Campañas terrestres de la Guerra del Pacífico

Campañas terrestres de la Guerra del Pacífico
Guerra del Pacífico
Gdp.ops.en.400.png
Campañas terrestres durante la guerra
Fecha 5 de abril de 1879 - 20 de octubre de 1883
Lugar Bolivia y Perú
Resultado Victoria chilena.
Consecuencias Anexión del Departamento del Litoral ( Bolivia), el Departamento de Tarapacá y el Departamento de Tacna ( Perú).
Beligerantes
Bandera de Chile Chile Flag of Peru (1825-1950).svg Perú
Flag of Bolivia.svg Bolivia (1879-1880)
Comandantes
Bandera de Chile Justo Arteaga
Bandera de Chile Erasmo Escala
Bandera de Chile Manuel Baquedano
Bandera de Chile Patricio Lynch
Flag of Peru (1825-1950).svg Juan Buendía
Flag of Bolivia.svg Narciso Campero
Flag of Peru (1825-1950).svg Pedro Silva Gil
Flag of Peru (1825-1950).svg Andrés A. Cáceres
Fuerzas en combate
Bandera de Chile Ejército de Chile
16.500 hombres ( noviembre de 1879)[1]
9.500-13.000 hombres ( diciembre de 1879)[2]
16.000 hombres ( abril de 1880)[3]
~39.000 hombres ( enero de 1881)[2]
Flag of Peru (1825-1950).svg Ejército del Perú
Flag of Bolivia.svg Ejército de Bolivia (1879-1880)
11.000 hombres ( noviembre de 1879)[4]
12.000 hombres ( diciembre de 1879)[5]
14.500 hombres ( abril de 1880)[6]
~28.000 hombres ( enero de 1881)[8]
[ editar datos en Wikidata]

Las campañas terrestres de la Guerra del Pacífico corresponden a la segunda fase de dicha guerra. Tanto Chile como Perú tenían claro que era necesario tener el control del mar para poder abastecer a los ejércitos en campaña, dadas las grandes distancias de los centros de abastecimiento de ambos ejércitos. Pese a ser consciente de ello, Chile cometió errores en su estrategia naval. A raíz de la renuncia del contralmirante Juan Williams Rebolledo y su reemplazo por el comodoro Galvarino Riveros Cárdenas, la estrategia naval chilena se replanteó, dando prioridad a la captura y/o destrucción del monitor Huáscar y de su comandante. El Huáscar fue capturado el 8 de octubre de 1879, en el combate naval de Angamos, finalizando así la campaña naval de la guerra y dando paso a las subsecuentes campañas terrestres.

Las campañas terrestres de la guerra del Pacífico se pueden subdividir en varias fases que se extendieron durante los cuatro años que duró dicha guerra, desde el 5 de abril de 1879 hasta el 23 de octubre de 1883, cuando se suscribió el Tratado de Ancón. Además, podría decirse que la campaña terrestre propiamente dicha empezó el día siguiente al combate naval de Angamos y que terminó después del tratado en la acción de Pachia. Estas fases son:

Comparación de las fuerzas enfrentadas

Bolivia

A comienzos de 1878, el ejército de Bolivia tenía 2.232 plazas, incluyendo jefes, oficiales y tropa, divididos en 3 batallones de infantería, dos escuadrones de caballería y una brigada de artillería.

Infantería

A mediados de abril de 1879, el Ejército había aumentado a 6 mil hombres, pero muchos estaban armados con viejos fusiles de chispa y de percusión, muy anticuados en aquella época. Perú tuvo que prestarle 1.000 fusiles Chassepot en mayo de 1879, que Bolivia devolvió dos meses después, cuando llegaron los fusiles Remington que compró en Estados Unidos.

En 1879, Bolivia compró 1.500 fusiles Remington Rolling Block calibre 11 mm (0.43 in) y otros 1.500 llegaron en marzo de 1879. Durante la guerra se siguieron comprando este tipo de fusiles. El Remington Rolling Block de 11 mm tenía una cadencia de 8 tiros por minuto, un alcance máximo de 2.800 m, rayado de ánima de 6 estrías y cartucho metálico con peso de 25 g.

Bolivia también contaba con fusiles Snider-Enfield, Martini-Henry y Winchester. En 1882 compró cientos de fusiles Mauser Modelo 1871.

El Snider-Enfield era una modificación del fusil de avancarga Enfield, que en 1864 fue modificado al sistema de retrocarga. Esta fue el arma oficial del Ejército británico hasta el año 1869. Su calibre era de 14,7 mm (0.577 in) y peso de proyectil de 31 g. Por su parte, el Martini-Henry era el arma oficial del Ejército británico desde 1871 y era de calibre 14,7 mm (0.577 in). El Mauser, que no llegó a ser utilizado en la guerra, era un fusil de calibre 11 mm que empleaba un cartucho metálico y tenía una cadencia de 8 tiros por minuto.

Caballería

La Caballería boliviana tenía caballos de poca alzada, no aptos para acciones bélicas. Los jinetes estaban armados de carabinas Remington, pero carecían de sables y no todos estaban montados.

Artillería

La artillería boliviana tenía 2 cañones de campaña Blakely de 12 libras y 4 ametralladoras. En 1879 compró 6 cañones de montaña Krupp de 60 mm. Los Blakely eran de avancarga y los Krupp eran de retrocarga. En 1882 compró una batería de cañones de montaña Krupp y al año siguiente, 12 cañones de campaña Krupp de 87 mm. De estos, entregó una batería al Perú en octubre de 1883 a cambió de otros cañones de montaña Krupp que estaban en tránsito desde Bolivia.

Chile

A comienzos de 1879, el ejército de Chile tenía 2.995 plazas, incluyendo jefes, oficiales y tropa, divididos en 4 batallones de infantería, dos regimientos de caballería y un regimiento de artillería, desglosados de la siguiente manera:[9] hola


Infantería Caballería Artillería Oficiales
  • Batallón Buin: 302 hombres.
  • Batallón 2º de Línea: 321 hombres.
  • Batallón 3º de Línea: 403 hombres.
  • Batallón "4° de Línea":
  • Regimiento Zapadores: 334 hombres.
  • Regimiento de Caballería Cazadores a Caballo: 304 hombres.
  • Regimiento de Caballería Granaderos a Caballo: 230 hombres.
  • Regimiento de Artillería: 400 hombres.
  • Oficiales: 401 hombres.

Para enero de 1881, esta cifra se elevó a 41.000 efectivos incluido el Ejército de Línea y la Guardia Nacional Movilizada.

En cuanto a la evolución del Ejército de Línea o Profesional, hasta 1881, se crearon un regimiento de infantería (llamado "Santiago"), un Regimiento de Caballería (Carabineros de Yungay) y un Regimiento de Artillería; posterior a la caída de Lima, los regimientos de infantería de 1200 hombres, fueron reducidos a batallones de 900, el "Santiago" recibió el número 5º de Línea, el Regimiento de Infantería de la Guardia Nacional "Esmeralda", fue transformado en el Batallón "Esmeralda" 7º de Línea; sobre la base de los voluntarios desmovilizados se crearon los batallones de Línea "Chacabuco" 6º de Línea, "Chillán" 8º de Línea y "Caupolicán" 9º de Línea, de estos 9 batallones, fueron mantenidos o se mantuvieron en Perú 7 de ellos, el 5º de Línea, tras participar en la segunda campaña al Departamento de Junín pasó a cubrir guarnición en la ciudad de Tacna.

En cuanto a la Guardia Nacional, esta había sido prácticamente desbandada, existiendo solo personal de cuadros para la formación de nuevas unidades (oficiales en situación de retiro, que recibían medio sueldo); sin embargo, una vez que estalló la guerra los voluntarios se volcaron a los cuarteles, el Gobierno decidió establecer un sistema de enganche provincial, formándose unidades locales, las cuales a medida que mejoraba su instrucción pasaban al estatus de movilizada, pudiendo ser enviadas a cubrir guarnición lo largo de todo el territorio nacional o al Teatro de Operaciones.

Infantería

El armamento de la Infantería consistía en fusiles Comblain II en número de 12.500, mientras la Caballería contaba con unas 2.500 carabinas Winchester y Spencer, casi todo este armamento comprado a partir de 1874. Durante la guerra, Chile ordenó la compra del Comblain II. Pero como estos no se fabricaban a la velocidad requerida, sólo pudieron adquirir 5.180 y se decidió comprar a la fábrica austriaca Steyr fusiles Gras Modelo 1874 fabricados bajo licencia, los cuales fueron modificados para que pudiesen utilizar los mismos cartuchos que el Comblain, llegándose a comprar 21.799 fusiles Gras.

El Comblain II era un fusil desarrollado en 1869 y comprado por Chile por la misión militar presidida por el coronel Emilio Sotomayor Baeza en 1872. Era uno de los mejores de la época, pero sólo fue adoptado por los ejércitos de Brasil, Bélgica y Chile. Tenía un alcance de 1.200 m, una cadencia de 10 tiros por minuto, rayado de 4 estrías en el ánima, de calibre 11 mm y un proyectil de 25 g.

El Gras era una versión mejorada del fusil Chassepot, utilizaba cartuchos metálicos y era el arma oficial del ejército francés desde 1874. Su alcance era de 2.900 m, tenía una cadencia de 9 tiros por minuto, rayado de 4 estrías en el ánima, de calibre 11,3 mm y un proyectil de 25 g. Como el cartucho del Comblain era de menor calibre, su alcance se reducía a 1.800 m.

Además, Chile compró durante la guerra 9.964 fusiles Beaumont, los cuales pasaron a servir en la Guardia Nacional. El Beaumont era un fusil desarrollado en 1871, con cadencia de 9 tiros por minuto, rayado de 4 estrías en el ánima, de calibre 11 mm y un proyectil de 25 g.

Eficientemente los chilenos centraron sus adquisiciones de armas para Infantería en los modelos Gras y Comblain II, uniformados para utilizar la misma munición, lo que simplificó en gran medida la logística del Ejército de campaña.

Chile también tenía varios miles de fusiles Minié de avancarga y Snider de retrocarga, los cuales sirvieron adecuadamente para la instrucción de las tropas, no así en las unidades de primera línea.

Los oficiales debían costear de su peculio sus armas personales, de modo que habitualmente adquirían sus sables y revólveres, aunque era común que cuando un suboficial ascendía a oficial, el resto de la oficialidad de la unidad le regalara el equipo.

Caballería

La Caballería chilena contaba con buenos caballos, de gran alzada. Sus jinetes estaban armados con sables y carabinas Winchester, Spencer y Remington.

El Spencer era un fusil de repetición calibre 13 mm (0.52 pulgadas), que llevaba 7 cartuchos en un depósito tubular situado dentro de la culata.

El Winchester Modelo 1866, más conocido como Winchester 66, era un fusil de repetición, una versión mejorada del Henry. Durante la guerra, Chile compró 4.868 Winchester Modelo 1873, que tenían un depósito tubular bajo el cañón con capacidad de 8 cartuchos, con una cadencia de 21 tiros por minuto.

Artillería

Antes de la guerra, Chile contaba con 12 cañones de montaña Krupp Modelo 1872 de 60 mm y 4 cañones de campaña Krupp Modelo 1872 de 78,5 mm. Además tenía varios cañones de bronce en reserva.

En 1868, Chile adquirió cañones franceses de bronce con ánima rayada sistema La Hitte Modelo 1858. Había cañones de campaña de 12 kg y de 4 kg, y de montaña de 4 kg. Se fabricaron varias copias de estos en la fundición de Limache. Su alcance era de 4.700 m para el de 12 kg, 4.000 m para el de campaña de 4 kg y 2.500 m para el de montaña.

En 1879, Chile compró 6 cañones de campaña Krupp usados de 78,5 mm y 2 copias usadas de estos fabricadas en Carlsruhe. Durante la guerra Chile compró 6 cañones de montaña Krupp Modelo 1879 de 75 mm y 32 similares Modelo 1880, 8 cañones de campaña Krupp Modelo 1879 de 75 mm y 21 más al año siguiente, y 24 cañones de campaña Krupp Modelo 1880 de 87 mm. El alcance de los de campaña era de 4.600 m a 4.800 m y de 3.000 m para los de montaña.

También se compraron 6 cañones de campaña Armstrong y 6 de montaña de 9 libras, además de 8 ametralladoras Gatling.

Perú

En enero de 1879, el ejército del Perú tenía 5.613 plazas, incluyendo jefes, oficiales y tropa, divididos en 7 batallones de infantería, 3 regimientos de caballería y 3 regimientos de artillería.

Caballería

Los caballos de la caballería peruana, aún cuando en su mayoría eran importados de Chile, generalmente eran de calidad inferior. Los jinetes estaban armados con sables y carabinas de diversos sistemas: Winchester, Modelo Peruano, etc. Para la campaña de Lima se utilizaron carabinas Remington y Winchester Modelo 1873.

Artillería

La artillería poseía 28 cañones de avancarga Blakely de montaña: 14 de 9 libras, 10 de 4 libras y 4 de 8 libras, con alcance de 2.000 m y comprados por Francisco Bolognesi en 1861. En las defensas del Callao figuraba un Dahlgren de 1.080 libras. Además, había en reserva cañones de campaña Blakely de 12 libras y 2 cañones Clay, pero que tenían un sistema de retrocarga defectuoso.

En plena guerra, el gobierno de Mariano Ignacio Prado compró 12 cañones de montaña Krupp, pero esta orden había llegado a Argentina en su camino a Perú recién en 1883 y no llegaron durante el transcurso la guerra. En octubre de 1883, Perú recibió una batería de cañones Krupp a cambió de una batería de los que se encontraban en tránsito a este país.

A fines de 1879, el gobierno de Perú le encargo al inglés John White, dueño de la fundición de Piedra Liza, la fabricación de cañones en Lima. Al año siguiente, la misma labor se le encomendó a Juan Grieve, Subdirector de la Escuela de Artes y Oficios. Los cañones White eran una imitación de los cañones de acero Vavasseur Modelo 1871 y debido a que se empleó bronce de mala calidad en su fabricación, estos cañones resultaron muy deficientes. Pero pese a esto, se fabricaron 80 de estas piezas. Los cañones Grieve eran una copia de los Krupp de montaña de 60 mm que usaba el ejército boliviano. Ante la escasez de acero, Grieve diseñó un sistema de zunchado en frío, el cual consistía en introducir a presión el ánima de acero en una camisa de bronce mediante una prensa hidráulica de 40 toneladas. Se llegaron a fabricar 32 de estos cañones.

También se fabricaron dos cañones en la fundición de Bellavista, dirigida por Solsby.

Other Languages