Capitán general

Retrato del conde de Aranda, capitán general de Valencia entre 1765 y 1766

Capitán general es un rango (o empleo) militar. En tiempos coloniales este grado militar estaba reservado para los jefes del Real Ejército Español, habitualmente los virreyes y los gobernadores designados por la corona española.

Capitán general en España

Un capitán general es un grado o empleo (rango) del ejército, como lo son teniente general, coronel, alférez o sargento; de hecho es el grado supremo. Pero también era el mando, función, destino o cargo que se ostentaba, como el más alto de una región militar (también llamada capitanía general).

El empleo de capitán general apareció en España durante el siglo XVI, poseyendo funciones tanto militares como de gobierno. En la América colonizada por la corona española este cargo solía corresponder a los virreyes, aunque debido a la extensión de los virreinatos fue necesario nombrar como capitanes generales a los gobernadores, que actuaban en determinadas áreas de menor extensión; en lo militar y gubernativo, sus funciones eran muy similares a las del virrey.

Actualmente, según las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, corresponde al rey de España ostentar el título de capitán general.

Siglo XVIII

José Solano y Bote, capitán general de Venezuela entre 1763 y 1770

En España, desde el establecimiento de la monarquía absoluta borbónica —que no se consolidó hasta que triunfó en la Guerra de Sucesión Española (1701-1714)—, se instituyó por mandato del rey Felipe V, debido a la supresión de los virreinatos de la Corona de Aragón. Era jefe del ejército y presidente de la Audiencia, con la cual formaba el llamado Real Acuerdo.

Así el capitán general era la máxima autoridad civil, militar y judicial en representación del rey y ostentaba además el título de gobernador. Sus atribuciones eran mucho mayores que las de los antiguos virreyes y su poder también, pues contaba con una fuerza armada permanente y sus decisiones no se podían recurrir ante el rey ni ante las Cortes de Castilla. Sin embargo, debía ejercer teóricamente el gobierno de la "provincia" conjuntamente y de acuerdo con la Audiencia, de la que era presidente, formando así el Real Acuerdo. Para este cargo los Borbones siempre nombraron a militares del más alto escalafón, por lo que lo ejercieron, además de los miembros de los linajes nobiliarios castellanos más importantes, personas de origen italiano, flamenco o francés.[1]

Siglos XIX - XXI

En el siglo XIX, debido a la redistribución del territorio en provincias, a cuyo frente se encontraban funcionarios civiles, el capitán general perdió las funciones gubernativas y quedó como mando supremo de una región militar. Este grado era temporal y su titular dejaba de serlo al cesar en el puesto. Desapareció del escalafón activo al mismo tiempo que las capitanías generales (2002). Así, los tenientes generales (grado) eran jefes de Estado Mayor (actualmente ostentados por generales de Ejército), capitanes generales de una región militar, o tener otras funciones.

En el uniforme de capitán general del Ejército, grado que corresponde al rey de España, se identifican las divisas propias del mando supremo: dos bastones invertidos cruzados en aspa (distintivo tradicional del comandante en jefe, y que significa mando sobre mando, a diferencia del bastón cruzado sobre sable que significa mando sobre armas), con cinco estrellas de cuatro puntas dispuestas en forma de cruz y, sobre el conjunto, la corona real.

Los respectivos mandos supremos de la Armada Española y del Ejército del Aire de España, también se denominan capitán general y asimismo son ostentados por el monarca.

Ad honorem

Actualmente, en España, sólo es capitán general el rey,[4]​ En casos excepcionales tenientes generales han sido ascendidos a capitanes generales, aunque más que un grado es una dignidad protocolaria y sin mando efectivo. Entre estos se cuenta a:

A modo de curiosidad, ciertas advocaciones de la Virgen poseen esta concesión: la Virgen del Pilar, por Real Orden de 8 de octubre de 1908, tiene conferido el grado de capitán general, la Virgen de Butarque tiene este título desde 1571, cuando se produjo la Batalla de Lepanto y la Virgen de Guadalupe también ostenta este rango. Así mismo por concesión de la reina Isabel II, es capitana general de los Reales Ejércitos de España Nuestra Señora de los Reyes, patrona de Sevilla. La Virgen de los Desamparados, patrona y alcaldesa perpetua de Valencia, ostenta el título de capitana generalísima de los Ejércitos desde el 1810, como protectora de las tropas de la zona levantina tras el asalto de las tropas napoleónicas. Por último, la Virgen de la Serra (en Montblanch), la Virgen del Canto (patrona de Toro y su alfoz) y la Virgen de los Remedios (patrona de Fregenal de la Sierra) también ostentan este cargo. En el último caso, le fue concedido por el Gobierno Español en el año 1956.

Capitanías generales del Imperio español en América

Durante la colonización española de América, la Monarquía Hispánica constituyó entidades territoriales en América y Filipinas que en el siglo XVII fueron denominadas capitanías generales —inicialmente llamadas "reinos" o gobernaciones—, territorios que estaban al mando de gobernadores que ostentaron el grado de capitán general. A saber:

Existieron también otras que luego fueron transformadas en virreinatos o llegaron a ser suprimidas: Buenos Aires, Santa Cruz de la Sierra, entre otras.

Divisas

Other Languages
한국어: 대장 (군사)
Bahasa Melayu: Kapten Jeneral
Nederlands: Kapitein-generaal
português: Capitão-general
українська: Генерал-капітан