Capitán de amigos

El capitán de amigos fue un funcionario colonial chileno encargado de la mediación entre las autoridades españolas y el pueblo mapuche durante la Guerra de Arauco. Generalmente, de acuerdo a las investigaciones históricas más recientes, detentaba el cargo un soldado del ejército español regular que vivía entre los aborígenes.

Antecedentes

Con el paso de los años, los mapuche se hicieron diestros jinetes y muy buenos guerreros, lo cual, unido a su perfecto conocimiento de la geografía del sur de Chile, les proporcionó una significativa ventaja frente a los españoles. De esta forma, sólo los misioneros pudieron contar con ciertas garantías (muy precarias, por cierto) para adentrarse en tierras indígenas. Las misiones pronto requirieron de la ayuda de sujetos entendidos en el mapudungun y, a la vez, que poseyeran instrucción militar adecuada para tener ascendiente sobre los indios. No se sabe exactamente cuándo nació esta institución denominada capitán de amigos, pero lo que sí ha quedado claro es que en un principio auxiliaron a los religiosos en calidad de intérpretes.

Andando el tiempo, los capitanes de amigos comenzaron a asumir otras funciones anexas, tales como persuadir a los mapuche en el sentido de aprender la doctrina cristiana y morigerar sus rudas costumbres, y resolver conflictos usuales entre ellos.

Other Languages