Candy Candy

Candy Candy
キャンディ・キャンディ
(Kyandi Kyandi)
Género Romance, Drama, Shōjo, Aventura
Manga
Creado por Kyōko Mizuki
Yumiko Igarashi
Editorial Kōdansha
Publicado en Nakayoshi
Demografía Shōjo
Inicio de publicación abril de 1975
Fin de publicación marzo de 1981
Volúmenes 9
Anime
Director Shun-ichi Yukimuro
Estudio Toei Animation
Cadena televisiva Bandera de Japón TV Asahi NET
Primera emisión 1 de octubre de 1976
Última emisión 2 de febrero de 1979
Episodios 115
[ editar datos en Wikidata]

Candy Candy (キャンディ・キャンディ Kyandi Kyandi ?) es un manga creado por la escritora Kyōko Mizuki, uno de los seudónimos de Keiko Nagita, y la mangaka Yumiko Igarashi, seudónimo de Yumiko Fijii, publicado en Japón por Kōdansha Ltd. desde 1975 a 1979. La historia cuenta las vivencias de una chica huérfana llamada Candice "Candy" White. Fue adaptada en una serie de anime por Toei Animation entre 1976 y 1979, que se distribuyó internacionalmente, volviéndose muy popular en muchos países. Ganó el primer premio Kodansha Manga para shōjo en 1977. Las ventas del manga llegaron a 13 millones de ejemplares. [1]

Argumento

La serie animada, en clave de melodrama, cuenta la historia de Candy, quien en 1898, el 7 de mayo durante la primavera boreal, es abandonada de bebé en la nieve con una muñeca que tiene el nombre de Candy, de ahí el nombre que le es dado: Candice White, llamada por todos Candy; la misma noche, encuentran a otro bebé Annie. Ambas crecen cerca del lago Michigan, en Indiana, en un hogar para niños huérfanos dirigido por la señorita Pony y la hermana María. En el anime sucede en una noche de invierno, siendo encontrada Annie en primer lugar al pie de la puerta mientras que Candy es encontrada casi de manera milagrosa a un lado del camino en medio de la nevazon a minutos de ser cubierta por la nieve; por haber sido encontrada en una noche nevada la hermana María decide dar a Candy el apellido White.

En el hogar de Pony

Tras pasar toda su infancia en el orfanato y criarse juntas como hermanas, Annie y Candy se vuelven inseparables al punto de prometer jamás abandonar el Hogar de Pony o separarse una de la otra. Tras su décimo cumpleaños (sexto cumpleaños en el manga) y gracias a su carisma, una familia muy rica, los Britter (o Brighton), quieren adoptar a Candy y aunque la idea de tener una familia le agrada se niega para no abandonar el hogar de Pony y especialmente para no romper la promesa que hicieran con Annie. Sin embargo la familia Britter, al ver que Candy no desea ser adoptada, hace el ofrecimiento a Annie, quien acepta sin dudarlo; así Candy ve su inocencia defraudada por los firmes deseos de su amiga de tener padres.

El detalle de cómo Annie logra ser adoptada hizo que muchos fans de la versión animada despreciaran al personaje por su egoísmo, sin embargo en el manga la situación es a la inversa puesto que es a Annie (que también es rubia en el manga) a quien los Britter desean adoptar desde un principio debido a su parecido con su difunta hija, siendo Annie quien se opone pero Candy le insiste para que acepte.

Ha pasado tiempo y Candy espera cada día las cartas que su mejor amiga prometió escribirle diariamente, pero sin resultado ya que el cartero jamás trae algo para ella. Finalmente un día Annie le comunica a Candy que simplemente no escribirá, pues su madre adoptiva le recomienda no permitir que sus nuevos amigos se enteren que procede de un orfanato. Desconsolada, Candy corre a la Colina de Pony y allí se encuentra por primera vez con su "Príncipe de la Colina", su primer amor, un joven de 17 años vestido con traje escocés y tocando la gaita, quien pronuncia la frase más popular de la serie:

"¿Por qué lloras?, Eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras".

El "príncipe" se marcha sin decir su nombre, pero pierde un prendedor que Candy conserva como amuleto. Desde ese día, Candy intenta ser adoptada.

Adoptada por la Familia Leagan

A los 10 años (cuatro años tras la partida de Annie en el manga, pero solo algunos meses según el anime), Candy es adoptada por la familia Leagan para que se convierta en la dama de compañía de Elisa hija de la familia, Candy descubre que el escudo de la familia es muy parecido al escudo en el amuleto del príncipe, averiguando que ambas familias están conectadas por lo que acepta esperando exista la posibilidad de volverlo a ver. Sin embargo, desde que llega a la residencia de los Leagan es víctima de las bromas de Elisa y su hermano Neil, quienes la reciben lanzándole un balde de agua desde el balcón; aun así, Candy está decidida a convertirse en una Dama y a no hacer caso de ninguna de las tretas de Elisa y Neil para echarla de la casa. A pesar de esto, ambos hacen todo lo posible por fastidiar a Candy hasta que es degradada de dama de compañía a sirvienta y es obligada a vivir en los establos junto a los caballos.

Un día paseando por los bosques cercanos Candy conoce a un apuesto y ostentoso joven llamado Archie cuando la barca en la que el muchacho tomaba una siesta se alejó de la orilla del río y Candy le ayudó a regresar a salvo. Desde ese momento Archibald "Archie" Cornwell quedó enamorado de Candy.

Posteriormente, cuando Eliza abandona a Candy en un pueblo a un día de camino de la mansión, conoce a un joven apasionado por la mecánica y la ciencia llamado Alistair "Stear" Cornwell; el chico se ofrece a llevarla en el coche que él mismo construyó, pero por la mala calidad de la máquina acaban en el río tras una larga caída; a pesar de ello Stear se impresiona por la bella Candy ya que es la primera persona que mira con respeto su faceta de inventor, lo que despierta su interés.

Annie averigua que Candy es una empleada en casa de Elisa, pero aun así sigue la imposición de su madre y finge no conocerla y no puede hacer más que regalarle una cinta como símbolo de su amistad. Elisa y Neil acusan a Candy de haberse robado la cinta de Annie junto con otras cosas y Candy huye corriendo de la casa, llorando sin fijarse hacia donde se dirige. Es así como, sin darse cuenta, llega hasta el frente de un portal rodeado por un jardín de rosas. Es aquí cuando Candy ve a Anthony por primera vez y se sorprende mucho al verlo, pues es exactamente igual al Príncipe de la Colina (en realidad Anthony es el príncipe de las rosas), aunque parece imposible porque él parece no reconocerla y luce de una edad similar al muchacho que conoció años atrás. Sin embargo, lo que más le sorprendió fue que dijera exactamente la misma frase que el "príncipe": "Pequeña pecosa, eres mucho más linda cuando ríes que cuando lloras". Este es uno de los momentos cruciales, pues reconoce en la insignia que encontró en la colina es el escudo de la casa. El chico desaparece sin decir nada al igual que el príncipe.

Un día hay un gran baile, los Leagan están invitados, pero se sorprenden al ver que Stear y Archie han invitado cada uno por su cuenta a Candy. La llevan y ahí conoce al primo de ambos, Anthony Brower, el chico del portal de las rosas. Los tres chicos la colman de atenciones y Candy disfruta su primer baile. Stear, Archie y Anthony tampoco se llevan bien con los hermanos Leagan. Los tres son criados por la Tía Abuela Elroy, segunda autoridad de la familia después de Willian Ardley patriarca de la familia (En la versión latina erróneamente la expresión patriarca se reemplaza por "Tío Abuelo"). Tras esto el odio de Elisa hacia Candy empeora ya que ansía el amor de Anthony y los beneficios de un compromiso con él, pero es evidente que este ama a la joven huérfana. Durante la fiesta Anthony comenta que solo la conoce desde su encuentro en el portal y Candy, convencida que es el príncipe, supone que ha olvidado su anterior encuentro.

Los Ardley son una de las familias más poderosas de Estados Unidos y son vecinos de los Leagan. Elisa y Neil también pertenecen al clan Ardley, por lo tanto, ellos son primos de Archie, Stear y Anthony, lo que justifica la similitud de sus escudos familiares. Los chicos mantienen su amistad con Candy a pesar que los Leagan no escatiman esfuerzos en intentar manchar su imagen. En mayo Anthony le regala una nueva estirpe de rosa, llamando a la flor "Dulce Candy" y declarando que ese día es su nuevo cumpleaños.

El destino de Candy la lleva a conocer a Albert, un ermitaño de espesa barba, larga cabellera y lentes oscuros que ocultan sus ojos, es un amante de la naturaleza que vive sin permiso en los bosques de los terrenos Ardley con sus animales y se convierte en gran amigo de Candy desde que le salva la vida al rescatarla cuando estaba a punto de caer en una cascada. Albert siempre la ayudará en sus peores momentos y la aconsejará.

A causa de las jugarretas de los hermanos Leagan, los padres deciden deshacerse de Candy enviándola a México. Convencida por los Leagan que se trata de una mala persona la Tía Abuela apoya esta decisión e impide que sus sobrinos la ayuden, por lo que Candy ve como única salvación pedir la ayuda de Albert y decide enviarle una carta, desgraciadamente antes que él pueda hacer algo, el guadabosques de los Ardley lo descubre viviendo sin permiso en la propiedad y debe huir. Es así como Candy se ve obligada a ir a trabajar una propiedad de los Leagan situada en México en compañía de un hombre cruel y sin escrúpulos por lo que el viaje se le hace ingrato y doloroso. En el camino es secuestrada y luego de escapar de su captor vuelve a casa de los Ardley.

Al llegar se entera que su supuesto secuestrador, George, es en realidad la mano derecha del Tío Abuelo William y que por orden de éste había ido a buscarla. Stear, Archie y Anthony habían escrito al jefe de la familia, es decir, al Tío Abuelo, para que la adoptara. George entrega a la Tía Abuela Elroy una nota y los papeles de la adopción de Candy. Así, a los 12 años, Candy es adoptada por el Tío Abuelo William, formando parte de la familia Ardley yendo a vivir a la Mansión de Lakewood con sus amigos Archie, Stear y Anthony.

Candice White Ardley

En casa de los Ardley, Candy vive felices momentos. Los tres jóvenes, inspirados por Candy son más abiertos a pensar por sí mismos, aunque a ojos de la tía abuela son actos de rebeldía, esto por que se ve constantemente manipulada por las calumnias que los Leagan, a quienes tiene en alta estima, le han contado sobre Candy y culpa a la joven por la mala influencia que cree que ejerce sobre los muchachos, pero con el tiempo empieza a apreciarla aunque no lo reconoce abiertamente y los pocos intentos de ambas por acercarse son saboteados por los Leagan. La anciana siempre les recuerda que deben comportarse por el honor de los Ardley. Un día, Anthony le grita groseramente a la tía Abuela y esta lo castiga por haberse peleado con Tom con un peón, sin saber porque motivo hubo tal pelea, de castigo enviándolo a la casa del bosque. Ahí Anthony se hace amigo de Tom, quien creció con Candy antes de ser adoptado por un granjero. Anthony es feliz ya que aprende a ser fuerte e independiente. Y decide participar en un rodeo local. La Tía Abuela Elroy deja participar a Anthony con la condición de que gane y así lo hace. Desde el carruaje ella le vitorea, escondida porque, por su posición y dignidad, no puede presentarse a un espectáculo como este.

Luego Candy se escapa con Anthony al pueblo y se declaran su amor ya siendo novios desde hace un año. Conoce la historia de Anthony y el por qué de su pasión por las rosas del jardín.

En el otoño, hay un gran evento familiar, una cacería de zorros. Es la gran presentación de Candy a la familia. Anthony y Candy se separan del grupo y él le dice que cree que por fin ha resuelto el misterio del Príncipe de la Colina y que le contará al respecto, pero de pronto su caballo se altera y Anthony cae golpeándose la cabeza, perdiendo la vida al instante. Desde ese momento la vida de Candy cambia por completo, volviéndose introvertida y triste y pasa semanas encerrada llorando su muerte.

Neil entra a la habitación de Anthony para llevarse sus ropas con permiso de la Tía Abuela, mientras que, por otro lado, Eliza culpa a Candy de lo ocurrido con Anthony y trata de llevarse las rosas con permiso de la Tía Abuela, pero Candy esta vez se opone y recibe el apoyo de todos los empleados de la casa.

Annie, con permiso de su padre, va a visitar a Candy sin que nadie de los Ardley la vea, para levantarle el ánimo y apoyarla por la muerte de Anthony. Esto ayuda a Candy y decide regresar al hogar de Pony. Todas las rosas mueren y la única que florece es una "Dulce Candy", que ella decide llevar consigo al hogar de Pony.

En el hogar de Pony se recupera lentamente y tras un tiempo recibe la visita de Albert quien ha regresado, pero no lo reconoce inmediatamente ya que ahora va afeitado y con el cabello más corto, descubriendo Candy solo en este momento que en realidad es mucho más joven que lo que ella creía. Albert le dice que tiene que sobreponerse, ya que mucha gente vive con tristezas y que debe recordar todo el amor que Anthony le dio. Stear y Archie van a visitarla y le dicen que regresaran a Inglaterra. Unos meses después llega George con la misión de llevar a Candy a estudiar al "Real Colegio San Pablo" en Londres, Inglaterra, con el objetivo de recibir educación y convertirse en una dama.

En el Real Colegio San Pablo

Es enero 1912 y Candy, de 14 años, es trasladada a Londres para estudiar en el Real Colegio San Pablo. En el viaje en barco conoce a Terry Grandchester, quien de primera instancia le recuerda a Anthony, pues ambos se parecen de espaldas; de hecho cree ver al fantasma de Anthony en un comienzo, pero al acercarse más se da cuenta de que no es él, "no es rubio y es más alto que Anthony", aunque el difícil carácter de Terry, quien puede cambiar muy fácilmente de humor, hace que ella pueda llegar a odiarlo.

Terry es hijo de la famosa actriz Eleanor Baker. Esto no debe decirlo a nadie, pues su padre se separó de ella para salvar el honor de su familia y se volvió a casar puesto que los Grandchester son una prestigiosa familia de nobles ingleses, cosa que convierte a Terry en hijo ilegítimo. Terry regresaba de Estados Unidos de visitar a su madre y estaba muy triste cuando conoció a Candy en el barco camino a Londres. A Candy le desagradan los comentarios de Terry porque comienza a burlarse de sus pecas y su nariz.

En el colegio, Candy se reencuentra con Stear y Archie, así como con Elisa y Neil, quienes le siguen tratando de hacer la vida imposible, especialmene Elisa, quien se encarga que inmediatamente todos se enteren que es una niña huérfana y que fue quien "asesinó" a Anthony, según su versión de los hechos. Para suerte de Candy, descubre que Terry también estudia en el mismo colegio. Terry pelea constantemente, fuma, se emborracha y rompe todas las reglas. Aun así no lo expulsan porque su padre aporta mucho dinero al colegio. Un día, Neil y varios amigos suyos maltrataban a Candy, pero Terry la defiende y golpea a Neil cambiando un poco la opinión de la joven respecto a él.

Se hace amiga de Patricia "Patty" O'Brien, quien al principio evita a Candy como las demás por venir del Hogar de Pony, sin embargo un día su abuela llega al colegio a hurtadillas para quedarse con ella; es Candy quien encuentra a la abuela y ayuda a Patty escondiendo a la anciana en su cuarto, convirtiéndose ellas en grandes amigas al final.

También recibe la sorpresa de que Annie ingresa en el colegio. Annie entra al Real Colegio San Pablo persiguiendo a Archie, a quien ama, pero teme que Candy le conquiste, además decide tomar distancias con Candy, para evitar que los demás se enteren que ella también es una huérfana del Hogar de Pony. Annie se enfrenta a Candy al enterarse que Archie la ama. Candy le aclara no le gusta Archie y la hace entrar en razón. Archie se da cuenta de que Candy no le corresponderá nunca y desiste de sus intentos de alejar a Annie. En la discusión por Archie, Annie le dice a Candy que ella siempre ha sido la preferida de todos inclusive de la Señorita Pony y de la Hermana María, esto lo oye Eliza, quien a partir de entonces se encarga de enterar a todo el Colegio de la procedencia de Annie, ésta al ver que no tiene sentido seguir evitando a Candy para escapar del pasado, decide reconciliarse con ella y así ambas vuelven a ser las mejores amigas.

Albert también viaja a Londres mientras Candy está en el Colegio, dedicándose a trabajar como cuidador en el zoológico de la ciudad y se convierte en gran amigo de Terry Grandchester. Es así como Candy descubre que, en realidad, Terry no le cae tan mal y hasta comienza a atraerle.

Es en el Real Colegio San Pablo donde, poco a poco, Candy le roba el corazón a Terry. Él, a su vez, logra que Candy olvide a Anthony ya que la muerte de este le afectó de tal manera que le provocó fobia a los caballos. Desgraciadamente, también Eliza se comienza a enamorar de Terry y comienzan de esta manera los infortunios para Candy y Terry por la envidia de ella.

Es mayo de 1912 y se celebra una fiesta en el internado, Candy es elegida para ser espíritu de las flores junto con todas las que cumplen años ese mes (Candy cumple 15 años). Por culpa de Eliza es castigada, prohibiéndole acudir a la fiesta. El Tío Abuelo William le envía como regalo un par de disfraces para la ocasión, uno de Romeo y otro de Julieta y ella los utiliza alternativamente para poder asistir a la fiesta, evadiendo así a los chaperones y las acusaciones de Eliza. Más tarde baila con Terry en la colina del parque del colegio, que ya antes había bautizado como "La Segunda Colina de Pony".

Durante el verano, la hermana Gray, directora del colegio, obliga a Candy a ir con todos los demás estudiantes a Escocia; Annie y Patty también están allí, junto a Eliza, Neil, Archie y Stear, quienes se encuentran en la residencia de los Ardley, en las orillas de un lago. Sorprendentemente, Terry decide ir de vacaciones a la casa de su padre, en la ribera opuesta del lago. Durante ese tiempo, la relación de Candy y Terry se hace más fuerte. Allí Candy conoce a la madre de Terry, Eleanor Baker, quien es una famosa actriz norteamericana. Candy ayuda a Terry a reconciliarse con su madre y haciendo que el joven reconozca que al igual que ella ama la actuación y desea seguir sus pasos. Un día mientras bailaban a orillas del lago, Terry le da su primer beso a Candy, quien impresionada le responde con una cachetada.

Al regresar al Colegio, Candy y Terry mantienen su romance pero Eliza, celosa, les tiende una trampa para que se encuentren en el establo durante la noche con el objetivo de que la hermana Gray los descubra, por lo que esta, en castigo, expulsa a Candy del colegio y la encierra en un viejo molino mientras confina a Terry a su habitación por una semana, ya que el Duque de Granchester, padre de Terry, realiza grandes aportes de dinero al colegio, sin los cuales, este no podría seguir funcionando.

Stear y Archie se enteran por Patty y Annie de que Candy ha sido expulsada del Colegio. Ambos encaran a Terry pensando que él había sido quien ocasionó todo. Terry les aclara que todo fue una trampa y les muestra la carta que recibió donde decía que Candy lo esperaba esa noche en el establo. Ambos reconocen la letra de Eliza.

Stear y Archie comentan a Terry sus temores a que en cuanto el Tío Abuelo William se entere que Candy ha sido expulsada del Real Colegio San Pablo, anule la adopción y ella vaya a parar a la calle sin nada para sobrevivir. Después de recurrir a su padre sin éxito para que abogue por Candy, Terry decide irse del colegio para salvarla; la hermana Gray acepta y le cambia el castigo a Candy ordenándole pasar una semana de confinamiento en su habitación.

Candy regresa a su habitación y al anochecer se da cuenta que la luz de la habitación de Terry no está encendida. Así descubre que él ha abandonado el colegio para salvarla, dirigiéndose de vuelta a América. Entonces, Candy parte hacia el puerto de Southampton para alcanzar a Terry antes de que su barco parta. A pesar de su esfuerzo, no lo alcanza.

Después de ser nuevamente parte de las malas pasadas de Neil, Eliza y los amigos de ambos, Candy comprende que el colegio y sus normas no solo son algo en lo que jamás logrará ser aceptada, sino también representan convertirse en algo que ella jamás ha deseado ni le ha agradado, por lo tanto decide abandonar sus estudios y marcharse del colegio, siendo ahora un lugar carente de sentido sin Terry y pensando también que el hecho de estudiar en el Real Colegio San Pablo no significa que sea necesario para que ella sea una Dama; así decide regresar a América, al hogar de Pony y también a buscar a Terry. Es el Invierno de 1912.

De vuelta en casa

Para mala suerte de Candy, en todo su recorrido desde que deja el Colegio para llegar al puerto de Southamptom, tiene que pasar por un sin fin de situaciones difíciles. Debe trabajar en varios poblados para comer y pagar su boleto a América, intentan venderla, pierde sus ahorros, pero también recibe ayuda de la gente que conoce en camino.

En el puerto, escucha la misma melodía que Terry solía tocar, y ella piensa que es él quien está tocando. Pero entonces conoce a Cookie. Terry le regaló la armónica, le habló de Candy y le enseñó a tocar la melodía. Cookie quiere ser marinero y es un experimentado polizón, aunque siempre lo atrapan, pero los barcos no lo emplean ya que es solo un chico de 15 años, igual que Candy. Los dos chicos se esconden en un barco hacia Estados Unidos para viajar como polizones, en el camino los encuentran pero finalmente los ayudan a llegar a puerto. Candy descubre que Terry pasó por ahí un mes antes.

Finalmente llega al Hogar de Pony. Terry acaba de estar ahí, su taza de té aún está caliente, pero lamentablemente no llega a alcanzarlo; solo encuentra sus huellas aún grabadas en la nieve.

Tras trabajar temporalmente como ayudante del doctor de la localidad, Candy ve identificada su naturaleza amable y trabajadora con el cuidado de enfermos, por lo que comienza a ver una vocación nacer en ella.

Candice White Enfermera

Los amigos de Candy han tomado decisiones acerca de su futuro y Candy decide, después de tener varias experiencias, convertirse en enfermera. Llegada la primavera, Candy de 16 años postula a la Escuela de Enfermeras de Mary Jane y gracias a que Mary Jane se presentó anónimanente ante ella y conoció su lado amable y desinteresado mas una carta de recomendación de la Señorita Pony (por quien Mary Jane tiene gran respeto) logra ingresar como estudiante a pesar de su inicial falta de habilidad. Aquí pasa muchas peripecias junto a otras estudiantes dentro de las cuales está Flamy, quien es muy estricta y no le agrada Candy por ser tan "impertinente y charlatana".

Es mayo y Stear, Archie, Eliza, Neil y Annie regresan a Estados Unidos por la inminente guerra en Europa. Las estudiantes de enfermería son trasladadas al Hospital de Chicago, Illinois, donde aprenderán técnicas quirúrgicas.

Es verano de 1914 y estalla la Primera Guerra Mundial. Mary Jane llega a visitarlas y les dice que una de ellas será enviada como voluntaria al frente de guerra. Candy titubea, pero es Flamy quien se ofrece decididamente para ir al frente de guerra. Posteriormente Candy conoce a la conflictiva familia de Flamy, empieza comprenderla y valorarla a pesar que nunca llegarán a ser amigas del todo.

Mientras tanto, Terry ingresa al mundo de la actuación, se convierte en actor de la Compañía Standford y el actor revelación de la temporada. Allí conoce a Susana, quien lo recibe cuando entra al grupo y desde el momento en que lo ve se enamora de él. Así comienza la desventura para Terry ya que es constantemente acosado por la joven a pesar de la brusca actitud con que él le corresponde.

Después de algún tiempo de estar en Chicago como enfermera, Candy se entera de que Terry representará una obra de Shakespeare, El Rey Lear, en su ciudad. Terry interpreta al rey de Francia. Susana se entera de que Terry ama a otra chica, Candy White Ardley, así que le oculta a Terry que Candy fue a buscarlo al hotel después de la función que dio. Le dice que Terry está dormido descansando, pero lo cierto es que él estaba buscándola luego de enterarse de su presencia de forma accidental. Es así como se encuentra con Archie, Annie y Stear, quienes le comunican que Candy está en el Hospital estudiando para ser enfermera, por lo que Terry va en su busca pero no la encuentra y finalmente le deja una nota. Al día siguiente Candy se da cuenta de la nota por el conserje y durante su descanso se escapa en un carruaje hacia la estación para verlo, pero no llega a tiempo y el cochero decide cortar camino, allí es cuando pueden verse por breves instantes, ya que el tren estaba en marcha. Después de ese día se mantienen en comunicación ya sabiendo sus respectivos paraderos.

Un día Albert llega al hospital como un herido del frente de guerra, con amnesia. Candy lo reconoce y decide cuidarlo hasta que recupere la memoria. Sin embargo, el Dr. Leonard le dice que solo es una estudiante y para cuidarlo debe ser enfermera titulada. Candy se entrega intensamente a los estudios para aprobar su examen final y logra ocupar el séptimo lugar del grupo. Entonces Mary Jane llega nuevamente y les entrega diplomas a sus alumnas. Luego habla con Candy en privado y le pregunta si se quedará en Chicago para cuidar al paciente del cuarto cero que es en donde han confinado a un poco bien recibido Albert. Ella le contesta que sí, por lo cual Mary Jane le informa que se lleva a las demás chicas de vuelta y que, por cierto, la Srta. Pony iba a estar muy orgullosa de ella.

Es otoño de 1914, Candy y Albert se mudan juntos, fingiendo ser hermanos. Candy trabaja en el hospital y Albert en un restaurante, pero sigue sin recuperar su memoria.

Cuando Terry consigue su primer papel como protagonista, en Romeo y Julieta, le envía un billete a Candy para el teatro y otro para el tren, esperando que decida quedarse con él. Antes de que Candy llegue, Susana le pide a Terry que no la llame, luego se produce un accidente en el que Susana Marlowe pierde la pierna: Ella se lanza para quitar a Terry a quien le iban a caer unas luces. Junto a su madre, Susana busca la forma de obligar a Terry a que se casen, pese a que sabe que él ama a Candy. A partir de ese momento Terry es terriblemente desdichado. La madre de Susana le repite que no la abandone, que el accidente es "su culpa", que ella perdió su pierna por protegerlo.

Mientras tanto Candy es enviada a Florida por órdenes del Dr. Leonard para entregar unos papeles, ahí conoce a Karen una actriz que estaba en el mismo grupo de actuación que Terry, pero Karen al no ser escogida para el papel de Julieta se va a Florida y mantiene a Candy retenida ahí hasta que ella se va debido a que le envían un telegrama a Karen que dice que ella remplazara a Susana en la obra a lo cual Candy ya puede irse de Florida para ver a Terry pero ella todavía no sabe el accidente de Susana.

Candy parte con la primera nevada de invierno hacia Nueva York. Acude muy emocionada a ver a Terry en el teatro y piensa que al fin podrá ser feliz con él. Terry está muy contento y triste a la vez de ver a Candy, pero no sabe qué hacer por la situación con Susana y decide ocultarle la verdad. Candy se encuentra muy contenta de volver a verlo y sumamente orgullosa de que logrará su sueño. Durante la función Candy lo ve grandioso; al llegar el descanso (como se le decía a la entre escena) Candy se entera de lo que le sucedió a Susana. En mitad de la obra, Candy decide ir al hospital a verla. Al llegar Susana no está en su cuarto. La madre de Susana llega y encuentra una nota de suicidio, Candy sale en busca de la chica e impide que Susana se suicide. Se da cuenta de que ama a Terry tanto como ella misma.

Terry llega al hospital y lleva a Susana en brazos hasta su cuarto. Luego le dicen a Candy que Susana desea verla, Candy le dice a Terry que desea despedirse de ella, ya que parte inmediatamente de vuelta a Chicago. Así, Candy decide renunciar a Terry para que Susana sea feliz. Terry, sin embargo, después de pedirle en vano que se quede con él, le dice que no la olvidará nunca y se entrega a su destino aunque su único y verdadero amor será siempre Candy. Además le pide que sea feliz, diciéndole: "¡Prométeme que serás feliz, Candy!".

Candy arde en fiebre y se desmaya en la estación del tren. Los encargados, buscando algún documento que la identifique, encuentran la invitación de Terry que dice "Candice White Ardley", avisan a la familia y llega Archie a buscarla. Cuando despierta aún con fiebre, ya estaba en la mansión Ardley, ve a Patty llorando y cree que saben que rompió con Terry. Luego se da cuenta de que no es así, sino que Stear se enlistó como voluntario para luchar en Francia en cuanto Candy se fue a Nueva York. La Tía Abuela Elroy llega al cuarto muy molesta y le pide que se vaya: Candy acepta irse, así Annie y Archie la llevan junto a Albert, quien al abrir la puerta de su departamento, ella se desmaya en sus brazos. Albert la cuida y cuando ella despierta le cuenta lo sucedido en Nueva York con Terry y se desahoga llorando mucho con Albert. Él sale de compras pensando preparar una sopa a Candy para que se mejore pero en el camino es atropellado, lo llevan a la Clínica Feliz con el Dr. Martin, quien lo cuida. Al mejorar Candy regresa a su trabajo de enfermera y sigue cuidando a Albert.

Inicia la primavera de 1915. Candy es enviada varios meses a trabajar como enfermera en el hospital móvil para la construcción del ferrocarril, un trabajo tan peligroso que solo aceptan trabajar allí los desesperados y rechazados por lo que Candy se ve entre hombres de pasado criminal que desean echarla, sin embargo ella poco a poco demuestra su valor y se gana su respeto; para su desgracia Eliza se entera que mientras estuvo allí ayudó a un muchacho que era fugitivo de la ley, cosa que hace pública y al regresar a la ciudad Candy descubre que ha perdido su trabajo en el hospital y ningún otro establecimiento desea contratarla.

Desenlace

De regreso en Chicago, Candy ayuda un par de veces a Neil Leagan, él así descubre que se ha enamorado de Candy y hace lo imposible para hacerle pasar malos ratos como una forma de presionarla a que se case con él. Eliza descubre los sentimientos Neil por Candy y el hecho que la pretende, cosa que despierta una enorme molestia en ella.

A pesar que a Candy ningún hospital la contrata logra seguir ejerciendo al ser contratada en la Clínica Feliz por el Dr. Martin.

Albert tiene un encuentro con Terry, quien le dice que extraña mucho a Candy, pero Albert le recuerda los motivos por los que tuvieron que separarse y lo convence de tratar de hacer lo mejor posible cada día para que le dé un buen futuro a Candy y así continuar con su vida. Terry ve a Candy de lejos pero decide no acercarse y regresar al teatro.

Un día, Albert sufre un ataque y recupera la memoria pero lo oculta de Candy, posteriormente, decide marcharse y tan solo deja una nota de despedida, días después Stear, quien se había vuelto piloto de combate, muere en la guerra y después del funeral Patty viaja a Florida con su abuela.

Tras de mucho pensarlo, Eliza ve los beneficios de un matrimonio entre Candy y Neil, ya que al morir el tío abuelo William, la herencia de Candy pasaría a manos de su hermano, convence de esto a su madre y entre las dos convencen a la tía abuela Elroy de que es lo más conveniente. Candy no sabe qué hacer y no puede creer que el Tío Abuelo William la obligue a casarse con alguien a quien odia. Antes de ser obligada a comprometerse con Neil, pide ver al Tío Abuelo para que intervenga y no permita esa boda y George arregla una reunión en persona entre ambos.

Desenlace del anime

Para su sorpresa, Candy descubre que Albert es el Tío Abuelo William. Él le explica que al haberse convertido en la cabeza de la familia Ardley a tan temprana edad prefirió mantener en secreto quién era él verdaderamente, de la misma forma los supuestos negocios que mantienen ausente al "Tío Abuelo" son en realidad una tapadera para los viajes y la vida sencilla que Albert tanto ama; por ello cuenta con la ayuda de George quien actúa como intermediario y mensajero con sus familiares y también la Tía Abuela Elroy, quien a pesar que no aprueba el estilo de vida de Albert debe acatarlo al ser la cabeza de la familia. También le dice que él no ha aprobado ese matrimonio y que puede estar tranquila.
Candy viaja al Hogar de Pony y todos preparan una fiesta con todos los amigos: Annie, Archie, Tom, Jimmy, los niños del hogar, la Señorita Pony y la hermana María. Es aquí cuando Candy se reencuentra finalmente con el genuino "Príncipe de la Colina", quien resulta ser en realidad Albert, su tutor legal. Finalmente Candy y sus amigos se reúnen en el hogar de Pony donde celebran un banquete y brindan por estar todos reunidos mientras ella imagina a sus amigos que no están presentes: Anthony, Terry, Stear y Patty.

Desenlace del manga

El manga difiere en esta parte, ya que la Tía Abuela Elroy en conjunto con los Leagan intentan que Candy se case a la fuerza con Neil, teniendo especial preocupación que el Tío Abuelo William no se entere hasta después del matrimonio para que no pueda evitarlo, el día de la recepción Candy es forzada a participar y aunque frente a todos los invitados declara estar contra esta unión la Tía Abuela la ignora y la fuerza a seguir adelante. En ese instante llega Albert elegantemente vestido, Neil lo reconoce como el enfermo que Candy cuidaba e intenta echarlo por la fuerza, pero frente a todos se presenta como el patriarca William y cancela el compromiso ya que como padre de Candy no lo ha autorizado; tras haber sido desenmascarados y avergonzados frente a la alta sociedad, los Leagan deciden mudarse a Florida de inmediato.
Candy viaja al Hogar de Pony y todos preparan una fiesta con todos los amigos: Annie, Archie, Tom, Jimmy, los niños del hogar, la Señorita Pony y la hermana María. Es aquí cuando Candy se reencuentra finalmente con el genuino "Príncipe de la Colina", quien resulta ser en realidad Albert, que después de todo pudo conocer y era nada más ni nada menos que su tutor legal. El manga acaba en el momento en que Candy ve a Albert vestido de manera informal sobre la colina, lo reconoce como el príncipe de su niñez y corre a abrazarlo, dejando abierta la pregunta sobre cuál será la relación de ambos a partir de este momento.

Desenlace italiano del anime

Se hace hincapié en que este es un final hecho solo para la serie animada, y oficialmente declarado no canónico respecto a la obra original y a la emisión del resto de países.

Cuando en Italia se emitió el final original de la serie, los encargados pensaron que no era apta para todos los públicos por su alto contenido dramático y preocupados por que los fans quedaran decepcionados al ver un desenlace donde el amor no triunfa ya que Terry y Candy no acaban juntos. De esta forma, decidieron extender la serie creando por medio de edición y reciclaje de escenas un desenlace alternativo.
Candy se entera por el periódico que Terry se ha divorciado por lo que viaja hacia Nueva York para encontrarse. En la escena final aparece llegando en tren a una estación donde Terry la espera. El capítulo extra acaba cuando se abrazan mientras Terry le dice: "No te dejaré nunca más, ¡Te amo! ¡Cuánto he deseado este momento..., ¡cuánto lo he soñado!. Nuestro amor durará para toda la vida". Esta escena fue sacada de la ocasión cuando Candy se encontró con Terry en Nueva York y modificándola con edición y doblaje italiano.
Other Languages
العربية: كاندي كاندي
català: Candy Candy
čeština: Candy Candy
Ελληνικά: Κάντυ Κάντυ
English: Candy Candy
français: Candy (manga)
galego: Candy Candy
magyar: Candy Candy
Bahasa Indonesia: Candy Candy
italiano: Candy Candy
Basa Jawa: Candy Candy
한국어: 캔디 캔디
Nederlands: Candy Candy
polski: Candy Candy
português: Candy Candy
română: Candy Candy
русский: Кэнди-Кэнди
svenska: Candy Candy
Tiếng Việt: Candy Candy (manga)
中文: 小甜甜