Cancionero de Baena

Baena frontis.jpg
Folio 1.
Foto en blanco y negro.
Folio 1.
Foto en color.

El Cancionero de Baena es el primer cancionero castellano que se conoce. Su título completo es Cancionero de poetas antiguos que fizo é ordenó e compuso é acopiló el judino Johan Alfon de Baena.[1] Fue recogido por Juan Alfonso de Baena hacia 1445 (otras fuentes señalan entre 1426 y 1430) para ofrecérselo como regalo a Juan II de Castilla, muy amante de este tipo de literatura y poeta cancioneril él mismo y su valido, el condestable Álvaro de Luna. Por eso es conocido como Cancionero de Baena. Es una producción más bien culta y cortesana.

El manuscrito original estuvo en la biblioteca de Isabel la Católica, de donde pasó a la del Monasterio de El Escorial. Posteriormente se sacó para su estudio y los herederos de José Antonio Conde lo vendieron. Fue adquirido por la Biblioteca Nacional de Francia.

La obra se publicó por primera vez en Madrid en 1851 por Pedro José Pidal.

Descripción

Poemas de Gómez Pérez Patiño.
Poemas de Alfonso Álvarez.
Presentación de Francisco Imperial.

Son unas 576 composiciones. Agrupa a 56 poetas conocidos de fines del siglo xiv y principios del xv, y a una decena desconocidos. En sus obras se aprecian dos escuelas:

  • La galaico-castellana. Son los poetas más antiguos. Presentan influencia provenzal. Usan con frecuencia el gallego o los galleguismos. Suelen usar metro de arte menor ( octosílabos). Aquí se encuentran las composiciones de Macías, Alfonso Álvarez de Villasandino o Pero Ferrús. Algunos autores, a partir de Menéndez Pelayo, han concluido que dentro de esta primera escuela pueden separarse los gallegos de los castellanos, hablando así de una tercera escuela, la castellana.

Cada poeta tiene una pequeña presentación. Su prólogo alaba el valor de la palabra y del arte de la poesía. Existe una edición moderna de Joaquín González Cuenca y Brian Dutton.[2]

Other Languages