Campeonato Mundial de Rally

World Rally Championship
WRC.png
Temporada actual Motorsport current event.svg 2016
Categoría Rally
Director general Jarmo Mahonen[1]
Temporada inicial 1973
Ámbito Internacional
Superficie Asfalto
Tierra
Nieve
Rondas 14
Ganadores
Piloto campeón Bandera de Francia Sébastien Ogier
Escudería campeona Bandera de Alemania Volkswagen
Participantes
Constructores Citroën
Volkswagen
Hyundai
Neumáticos M michelin
Sitio oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Campeonato Mundial de Rally (FIA World Rally Championship en inglés, abreviado WRC) es una competición internacional de rally, organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y que se disputa anualmente desde 1973.

El campeonato se compone actualmente de 14 eventos ( rallyes) que se disputan en carreteras cerradas al tráfico sobre diversas superficies, que van desde la grava y asfalto al barro, la nieve y el hielo. Cada rally suele tener tres días de duración y se divide de 15 a 25 tramos, que se compiten contrarreloj con largada individual. El ganador de la carrera es quien finaliza la carrera con el menor tiempo acumulado en los tramos cronometrados.

En el Campeonato Mundial de Rally se disputan dos campeonatos: el Campeonato de Pilotos (FIA World Rally Championship for Drivers) y el Campeonato de Constructores (FIA World Rally Championship for Manufacturers), diferentes pero basados en el mismo sistema de puntos, y en el que todas las pruebas son puntuables para ambos certámenes.

A partir de la temporada 2013 este campeonato tiene nuevas categorías, ya que se creó el Campeonato Mundial de Rally 2 (World Rally Championship 2 en inglés o WRC 2), que era el Campeonato Mundial de Rally Super 2000 y al cual se le integró el Grupo N del Campeonato Mundial de Rally de Automóviles de Producción. Adicionalmente, este último cambió de nombre a Campeonato Mundial de Rally 3 (World Rally Championship 3 en inglés o WRC 3) y es sólo para automóviles de tracción delantera. Finalmente, la Academia WRC cambió de nombre a Campeonato Mundial Junior (Junior WRC en inglés).[2]

Historia

Alpine-Renault A110, primer vehículo en ganar el título de constructores.

El Campeonato Mundial se formó a partir de varios campeonatos que se disputaban a nivel internacional, como el Campeonato de Europa de Rally y el Campeonato Internacional de Marcas.[3] La segunda se celebró de 1970 a 1972 y fue el anticipo de lo que se transformaría luego en el Campeonato Mundial de Rally. Muchas de las pruebas que puntuaban para esos campeonatos formarían parte del Mundial, como el Rally de Montecarlo, Rally RAC, Rally Acrópolis, Rally Safari o el Rally Mil Lagos.

Años 1970

En 1973 y tras la insistencia de varios jefes de equipo, la FIA otorgó al certamen la categoría de campeonato del mundo por lo que ese año los rallies se convirtieron en una especialidad plenamente reconocida con su propia competición internacional al igual que la F1 o el Mundial de Sport Prototipos. El calendario se aumentó hasta las trece pruebas, diez de ellas en Europa, dos en África y una en América: el Pres son Regardless. Tras haber conseguido el título en 1972 Alpine-Renautl afrontó el campeonato con tres pilotos franceses que condujeron el Alpine A 110 1800. Se impusieron en seis pruebas y se llevaron el primer campeonato mundial de marcas muy por delante de sus rivales, como Fiat y Ford que fueron segunda y tercera. Sin un campeonato de pilotos que no llegaría hasta 1979 el hombre más destacado fue Jean-Luc Thérier.[10]

Años 1980

En 1980 Fiat regresó al mundial, Ford cerró el equipo oficial y el resto de marcas como Opel, Datsun o Talbot mostraron síntomas de mejoras pero no fueron contratiempos para que la marca italiana se adjudicara su tercer título. En el campeonato de pilotos el alemán Walter Röhrl con cuatro victorias a bordo del Fiat 131 Abarth, se llevó el título sin problemas, donde ningún rival le opuso demasiada resistencia.[19]

Años 1990

El Lancia Delta de grupo A dominó las temporadas de 1987 a 1992 y obtuvo seis títulos de constructores consecutivamente.

Los primeros años de la década de los 90 fueron un duelo entre la Toyota y Lancia. Kankkunen regresó al equipo italiano y Sainz se quedó como jefe de filas en el equipo nipón reforzado con la presencia de Michael Ericsson y el joven Armin Schwarz. Una vez el español logró su primera victoria en el mundial, el Acrópolis, encajó la segunda parte de la temporada casi sin r oposición hacia el título. Lancia terminó con sus tres pilotos por detrás de Sainz lo que le permitió sumar otro título de marcas.[24]

1995 fue un año de grandes cambios reglamentarios. La FIA redujo el calendario a solo ocho pruebas, en pro de la reducción de costes, además de instaurar una distancia mínima de 50 a 60 km entre asistencias. También se limitó a tres el límite de pasadas a los tramos durante los reconocimientos y en el aspecto técnico se redujo el tamaño de la brida de admisión del turbo de 38 a 34 mm además de prohibir los neumáticos lisos (slicks). En los equipos oficiales apenas hubo movimientos, salvo en Mitsubishi que contó con Tommi Mäkinen que acompañó a Eriksson y a Andrea Aghini. Subaru con Sainz y McRae dominaron la temporada y se adjudicaron la victoria en cinco de las ocho pruebas además de hacerse con las tres plazas del podio en Cataluña y el RAC. En España precisamente se vivió el escándalo del año: Toyota fue excluida por una manipulación en los turbo y posteriormente la FIA decidió sancionar a la marca anulando todos sus puntos en ambas clasificaciones y le prohibió la participación en 1996. El mundial de marcas fue para Subaru y el de pilotos fue para McRae que se enfrentó a su propio compañero hasta la última prueba.[26]

Tommi Mäkinen dominó las temporadas de 1996 a 1999 con cuatro versiones del Mitsubishi Lancer Evo: Evo III, Evo IV, Evo V y Evo VI.

Tras tres años de calendario rotativo en 1997 se pasó de golpe de ocho a catorce pruebas, aunque el kilometraje de las mismas se redujo significativamente. También se impuso el mismo sistema de puntuación que en la Fórmula 1, se redujeron el número de tramos, los días de entrenamientos y se obligó a escoger por una única superficie en cada prueba. Pero el gran cambio fue la llegada de una nueva categoría: los World Rally Car. Ford y Subaru desarrollaron sus coches sobre la base de esta normativa mientras que Mitsubishi prefirió seguir evolucionando su Lancer Evo de grupo A y Toyota presentó a mitad de temporada el Corolla WRC. A pesar del buen arranque de temporada de Subaru con tres victorias consecutivas, Mäkinen volvió a imponerse con cuatro vitorias y su regulaidase proclamó campeón del mundo por segunda vez. El mundial de marcas fue para Subaru y el campeonato de F2 para Seat.[29]

Años 2000

El finés Marcus Grönholm dominó las temporadas 2000 y 2002 con el Peugeot 206 WRC.

En la temporada 2000 entre las principales novedades fue el abandono de Toyota, lo que provocó que Sainz se fuese a Ford y Auriol a SEAT, mientras que Peugeot con el Peugeot 206 WRC afrontó su primer año completo, al igual que Skoda y a partir de la segunda cita también se incorporó Hyundai con el Hyundai Accent WRC. El año se presentó con varios candidatos al título, Burns, Sainz, McRae y el propio Mäkinen aunque que a pesar de iniciar el año con una victoria, realizó un año regular y solo pudo ser quinto. Fueron finalmente Grönholm y Burns, con tres victorias el primero y cuatro el segundo los que llegaron los que llegaron a la última cita del mundial en la pelea por el título que finalmente fue para el finés de Peugeot. La marca francesa se adjudicó también el campeonato de marcas, por delante de Ford que falló en el último momento y además demostró su superioridad en asfalto al realizar dos dobletes con Panizzi y Delecour, en Córcega y San Remo.[33]

El francés Sébastien Loeb obtuvo con Citroën nueve títulos consecutivos en 2004 y 2012. En la imagen con el Citroën Xsara WRC en 2004.

En 2004 todas las marcas limitaron a dos el número de pilotos por lo que algunos se quedaron sin equipo. Citroën mantuvo a Loeb y a Sainz, Ford a Märtin y a Duval, Subaru a Solberg y fichó a Hirvonen mientras que Peugeot se quedó con Gronholm y con Freddy Loix que hicieron debutar el Peugeot 307 WRC. Fue también el regreso de Mitsubishi con Panizzi y Gigi Galli. Loeb fue el protagonista ese año que con cinco victorias, que acumuló gran ventaja en la primera parte del campeonato y luego se limitó a gestionar su posición. A pesar de los ataques de Solberg y Martín que sumaron ambos siete triunfos no pudieron evitar el triunfo de Citroën que se llevó su segundo título de marcas y el primero de pilotos.[37]

Con el Ford Focus RS WRC, Ford sumó dos títulos de constructores en 2006 y 2007. En la imagen Mikko Hirvonen en el Rally Cataluña de 2007.

En 2008 apenas se produjeron cambios en los principales equipos. Salvo la marcha de Grönholm que permitió a Jari-Matti Latvala formar equipo con Hirvonen en Ford, el resto de marcas conservaron a los mismos pilotos del año anterior. La única novedad fue la participación de Suzuki que debutó con el Suzuki SX4 WRC pilotados por Toni Gardemeister y Per-Gunnar Andersson. Ese año el título lo disputaron Hirvonen y Loeb, este último que sumó la mayoría de las victorias, once y estableció un nuevo récord de triunfos en un mismo año. Las tres victorias y la regularidad del finés le permitieron llegar Japón con opciones de proclamarse campeón. A pesar de llevarse la victoria, Loeb fue tercero lo que le dio matemáticamente el título a falta del último rally. En esta ocasión y gracias a los puntos de Loeb y Sordo Citroën pudo hacerse con el mundial de marcas por delante de Ford.[38]

Ford Fiesta WRC de Hirvonen en Portugal 2011.

Años 2010

En 2010 se creó un nuevo Campeonato paralelo, junto a los dos ya existentes: el Campeonato S2000. Este campeonato nació con la intención de asentar las bases para las nuevas regulaciones que se establecerían para los World Rally Cars en 2011. Los vehículos que participaron en este campeonato eran los Super 2000. Estos vehículos estaban basados en el grupo N, pero con tracción a las cuatro ruedas, motor de 2L y atmosféricos.

Los nuevos World Rally Car, cuentan con motor 1.6 litros lo que conlleva menos par de motor y más revoluciones, cuentas con turbo y tracción a las cuatro ruedas, son más anchos y cortos, que los hace más fáciles de pilotar en tramos muy técnicos y llenos de curvas, pero con una ligera pérdida de estabilidad en tramos rápidos.[40] Tras el DS3 y el Fiesta también otras marcas se incorporaron a esta nueva normativa, como BMW que construyó junto a Prodrive el Mini John Cooper Works WRC y posteriormente Volkswagen el Volkswagen Polo R WRC, además de entrar oficialmente en el campeonato en la temporada 2013.

En 2014 se le suma la marca coreana Hyundai, con el fichaje de Neuville para toda la temporada, Hanninen, Sordo y Atkinson se turnan el segundo coche, en el rally de Portugal, Hyundai sumó un tercer coche con Sordo y un equipo nuevo, Huyndai MotorSport N.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Kejuaraan Reli Dunia
srpskohrvatski / српскохрватски: Svjetsko prvenstvo u reliju
svenska: Rally-VM