Cambiador de tomas

Las tomas de un transformador son un conjunto de puntos de conexión a lo largo de un devanado, lo que permite seleccionar el número de espiras de éste. Así, se consigue un transformador con el número de espiras variable, permitiendo la regulación de voltaje en el devanado secundario. La selección de la toma en uso se hace por medio de un mecanismo cambiador de tomas.

Usualmente, las tomas son hechas en el devanado de alto voltaje, o baja corriente, del transformador para minimizar los requerimientos de los contactos en el manejo de niveles de corriente. Para minimizar el número de espiras y el tamaño del transformador se puede utilizar el devanado reverso (que es una porción del devanado principal pero enrollado en su dirección opuesta). Los requerimientos de aislamiento ubican a las tomas en el devanado de bajo voltaje. Es decir, cerca al punto de estrella en un devanado conectado en estrella, en el centro si se trata de uno conectado en delta, o entre los devanados serie y común en un autotransformador.

Diseños sin voltaje

Para bajo voltaje, las tomas en los transformadores pueden tener la forma de una conexión de terminal, y requieren que se desconecte manualmente una punta energizada para ser conectada en la nueva terminal. Este procedimiento se puede llevar a cabo por medio de un interruptor conmutable.

Como cada toma está a un nivel de voltaje diferente, ambos procedimientos (conexión – desconexión) no pueden hacerse simultáneamente, pues se cortocircuitaría un número de espiras del devanado variable, permitiendo corrientes excesivas. Lo anterior demanda que el sistema se desenergice para modificar su configuración. Éste diseño es utilizado también en transformadores de alto voltaje, pero es aplicable sólo en instalaciones en las que se tolere la interrupción del suministro eléctrico.

Other Languages