Cannonball Adderley

C. Adderley y su hermano Nat.

Julian Edwin Adderley (n. Tampa, de Florida; 15 de septiembre de 1928 - f. Gary, de Indiana; 8 de agosto de 1975), conocido como Cannonball Adderley, fue un saxofonista estadounidense de jazz, encuadrado estilísticamente en el hard bop y el soul jazz.

Biografía

Musicalmente, su primer trabajo fue el de director de orquesta juvenil en Florida. Durante un viaje a Nueva York en 1955, se unió al grupo del bajista Oscar Pettiford, quien lo contrató unos conciertos en el Café Bohemia; como resultado del gran éxito obtenido, fue contratado por el sello discográfico Savoy, quedándose a vivir en la ciudad.

En 1957 se unió al quinteto del trompetista Miles Davis y formó parte de unos de los momentos cumbres de la historia de la música contemporánea cuando entre el 2 y 3 de abril de 1958 grabó Milestones junto al líder de la banda Davis, Paul Chambers en bajos, John Coltrane en saxo tenor, al pianista Red Garland y el baterista Philly Joe Jones. Un año más tarde participó en la grabación de uno de los discos más importantes de la historia del jazz, Kind of Blue,[1] con Davis, Chambers, Coltrane, además de Jimmy Cobb en la batería y Wynton Kelly y Bill Evans en el piano.

Desde esos años Cannonball Adderley se ganó un lugar dentro de la escena jazzística mundial y comenzó a liderar sus propias bandas y a marcar un estilo dentro de la historia del jazz. Fue uno de los exponentes más altos del hard-bop y el impulsor del soul-jazz con su disco más conocido Mercy, Mercy, Mercy!. Entre 1959 y 1963 grabó para el sello Riverside y formó un quinteto junto a su hermano cornetista Nat Adderley e introdujo al mundo de la música a grandes valores que se destacaron posteriormente como el pianista austríaco Joe Zawinul, el guitarrista Wes Montgomery o el destacado pianista neoyorquino Bud Powell.

En 1958 grabó el disco que dejará su nombre de líder de jazz en la historia: Somethin' Else, un disco con un quinteto de lujo que incluyó a Davis en la trompeta, Hank Jones en el piano, Sam Jones en el bajo y a Art Blakey en la percusión.

También se destacó por ser un músico de una gran presencia en el escenario, cada tema era explicado de manera didáctica para que los espectadores pudieran interpretar los sentimientos que Adderley expresaba con su saxo. El 8 de agosto de 1975, en Gary, Indiana, murió a causa de un infarto.

Other Languages