez e inicio del periodo legislativo.

Entre 1945 y 1957 se realizaron las primeras modificaciones a la construcción, agregando una escalera imperial de comunicación entre el Salón Boyacá y el sótano, dos ascensores y una escalera monumental en el patio Núñez, obras realizadas por Rafael Lelarge, hijo del arquitecto Gastón Lelarge.

La imagen del Capitolio Nacional ha aparecido en dos series de estampillas emitidas por Adpostal, la primera en 1946 y la segunda en 1959.[15]

En 1975 se propuso el Capitolio Nacional de Colombia como Monumento Nacional a través de la resolución 004 del 30 de junio y se declaró como tal por el decreto 1584 del 11 de agosto de 1975.[16]

Algunas reformas al edificio adaptaron el espacio interior para albergar las oficinas de los congresistas ante el incremento progresivo de representantes.[18] La restauración más reciente fue realizada en 1997 por parte de la firma Conconcreto S.A. en la cual se recuperaron todos los interiores y se reforzó la estructura antisísmica.

En 2007 el Capitolio Nacional fue seleccionado como semifinalista en la votación para elegir las Siete maravillas de Colombia, patrocinada por el diario El Tiempo.[21]

Other Languages