Campeonato Argentino Abierto de Polo

Campeonato Argentino Abierto de Polo. Año 2010.
La Dolfina: Campeón en 2013, 2014 y 2015.

El Campeonato Argentino Abierto de Polo, también conocido como Abierto de Palermo o simplemente El Abierto, es el máximo certamen interclubes a nivel mundial[1] y el quinto en antigüedad en el mundo. Junto con el Campeonato Abierto de Polo del Hurlingham Club y el Campeonato Abierto de Polo del Tortugas Country Club, los otros dos grandes torneos que se disputan en Argentina, componen la Triple Corona del Polo Argentino.

El torneo se disputa anualmente desde 1893 en el Campo Argentino de Polo de Buenos Aires en el barrio de Palermo, instalaciones popularmente conocidas como la Catedral del Polo. La organización está a cargo de la Asociación Argentina de Polo (A.A.P.) y el hándicap de los equipos debe estar entre los 28 y los 40 goles.

Características

El torneo fue denominado inicialmente River Plate Polo Championship manteniendo ese nombre hasta 1923.

Más de cien años de tradición sumado a la calidad de juego que adquirió el polo en Argentina hacen de este certamen una cita exclusiva e imperdible para todos los amantes de esta actividad. Es habitual que al polo se lo asocié con el glamour. Pero cuando alguien deja sus prejuicios de lado y comienza a interesarse por este deporte, se encuentra con una disciplina apasionante y de la cual seguramente termina por enamorarse. Disfrutar de la combinación que resulta de la destreza de un hombre y la estampa del caballo es un placer que no se encuentra a la vuelta de cualquier esquina.

La edición inaugural del torneo se disputó en abril de 1893, con otra denominación (River Plate Polo Championship) y un sistema de competición diferente del actual. En aquel entonces la pasión por el polo tenía dos centros: Buenos Aires y el sur de Santa Fe. Para atenuar los altos costos que representaba el traslado, el primer torneo se disputó en dos etapas: la primera se desarrolló en el Hurlingham Club de Buenos Aires y la segunda tuvo lugar en Cañada de Gómez.

La modalidad del certamen consistía en dos torneos, de igual valor y la copa la obtenía el primero en ganar dos veces. Hurlingham fue el primer equipo que se consagró en el Abierto de Polo con una formación integrada por Francisco J. Balfour, Frank Furber, C. J. Tetley y Hugo Scott-Robson.

El nombre definitivo del Abierto Argentino de Polo se concretó en 1923 cuando la River Plate Polo Asociation se transformó en la actual Asociación Argentina de Polo. El torneo no sólo cambió su denominación sino que también mudó su escenario al Campo Argentino de Polo.

Como en todo deporte el nivel de juego es la esencia de los torneos. Y la jerarquía conseguida a principios del siglo XX por los jugadores argentinos fueron transformando al Abierto Argentino en el certamen de Polo por excelencia.

En 1911 se implementó el handicap en Argentina. La mayor valoración es 10 y se determina por las aptitudes de los jugadores. Sin embargo, la incorporación de esta herramienta no pudo impedir la hegemonía de Coronel Suárez, el máximo ganador de Abierto Argentino con 24 títulos, conseguido entre 1934 y 1981.

Además, Coronel Suárez se convirtió en el primer equipo en lograr el handicap ideal, o sea 40 goles de handicap, honor que sólo han ostentado seis formaciones en la historia:

El máximo ganador del Abierto Argentino es el bonaerense Juan Carlos Harriott (h), jugador emblemático de Coronel Suárez, considerado por muchos el mejor polista de todos los tiempos, que alzó el trofeo 20 veces: de 1957 a 1959, de 1961 a 1970, en 1972 y de 1974 a 1979.

El máximo goleador del Abierto Argentino es Adolfo Cambiaso (h), jugador de La Dolfina y ex integrante de Ellerstina, con 828 goles en 23 temporadas entre 1992 y 2015.

Other Languages