Cantiga de amigo

La cantiga es un tipo de composición poética medieval destinada a ser cantada. De origen gallego-portugués, pronto se extiende por Castilla y alcanza su esplendor en el siglo XIV. Las cantigas se dividen en Cantigas de amigo, en las que la enamorada se queja de la ausencia del amado; Cantigas de amor, súplicas o elogios que el amado dedica a su dama; Cantigas de escarnio, en las que se critica a personas, grupos o instituciones; y Cantigas sacras, que versan sobre temas religiosos. Los ejemplos más antiguos que se conservan datan de finales del siglo XII. Autores célebres de este género fueron Martín Codax, Airas Nunes, Pero Meogo o Joan Zorro.[1]

Se trata de una composición de carácter amoroso que, junto a las Jarchas y los Villancicos se establece dentro de la lírica primitiva hispánica de origen popular.

 Definiciones

Estébanez Calderón (2000) indica que se trata de una composición lírica de la poesía gallegoportuguesa medieval que, en su configuración métrica, presenta generalmente la forma de la cantiga de refram o de estribillo.

La rima es consonante, aunque puede haber algún caso de asonante en las cantigas menos cuidadas o más primitivas. Un rasgo de estos poemas es la estructura paralelística y el leixaprén.

En cuanto a sus temas, el motivo predominante en estas cantigas es la confidencia de una muchacha que se lamenta en tono melancólico ante su madre, sus amigas o la naturaleza por la despedida o separación del amigo o enamorado.

En relación con el espacio en el que puede desarrollarse la acción, presenta dos modalidades: cantiga de romería (cuando se desarrolla en el entorno de una ermita, lo que implica ciertas transferencias del tema religioso en la expresión del amor) y marina, cuando sucede a orillas del mar. No obstante, algunas cantigas de amigo hacen referencia a ambientes domésticos: la muchacha teje, se dirige a su madre, etc.[2]

Other Languages
français: Cantiga de amigo
português: Cantiga de amigo