Campo de concentración de Flossenbürg

Vista general del campo de concentración de Flossenbürg tras su liberación por la 90.ª División de Infantería estadounidense (abril de 1945).

El Campo de concentración de Flossenbürg se halla en el municipio de Flossenbürg, distrito de Neustadt an der Waldnaab, región del Alto Palatinado, en el Estado de Baviera, Alemania.

Fue un campo de concentración del III Reich creado el 3 de mayo de 1938 (03-05-1938) y que funcionó hasta 1945. Fue evacuado el 20 de abril de 1945 y liberado el 23 de abril de 1945 por tropas norteamericanas; había en ese momento, aproximadamente, 65.000 prisioneros. Determinados informes confirman que en los últimos 14 meses de guerra murieron o fueron ejecutados 14.000 prisioneros.[1]

Principalmente fue concebido para albergar presos asociales y delincuentes. Empezada la guerra aumentó el número de presos entre judíos, soviéticos y prisioneros de guerra de distintas nacionalidades. En el campo central se trabajaba en las canteras de granito, propiedad de las SS, y a partir de 1942 tuvo que ampliarse a cerca de 100 subcampos (Kommandos) para realizar distintos trabajos, como la producción de armamento.

Por el conjunto del campo y los subcampos pasaron en torno a 100.000 reclusos, de los cuales unos 30.000 fallecieron por diversos motivos; entre ellos había 14 republicanos españoles.

El 9 de abril de 1945 fueron ejecutados en el campo el Almirante Wilhelm Canaris, el General Hans Oster, el pastor Dietrich Bonhoeffer y otras personas relacionadas con el atentado contra Hitler el 20 de julio de 1944. El 23 de abril llegaban al campo la 90ª y 97ª División de infantería, pero la mayoría de los prisioneros habían sido evacuados hacia Dachau tres días antes, por lo que encontraron en el campo 1.600 presos demasiado debilitados para seguir las Marchas de la muerte.

Comandantes: Jacob Weiseborn (se suicidó) (03-05-38/20-01-39), Karl Künstler (21-01-39/09-08-42), Karl Fritzsch (10-08-42/09-42), Egon Zill (09-42/22-04-43) y Max Koegel (29-04-43/23-04-45).

Historia del campo

Plano del campo.

Fue el cuarto campo de concentración creado dentro de las fronteras alemanas. Flossenbürg se diseñó en un principio como lugar para extraer el granito de sus canteras y que sirviera para ser utilizado en las grandes construcciones monumentales que Hitler había encargado a su arquitecto principal: Albert Speer.

La mano de obra, por supuesto esclavizada, comenzó con 100 prisioneros judíos y delincuentes llegados el 4 de mayo de 1938 de Dachau (Alemania), pero con las ampliaciones para abastecer a diversas fábricas que se asentaron en la zona, empezaron a llegar prisioneros de guerra de diversas nacionalidades, aunque destacaron los soviéticos que, por su enorme número, fueron destinados a los barracones n° 11, 12 y 13 que se encontraban aislados de los 13 restantes que componían el campo.

Respecto a su población reclusa y en los comienzos del campo, ésta aumentó y disminuyó considerablemente, ya que si en septiembre del año de su apertura llegaron otros 981 prisioneros no judíos desde Dachau y entre finales de 1941 y finales de 1942 llegaron otros 1.600 reos polacos, principalmente miembros de la resistencia polaca, las ejecuciones masivas mermaban en gran medida el número de los detenidos. Basta señalar que entre febrero y diciembre de 1941 fueron asesinados un gran número de ellos, eliminando a la mitad de los reos polacos por delitos comunes y a más de 1.000 rusos. Posteriormente, en agosto de 1942 se levantaron en una zona apartada del campo principal otros cuatro edificios de madera y sin ventanas con una capacidad total para 2.000 personas, en los que serían alojados los prisioneros rusos de forma definitiva. En total, el complejo de Flossenbürg y sus subcampos albergaron a la vez unos 40.000 prisioneros.

Durante la madrugada del 2 de mayo de 1944, un grupo de 235 prisioneros de guerra soviéticos intentaron una fuga en el subcampo de Muelsen eliminando a unos guardianes y prendiendo fuego al barracón en donde se alojaban, pero no pasaron de unas decenas de metros; 195 murieron durante el intento y los 40 restantes fueron ejecutados posteriormente.

Desde el 1 de septiembre de 1944 Flossenbürg comenzó a recibir a mujeres de las SS, que, por un lado, servían como guardias en los subcampos y vigilantes en las fábricas y, por otro, aprendían los sistemas de control y dominio sobre los prisioneros para luego ser destinadas a otros campos en donde poner en práctica los métodos aprendidos. Unas 500 mujeres de las SS pasaron en total por Flossenbürg.

Other Languages