Canal de comunicación

Un canal es el medio de transmisión por el que viajan las señales portadoras de información entre emisor y receptor,[2] Es frecuente identificarlo también como canal de datos.

Siguiendo las funciones del lenguaje, el canal cumple con la función fática o de contacto, en la cual se manifiesta que se establece el contacto; por ejemplo Este es el camino, ¿no?[2]

Los canales pueden ser personales o masivos: los canales personales son aquellos en donde la comunicación es directa. Puede darse de uno a uno o de uno a varios. Los canales masivos pueden ser escritos, radiales, televisivos e informáticos.

Así, sucesivamente, es posible ir identificando los diferentes canales de trasmisión del pensamiento.

En comunicación, cada canal de transmisión es adecuado para algunas señales concretas y no todos sirven para cualquier tipo de señal. Por ejemplo, la señal eléctrica se propaga bien por canales conductores, pero no ocurre lo mismo con las señales luminosas.

El ejemplo más común de canal acústico es la atmósfera. Para señales electromagnéticas se pueden utilizar una multitud de canales dependiendo de la frecuencia de las señales transmitidas: cables, el vacío (satélites), la propia atmósfera, etc.

Un caso particular de canal electromagnético son las fibras ópticas, especializadas en transmisiones luminosas, extraordinariamente rápidas e insensibles al ruido o las posibles contaminaciones de la señal luminosa.

Referencias

  1. Restrepo Ángulo, Jairo. Análisis de los procesos básicos de un sistema de comunicaciones. 
  2. a b c Arroyo Cantón, Carlos; Berlato Rodríguez, Perla (2012). «La comunicación». En Averbuj, Deborah. Lengua castellana y Literatura. España: Oxford University Press. p. 407. ISBN  9788467367966. 
Other Languages