Camilo Castelo Branco

Camilo Ferreira Botelho Castelo-Branco
Camilo Castelo Branco.jpg
Camilo Castelo Branco, grabado de Francisco Pastor.
Información personal
Nacimiento 16 de marzo de 1825
Lisboa, Bandera de Portugal Reino de Portugal
Fallecimiento 1 de junio de 1890 (75 años)
São Miguel de Seide, Bandera de Portugal Reino de Portugal
Causa de muerte Suicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Portugués
Lengua materna Portugués
Información profesional
Ocupación Escritor, traductor, novelista, cronista, crítico, dramaturgo, historiador y poeta
Lengua de producción literaria Portugués
Obras notables Amor de perdición, La brasileña de Prazins, 'Amor de salvación, La novela de un hombre rico
Web
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

Camilo Ferreira Botelho Castelo Branco ( 16 de marzo de 1825; Lisboa1 de junio de 1890; São Miguel de Seide) es uno de los autores más representativos de la literatura portuguesa de todos los tiempos y uno de los más leídos.

Escritor portugués del Romanticismo tardío, tuvo una vida azarosa, pasional e impulsiva, que le sirvió como inspiración para sus novelas. Publicó novelas importantes y con mucho eco, como Amor de perdición, Amor de salvación, La novela de un hombre rico o más tarde La brasileña de Prazins.

Biografía

Nacido de una relación extramatrimonial, muy pronto se quedó huérfano de padre y madre. Su educación corrió entonces a cargo de parientes más o menos próximos. En la adolescencia se formó leyendo a los clásicos portugueses y latinos. A los dieciséis años se casó con Joaquina Pereira a quien pronto olvidó y con la que tuvo una hija que murió a los cinco años. Empezó a estudiar Medicina, pero no acabó la carrera. Cuando todavía no había enviudado de aquélla, en Vila Real raptó a una joven huérfana de quien tuvo otra hija y a la que también abandonó. A lo largo de su vida se sucedieron amores tumultuosos con Patrícia Emília e Isabel Cándida, entre otras.

En 1848 inició su carrera literaria al establerse en la ciudad de Oporto, donde frecuentaba la tertulia del café Guichard junto con algunas promesas de la generación romántica. En esta época, mientras hacía una vida bohemia, escribió sus sátiras anticabralistas y sus primeras novelas publicadas en forma de folletín en los periódicos Eco popular y en Nacional.

Su vida personal siguió, entonces, por un camino de peripecias e intrigas hasta que se enamoró locamente de Ana Plácido. Se dice que sucumbió a una crisis mística cuando ella decidió casarse con Pinheiro Alves, un brasileño que más tarde le serviría de inspiración en algunas novelas, y por esta razón frecuentó el seminario de Oporto (desde 1850 a 1852). Ya famoso en el panorama literario portugués, volvió a protagonizar un escándalo cuando Ana Plácido abandonó a su marido para vivir con él en Lisboa.

A partir de ahora, la vida y la obra de Camilo maduran por las penalidades: persecuciones, graves problemas económicos y la prisión después de ser los dos juzgados por adulterio. Camilo entró en prisión el 1 de octubre de 1860 y salió el 16 de octubre de 1861. Una vez absueltos, Camilo y Ana viven juntos y ella será fuente de inspiración de algunas de sus novelas (se llamará Enriqueta en Poesía o dinero, Raquel en Años de prosa, Adriana en En el buen Jesús del Monte o Leonor en La novela de un hombre rico). Camilo tendrá que escribir a un ritmo trepidante debido a graves problemas económicos que no acaban.

En 1862 regresa a Lisboa. En 1864 se traslada a la casa de S. Miguel de Ceide del que fuera marido de Ana, que ya había muerto. Aquí escribirá lo mejor de su obra, aunque desgraciadamente, no encontrará tampoco la tranquilidad ni la paz. En 1868 su hijo Jorge enferma y ya no se recuperará nunca de sus graves problemas mentales.

En 1878 sufre un accidente en un tren y como consecuencia de eso queda dañado en la vista. Otros disgustos como la muerte de una nieta de tres años o la irresponsabilidad de su hijo mayor lo llevan a la desesperación. Camilo sigue escribiendo, sus amigos intentan ayudarle y le preparan homenajes. En 1885 se le da el título de Vizconde de Correia Botelho. El 9 de marzo de 1888 se casa con Ana Plácido. Camilo pasa hasta los últimos años da su vida al lado de ella, sin encontrar la estabilidad emocional que ansiaba. Tiene dificultades financieras, y se le reconocerá públicamente como escritor, de modo que en 1889 se le concede una pensión anual de 1.000.000 de reales, pero nada le proporciona sosiego ni encuentra la estabilidad. Los hijos le dan enormes preocupaciones: considera a Nuno un irresponsable, y Jorge sufre una dolencia mental.

En 1890, desesperado por la confirmación de un oftalmólogo de que su progresiva ceguera no tiene cura, se dispara en la sien derecha, a las 15h, y muere a las dos horas en su casa de S. Miguel de Ceide. La muerte de Camilo Castelo Branco causó una consternación general y la prensa, unánime al lamentar su muerte, publicó numerosos artículos donde se le ensalzaba como escritor.