Caos de bloques

Un caos de bloques, caos de bolas o berrocal es un tipo de paisaje granítico,[2]​ en el que se presenta una gran cantidad de berruecos, bolones o piedras caballeras.

Consiste en una agrupación de bolones graníticos resultante de la meteorización de una formación granítica a favor de los planos de diaclasas verticales, horizontales y oblicuas que este presenta y del desplazamiento de los materiales de alteración.


Caos granítico de la Costa de granito rosa, Bretaña, ( Francia).
Berrueco en Extremadura, España.

Designaciones y escalas

Caos, pedreros, campos de bloques o de cantos rodados, felsenmeers (mares de bloques) o incluso blockfields, son términos utilizados por los geomorfólogos sin que los límites entre estas denominaciones sean siempre claros en cuanto a los orígenes (meteorización, crioclastia, etc.) o las escalas. Un felsenmeer, por ejemplo, es una cobertura superficial de bloques contiguos. El término no es genérico, ya que hay diferentes procesos que pueden ser responsables de su formación, como la crioclastia.

Las superficies en cuestión, obviamente, dependerán de los afloramientos rocosos, pero también de los procesos de desplazamiento implicados (gravedad, hielo, etc.). La longevidad de estos accidentes también es variable tanto desde el punto de vista de los procesos naturales como de la explotación humana ( cantera, turismo,...). La cuestión de la génesis de los campos de bloques es compleja y las convergencias de formas complican sin duda las interpretaciones.

Other Languages