Camino de Santiago de Soria

Ruta del Camino de Santiago de Soria.

La Ruta Jacobea de Soria (o camino castellano-aragonés, camino soriano-aragonés y camino soriano de Santiago) es una alternativa al Camino de Santiago del Ebro empleada por muchos peregrinos que en Gallur optan por desviarse hacia el oeste, pasando por Soria y alcanzando el camino de la Lana muy cerca de Santo Domingo de Silos. A principios del siglo XIII, San Francisco de Asís lo usó para peregrinar a Santiago, según Daillez, Almazán y Álvarez de Eulate.[1]

La dotación de infraestructuras y señalizaciones, así como la disponibilidad de guías o bibliografía relacionada con estos caminos es más que deficiente. Sólo algunos tramos están siendo estudiados y dotados de algún tipo de señalización. Con el horizonte del año 2010, Año Santo Jacobeo, el Ayuntamiento de Soria quiere impulsar esta ruta y para ello ha mantenido diferentes reuniones con los municipios por los que discurre este camino.

El libro El Camí de Sant Jaume de Montserrat a Alcarràs (2010) contempla dos rutas jacobeas de entrada a Castilla para los peregrinos catalanes, una por Logroño y otra por Soria hacia Burgos.[2]

Apuntes históricos

Orígenes

La vinculación soriana con Santiago comienza con la propia leyenda de su predicación en España puesto que se dice que tras predicar en Galicia se dirigió a Zaragoza, donde se le apareció la Virgen, evangelizando antes en Uxama y Numancia.[3]​ Por lo tanto, Santiago pasó por tierras de Soria de la mano de la vía romana que enlazaba Zaragoza con Astorga, cuyo itinerario, en líneas generales, sería durante siglos uno de los grandes ramales utilizados por los peregrinos para llegar al finisterre peninsular.

Laurent Daillez afirma que la creación de dos encomiendas en Puylampa del Bayo, en 1146, bajo la protección de Ramón Berenguer IV el Santo, príncipe de Aragón y conde de Barcelona, hicieron posible la apertura de una ruta jacobea que pasaba por Soria, Santo Domingo de Silos, el monasterio de San Pedro de Arlanza y Burgos. San Francisco de Asís la empleó después de pasar por Zaragoza y Tarazona en el año 1214 y la leyenda dice que el santo durmió en Soria e indicó el lugar "extra-muros" donde se edificaría un convento franciscano del que se conservan las ruinas y la iglesia, es el Convento de San Francisco. [5]

Daillez también ha afirmado lo siguiente: "Calatañazor fue un centro importante de este camino. Desde aquí, el peregrino podía tomar dos direcciones. La primera directamente hasta San Leonardo por Muriel de la Fuente, Casarejos, y desde San Leonardo, por Silos, Arlanza, Lerma y Burgos. El segundo por El Burgo de Osma, La Vid, Aranda, Burgos o Valladolid".[4]

Peregrinación

En una de las localidades del camino, Abejar, que fue señorío episcopal de 1352 a 1580, el obispo de Osma creó el Hospital de San Sebastián, para fomentar el paso de peregrinos por Abejar hacia Santiago de Compostela, fundamentalmente aragoneses.[6]​ Mucho tiempo antes, en los siglos XII y XIII, existieron junto al camino los hospitales de San Leonardo (1173), en la localidad del mismo nombre, y el San Miguel de Gallego (1217), en La Gallega.

La ciudad de Soria, uno de los puntos más importantes de la ruta, contó con un importante número de edificios relacionados con el Camino. El cuidado de los peregrinos se encomendó desde el siglo XIII a las Órdenes militares que además protegían la ciudad. Extramuros de la ciudad se encontraban los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén en su monasterio de San Juan de Duero abandonado en el sigo XVIII, los Caballeros de la Orden del Temple en su encomienda de San Polo que tras su disolución en el siglo XIV pasó su patrimonio a los Hositalarios, los Caballeros de San Lázaro de Jerusalén en el Hospital de San Lázaro encargados también del cuidado de los leprosos y los Caballeros de la Orden de Calatrava en la iglesia de El Salvador en su posesión hasta 1322. A éstas hay que añadir la encomienda-hospital de Santa Cristina sujeta al prior del Hospital de Santa Cristina de Somport (dedicado a la protección de los peregrinos del Camino de Santiago francés en dicha localidad y sede de la Orden Hopitalaria de Santa Cristina de Somport). Junto a la iglesia de El Salvador, convertida en parroquia tras ser abandonada por los Calatravos, el escribano Gil Blázquez fundó un Hospital de Peregrinos en 1485 y posteriormente Francisco de Villareal donó parte de sus posesiones en 1563 para que también pudieran ser asistidos enfermos y transeúntes.

La Ciudad contó con parroquia y ermita dedicada al apóstol. La primera, desmantelada en el siglo XVI, se situaba junto a la iglesia de Nuestra Señora del Espino, intramuros de la ciudad; mientras que la segunda, derribada a mediados del mismo siglo, estaba enclavada en el entorno de las encomiendas militares, junto al río Duero. Además, Santiago fue el patrón de los Doce Linajes de Soria(una de las tres instituciones que rigieron la ciudad correspondiente al Estado Noble), por ser el patrón castellano de la caballería. El día de Santiago y durante el siglo XVI tenía lugar una de las corridas de toros más importantes del año. Los 12 Linajes nombraban a tres caballeros como "Alcaldes de Santiago", los cuales nombraban luego a tres guardas de Valonsadero. Según cuenta Miguel Martel, en la ciudad se corrían tres toros, "cada uno de los Alcaldes ha de dar el suyo a costa del bastecedor de las carnecerías de la ciudad". Desde 1534 los Linajes asistían también a una ceremonia litúgica que les ofrecía el Convento de San Agustín en su iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Esta tradición que desapareció en el siglo XVII fue recuperada a principios del XVIII y tras ser trasladada a la Colegiata de San Pedro, desapareció definitivamente en el siglo XIX con la disolución de la institución.[7]

En Osma se tiene como patrona a Santa Cristina de Bolsena y su parroquia está situada junto al puente romano, paso obligado de los pereginos; Santa Cristina se festeja un día antes de Santiago. En esta parroquia se encuentra el cuerpo incorrupto de Santa Cristina de Osma, mártir de la catacumbas, cuya festividad también se celebra el 24 de junio.

En Silos, otra ruta, ésta procedente de Santo Domingo de la Calzada, que subía el valle del río Najerilla desde La Rioja hasta Santo Domingo de Silos, empalmaba con el Camino Castellano-Aragonés.[8]​ Desde Silos, el camino procedente de tierras riojanas continuaba hasta Burgos por Covarrubias.

Pocos kilómetros antes de Santo Domingo de Silos, en Mamolar, otro camino se incorpora por la izquierda a esta ruta jacobea, es la llamada Ruta de la Lana, que parte de Cuenca, adonde se unen rutas procedentes de tierras valencianas y murcianas.

Other Languages