Campeonato Nacional de Rodeo

Campeonato Nacional de Rodeo
Temporada o torneo actual Campeonato Nacional de Rodeo de 2016
Datos generales
Deporte Rodeo chileno
Fundación 1948-1949
Equipos participantes 39 colleras
País Chile
Datos estadísticos
Campeón actual José Tomás Meza y José Manuel Pozo
Más campeonatos Juan Carlos Loaiza (9)
Otros datos
Socio de TV La Red.svg La Red
Sitio web oficial caballoyrodeo.cl
[ editar datos en Wikidata]

El Campeonato Nacional de Rodeo, popularmente denominado Champion de Chile[2]

Durante la temporada 1948- 1949 se realizó el primer Campeonato Nacional y desde aquel momento se ha realizado todos los años, sin excepción.[4]

En sus más de sesenta ediciones, el Champion de Chile ha consagrado a una serie de colleras que han logrado el título nacional.[3] Juan Carlos Loaiza se ha proclamado campeón nacional en nueve oportunidades siendo el jinete más laureado, lo siguen el ya fallecido Ramón Cardemil junto con Eduardo Tamayo, ambos con siete títulos. La última edición fue el Campeonato Nacional de Rodeo de 2016 que fue ganada por José Tomás Meza y José Manuel Pozo quienes montaron a Disturbio y Perno, realizaron 41 puntos.

Este campeonato no sólo es la final del rodeo, sino que también corona a los especialistas en el movimiento de la rienda. Esta tradicional prueba se realiza unas horas antes que la gran final del rodeo y sus últimos campeones fueron Hugo Navarro y Valentina Hernández en la rienda masculina y femenina, respectivamente. El jinete con más títulos en esta prueba es José Manuel Aguirre quien ostenta siete títulos de rienda y su último campeonato ganado fue en 1992.[5]

Historia

Orígenes y primeros campeonatos

El rodeo se ha disputado en Chile desde los tiempos de la Colonia.[7]

En el año 1948 nació la idea de organizar en la entonces recién inaugurada Medialuna de Rancagua, un campeonato en que participen las colleras que en todo ese año se habían coronado como ganadores en a lo menos un rodeo. Es así como en 1949 se efectuó el Primer Campeonato Nacional de Rodeo en la ciudad de Rancagua, y los primeros campeones fueron Ernesto Santos y José Gutiérrez, quienes montaron a Bototo y Vanidosa y alcanzaron la suma de quince puntos. Los vicecampeones fueron Héctor Santos y Julio Santos en Clarín y Ajiaco con doce puntos, mientras que terceros campeones resultaron los jinetes René Urzúa y Nano Ramírez en Buena Chica y Pelagia, quienes no pudieron ganar el desempate por el segundo lugar. Ese torneo fue conocido como El Champion de los Champions y con el pasar de los años se comenzó a hacer cada vez más popular.[8]

El segundo campeonato se realizó en San Fernando y fue ganado por Roberto Palacios y Jesús Regalado Bustamante, quienes marcaron 16 puntos buenos en Caduca y Satín. En 1951 el campeonato volvió a realizarse en Rancagua y por primera vez se pasa la barrera de los 20 puntos buenos: Manuel Bustamante y Antonio Ríos marcaron 21 puntos en Prestigio y Pichanguero.

En la década de 1950 apareció un personaje célebre, René Urzúa. Este deportista se coronó campeón en 1952, 1953 y 1957, siendo el primer jinete en alcanzar dos campeonatos en forma consecutiva, además de ser el primero en tener tres títulos nacionales. René Urzúa logró sus tres campeonatos con tres compañeros distintos: Francisco Jara, Pedro Lorca y Luis Mayol.[9]

El conocido rodeo de Los Andes se volvió más famoso en 1954 cuando se realizó el Chileno en dicha ciudad. Alberto Montt y Mario Molina en Perro y Estropajo, respectivamente, fueron los campeones.[10]

Abelino Mora ganó su primer título nacional en Chillán en el año 1956, acompañado por Eliseo Calderón. Gracias a esos recordados jinetes el título de campeones volvió a ser de Temuco, después de la primera edición con Ernesto Santos y José Gutiérrez. Al igual que en 1953, en 1957 se volvió a disputar el máximo trofeo del rodeo en la ciudad de Curicó, y nuevamente el campeón fue René Urzúa, esta vez junto a Luis Mayol.[9] Al año siguiente los campeones fueron Alejandro Hott y Julio Hott en Osorno y Eduardo Siebet con Raúl González ganaron el título en 1959 en Melipilla.

Década de 1960

La década de 1960 fue conocida como la época dorada del rodeo chileno.[13] Pero por lo que más es recordada esta época es por los grandes jinetes, destacando Ramón Cardemil, Ruperto Valderrama, Abelino Mora, Segundo Zúñiga, Santiago Urrutia, José Manuel Aguirre, Aliro Pérez y muchos otros.

La collera del Criadero Santa Elba y de la Asociación Curicó, compuesta por Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama, dominaron gran parte de la época dorada del rodeo chileno. Juntos alcanzaron los títulos nacionales de 1962, 1963, 1965, 1967 y 1968. Ramón Cardemil alcanzó posteriormente dos títulos más, junto a Manuel Fuentes y con siete títulos nacionales se consolidó como el jinete más ganador de la historia.[14]

Muchos expertos del rodeo no dudan en afirmar que Segundo Zúñiga fue uno de los mejores jinetes que ha conocido el rodeo chileno,[15] sin embargo sólo alcanzó a obtener un título de campeón nacional. Fue en 1960 junto a Rodolfo Bustos y montando a Por si Acaso y Broche, llevándose el título de campeón a San Carlos.

En 1961 se disputó en Maipú el primer campeonato bajo la regulación del la Federación del Rodeo Chileno. A partir de ese momento se lleva un registro completo de los campeonatos ya que antes de esa fecha no existe mayor información porque muchos datos fueron perdidos. Ese campeonato fue ganado por Abelino Mora y Miguel Lamoliatte, jinetes representantes de Temuco, quienes montaron a Aceitaíta y Pluma y totalizaron 19 puntos. Posteriormente el champion se realizó en Los Ángeles y fue el primer título para Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama, quienes montaron a Manicero y Matucho y marcaron 19 puntos. Al año siguiente, en la ciudad de Linares, volvieron a ganar esta vez montando a Envidia y Venganza con 18 puntos.

En 1964 José Manuel Aguirre logró su único título nacional de rodeo. Fue junto a su hermano Guillermo en Ovalle. Este jinete ha sido históricamente el mejor exponente nacional del movimiento de la rienda, prueba en la que ganó siete títulos nacionales.[5] En 1965 ganó la misma collera que en 1962, esa vez el champion fue disputado por segunda vez en la ciudad de San Fernando. En Valdivia 1966 Abelino Mora ganó su último nacional. Fue nuevamente junto a Miguel Lamoliatte y marcando 24 puntos y un nuevo récord.

Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama ganaron los campeonatos de 1967 y 1968. Este último campeonato fue ganado con 29 puntos marcando un récord que recién sería superado 20 años más tarde y con un nuevo sistema de puntuación. El último Chileno de la época dorada se disputó en Talca en 1969. Santiago Urrutia y Samuel Parot marcaron 27 puntos sobre los lomos de Barranco y Huachipato.

Década de 1970

A diferencia de la década de 1960, donde los claros dominadores fueron Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama, a partir de 1970 comenzaron los campeonatos a hacerse muchos más disputados. A pesar de esto último lograron destacar jinetes como Ricardo de la Fuente, Manuel Fuentes, Pablo Quera, Raúl Cáceres, Samuel Parot, entre otros.

Esta década partió muy bien para la Asociación Curicó. En 1970, Pablo Quera y Raúl Cáceres, en Chinganero y Barquillo, salieron campeones con 25 puntos. Al año siguiente Carlos Gaedicke y Arno Gaedicke ganaron el título en Talca. En 1972 Ricardo de la Fuente obtuvo su primer título nacional, junto a Ubaldo García alcanzaron el primer lugar en Rancagua.[17]

1973 fue el único año de la década que logró campeonar Ramón Cardemil, que junto a Manuel "Farolito" Fuentes marcaron 22 puntos en Tabacón y Trampero.[18]

En 1974 se disputó el último campeonato nacional de Chile en una ciudad distinta de Rancagua.[19] El histórico Campeonato Nacional de Rodeo de 1974 se disputó en Talca y fue ganado por Sergio Bustamante y Jesús Bustamante en Forastero y Carretera con 25 puntos. A partir de 1975 este campeonato comenzó a realizarse sólo en la Medialuna de Rancagua, que era la de mejor estructura de Chile. Los primeros campeones en Rancagua como sede permanente fueron Pablo Quera y Raúl Cáceres, quienes alcanzaron su segundo título corriendo juntos. En 1976 la Asociación de Rodeo de Rancagua alcanzó su primer título nacional por medio de Ramón González y Pedro Vergara.

En el Campeonato Nacional de Rodeo de 1977 un joven Eduardo Tamayo junto al experimentado Samuel Parot, obtuvieron el título de campeones.[20] El campeonato de 1978 lo ganaron Luis Domínguez y Alberto Schwalm, mientras que el de 1979 lo ganaron Ricardo de la Fuente y Julio Buschmann.

Como estadística de esta década se puede destacar, a diferencia de la de 1960, la gran diversidad de colleras campeonas. En 10 campeonatos realizados, 17 distintos jinetes fueron campeones, sólo se repitieron el plato Pablo Quera, Raúl Cáceres y Ricardo de la Fuente. La asociación con más títulos fue Osorno, sus jinetes alcanzaron la gloria en 1972, 1977, 1978 y 1979. En tanto Curicó alcanzó los títulos de 1970, 1973 y 1975.

Década de 1980

En el campeonato de 1980 Ricardo de la Fuente alcanzó su tercer título nacional y segundo consecutivo. Esta vez fue acompañado por Enrique Schwalm, jinete que con tan solo 19 años se convirtió en el más joven en ganar un Champion de Chile. Al año siguiente ocurrió todo lo contrario, Ramón Cardemil alcanzó su séptimo y último título nacional. Cardemil sale campeón con 64 años, todo un récord de edad, nuevamente acompañado de "Farolito" Fuentes y montando a Bellaco y Rival con 22 puntos.[21]

En 1982 el título se fue para Mulchén, René Guzmán y Boris Guzmán en Taponazo y Enzarte lograron el campeonato. Al año siguiente Leonardo García, años más tarde presidente de la Federación del Rodeo Chileno, ganó el título de campeón junto a Daniel Rey, venciendo por apenas un punto a Eugenio Mendoza y Juan Carlos Loaiza.

El Campeonato Nacional de Rodeo de 1984 resultó lleno de emociones.[22] Felipe Jiménez y Hugo Navarro habían marcado 26 puntos al finalizar el cuarto animal, misma cifra que Miguel Lamoliatte y Daniel Rey y que Ricardo de la Fuente y Enrique Schwalm. En el desempate los primeros alcanzaron 5 puntos contra sólo 2 de Lamoliatte y Rey, por su parte De la Fuente y Schwalm realizaron 2 puntos malos y el techo del rodeo era tocado por los entonces jóvenes jinetes, Hugo Navarro tenía 26 años y Felipe Jiménez sólo 24. En 1985 por primera y hasta el momento única vez, padre e hijo se consagraron campeones, Hernán y Juan Pablo Cardemil en Atinada y Rumena se llevaron el título a Curicó, igual que al año siguiente con Guillermo Barra y Hugo Cardemil.

Al comenzar esta década salió a la luz un gran jinete, Juan Carlos Loaiza. Este destacado jinete alcanzó el título en forma consecutiva en 1987 y 1988 de la mano de Carlos Mondaca. En el Campeonato Nacional de Rodeo de 1988 debutó el sistema de los clasificatorios y el puntaje subió en los campeonatos, Loaiza y Mondaca realizaron la suma de 35 puntos buenos, superando el récord de 29 puntos de Cardemil y Valderrama en 1968. La final de aquel campeonato fue catalogada por la prensa y por el público en general como espectacular, donde Loaiza ya impartiendo hace un tiempo el estilo de correr "encanchado" al novillo, comenzó a demostrar madurez y efectividad en las quinchas pocas veces antes vista por un jinete.

En cuanto a caballos el potro Reservado fue el más destacado de esos años, teniendo un récord de tres campeonatos ganados ( 1990, 1991 y 1993) y dos segundos lugares ( 1986 y 1992). Este caballo fue montado primero por Guillermo Barra y posteriormente por José Astaburuaga y se consolidó como el mejor caballo de fines de la década de 1980 y principios de la de 1990.[23]

En 1989 Rancagua alcanzó su segundo título. Jesús Bustamante y Vicente Yañez en Estribillo II y Consejero ganaron con 34 puntos.

Década de 1990, una nueva medialuna

A comienzos de la década de 1990 Hugo Cardemil y José Astaburuaga fueron los amplios dominadores del campeonato. Juntos ganaron los champions de 1990, 1991 y 1993.[24]

En estos años campeonaron jinetes como Jesús Bustamante, Vicente Yañez, Juan Carlos Loaiza, Eduardo Tamayo, René Guzmán, José Manuel Rey, José Manuel Pozo, Alejandro Pozo, Mario Valencia y Cristián Ramírez. En 1994 se registró el primer título para el Criadero Santa Isabel, de propiedad de Agustín Edwards Eastman, Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo se titularon montando a las yeguas Esbelta y Escandalosa con 35 puntos.

En 1995 por primera vez en la historia se alcanzaron los 40 puntos en la Serie de Campeones. René Guzmán y José Manuel Rey en Pretal y Canteado alcanzaron esta cifra y además lograron el campeonato al año siguiente pero con 31 puntos.

En 1997 se remodeló la medialuna rancagüina, llegando a ser uno de los principales centros deportivos del país y el anfiteatro ecuestre más grande de América del Sur.[25] Los primeros campeones en la nueva medialuna fueron los osorninos Alejandro Alvariño y Héctor Navarro en Amuleto y Morenita, marcando 33 puntos buenos.

En 1998 el título se resolvió por desempate. Los hermanos José Manuel y Alejandro Pozo obtuvieron 35 puntos, misma cifra que Eduardo Tamayo y Juan Carlos Loaiza. Los primeros alcanzaron 11 puntos, 7 más que los de Valdivia, llevándose el Campeonato Nacional a Talca. Al año siguiente el título se lo ganó la Asociación Valparaíso con Mario Valencia y Cristián Ramírez, con una gran suma de puntaje: 39 puntos.

La remodelación de la Medialuna Monumental de Rancagua y la constante cobertura del rodeo en la televisión en esta década marcó una tendencia a que este deporte se hiciera más conocido en los sectores urbanos de Chile y además mucha gente de la ciudad, incluidos grandes empresarios comenzaron a interesarse en la práctica del rodeo. Estos empresarios comenzaron a invertir en el rodeo sobre todo en el aspecto de los criaderos. Esta práctica fue defendida por muchas personas del rodeo ya que se les daba más ingresos económicos al rodeo, pero fue muy criticada por otras, sobre todo los más antiguos en el rodeo ya que según ellos se comenzaron a perder algunas tradiciones y el rodeo podría perder su ambiente rústico que lo caracterizaba.

Primera década del siglo XXI

El siglo XXI comenzó de excelente forma para el Criadero Santa Isabel que se consolidaba como uno de los más ganadores de la mano de Juan Carlos Loaiza.[27] Con sus títulos consecutivos de 2000, 2001 y 2002 se convirtió en el primer jinete en ganar un tricampeonato. Además Talento, el potro que montó durante muchos años, en 2007 ganó su tercer título nacional (los otros fueron en 2000 y 2002), empatando a Reservado y Manicero.

Antes de comenzar la serie de campeones del Campeonato Nacional de Rodeo de 2000, la Federación del Rodeo Chileno premió a los "mejores del siglo". Esta elección resultó muy discutida por el público en general, ya que se dejaron de lado a importantes jinetes y ejemplares. Los mejores jinetes del siglo en rodeo fueron Ramón Cardemil, Ricardo de la Fuente y Juan Segundo Zúñiga. Los mejores jinetes de movimiento de la rienda resultaron elegidos José Manuel Aguirre, Raúl Rey y Santiago Urrutia. También se premiaron a los caballos más destacados. En caballos los premiados fueron Angamos, Avispado y Tabacón; en yeguas fueron Pelotera, Percala, Pichicucha; y en potros Bellaco, El Huila y Reservado. Finalmente se distinguió a importantes ejemplares de rienda como a Abusadora, Cachupín y Carretero. Ese campeonato fue ganado por Juan Carlos Loaiza y Eduardo Tamayo en Talento y Escorpión marcando 40 puntos e igualando la marca de 1995.[26]

El presidente Sebastián Piñera asistiendo al Champion de Rancagua 2011.

El Campeonato Nacional de Rodeo de 2003 rompió la racha de tres campeonatos consecutivos para el Santa Isabel, pero no para la Asociación Valdivia. Sebastián Walker y Camilo Padilla, jinetes del Criadero Vista Volcán de Valdivia lograron el título en Destape y Lucero marcando 41 puntos e igualando el récord de 2001.[28]

La sorpresa más grande de la década ocurrió en el Campeonato Nacional de Rodeo de 2004 cuando unos desconocidos jinetes de Linares obtuvieron la victoria. Gabriel Orphanopoulos y Mariano Torres triunfan en Ahí No Más y Guapetón, marcando 34 puntos, el puntaje más bajo de la década.[29] Estos jinetes lograron romper los cuatro títulos consecutivos de la Asociación de Rodeo de Valdivia, que logró el título en 2000, 2001, 2002 y 2003 con Juan Carlos Loaiza, Eduardo Tamayo, Luis Eduardo Cortés, Sebastián Walker y Camilo Padilla.

Cuando en 1988 Loaiza y Mondaca batieron el récord de Cardemil y Valderrama en 1968 se pensó que sería una marca nunca más superada, sin embargo la marca fue batida en 1992 con 37 puntos, después en 1995 con 40 y en 2001 con 41. En 2003 Sebastián Walker y Camilo Padilla lograron empatar esa cifra, pero en el Campeonato Nacional de Rodeo de 2006 los hermanos Claudio y Rufino Hernández en Malulo y Estruendo, realizaron 48 puntos buenos, apenas cuatro unidades por debajo del máximo posible, siendo el actual récord nacional de Chile. Estos jinetes además de la histórica cifra alcanzaron su segundo título nacional ya que en 2005 habían logrado el título en Morenita e Inventada representando a su propio criadero, "El Sacrificio".[30]

El Campeonato Nacional de Rodeo de 2008 fue la 60° edición y los campeones fueron Christian Pooley y Jesús Rodríguez, quienes montando a Rangoso y Canalla marcaron 37 puntos buenos, dos más que Camilo Padilla y Francisco Cardemil.[31]

El campeonato de 2009 fue ganado por los jinetes del Criadero Santa Anita de Curimao, Emiliano Ruiz y José Tomás Meza, de la Asociación Cordillera,[33]

La década del 2000 estuvo marcada por el fuerte dominio del Criadero Santa Isabel y también por las altas cifras de puntajes en las series de campeones. Además estuvo marcada por el dominio de Alfonso Navarro en el movimiento de la rienda, alcanzando los títulos de 2003, 2005 y 2006, además de los de 1998 y 1999.

Década de 2010

El campeonato de 2010 fue ganado por Cristóbal Cortina y Víctor Vergara, jinetes de la Asociación Cordillera, quienes montaron a Cumpa y Tio Pedro. Por su parte los segundos campeones fueron José Luis y Jorge Ortega, jinetes de la Asociación Los Andes y del Criadero "El Trapiche", con 34 puntos; y el tercer lugar fue para Ricardo Bustamante y Eduardo Salas en Rociado y Viajero con 28 puntos y representando a Ñuble y Cauquenes.

Other Languages