Camarzana de Tera

Camarzana de Tera
Municipio de España
Flag of Camarzana de Tera Spain.svg
Bandera
Escudo de Camarzana de Tera.svg

PUEBLOMEDIANA.JPG
Vista parcial de Camarzana de Tera.
Camarzana de Tera ubicada en España
Camarzana de Tera
Camarzana de Tera
Ubicación de Camarzana de Tera en España.
Camarzana de Tera ubicada en Provincia de Zamora
Camarzana de Tera
Camarzana de Tera
Ubicación de Camarzana de Tera en la provincia de Zamora.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Castile and León.svg  Castilla y León
•  Provincia Bandera de Zamora.svg  Zamora
•  Comarca Benavente y Los Valles
•  Mancomunidad Valle del Tera y ETAP Benavente y Los Valles
Ubicación 41°59′41″N 6°01′35″O / 41.9946409, 41°59′41″N 6°01′35″O / -6.0264373
•  Altitud 777 msnm
•  Distancia 73,5 km a Zamora
Superficie 47,62 km²
Núcleos de
población
Cabañas de Tera
Camarzana de Tera
San Juanico el Nuevo
Santa Marta de Tera.
Población 889 hab. (2015)
•  Densidad 19,05 hab./km²
Gentilicio camarzanés/sa
Código postal 49332
Alcalde (2015) Francisco Martínez San Román ( PP)
Presupuesto 581 000 €[1]  (año 2015)
Sitio web Ayuntamiento de Camarzana de Tera
[ editar datos en Wikidata]

Camarzana de Tera es un municipio y localidad española de la provincia de Zamora y de la comunidad autónoma de Castilla y León.[2]

Pertenece a la comarca de Benavente y Los Valles y, según los datos oficiales del ( INE 2014), cuenta con una población de 907 habitantes.

Historia

Los vestigios más antiguos del pueblo se remontan a la Edad de Hierro, en la que el pueblo se asentaba en una zona elevada y muy protegida llamada castro. De las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo, se han encontrado multitud de vasijas de cerámica y los cimientos de las típicas pallozas celtas, de forma circular[3] .

El castro, como primitiva población, dejó paso a una nueva villa romana asentada a su abrigo. De esta época aún aparecen multitud de fragmentos de mosaicos romanos así como restos de infraestructuras urbanísticas como adoquines de calles o alcantarillado.

La Edad Media también dejó algún vestigio en este pueblo y así a través de las crónicas del monasterio de la población vecina de Santa Marta de Tera tenemos constancia de la existencia de un pujante monasterio llamado de San Miguel que tuvo una gran actividad y que sufrió destrozos en el paso de Almanzor hacia Santiago de Compostela .Pero este monasterio no fue abandonado en estas fechas sino unos treinta años más tarde ya que según las investigaciones realizadas por Augusto Quintana Prieto y publicadas en el Anuario de Estudios Medievales, ISSN 0066-5061, Nº 5, 1968 , págs. 65-106, el monasterio siguió recibiendo donaciones y la causa de su declive se debe más bien a las revueltas de ciertos personajes influyentes que terminaron expoliando a los monasterios pertenecientes a la diócesis de Astorga a la cual pertenecía el monasterio de San Miguel de Camarzana.Lo más relevante de este monasterio, y siempre citando la magnífica investigación que realizó Augusto Quintana Prieto en 1968, es la existencia de un scriptorium en el que una comunidad de virtuosos monjes dirigidos por Emeterio ( autor del Beato de Girona)

Miniatura del Beato de Girona

se dedicaron a la noble y bella tarea de copiado e ilustración de los códices medievales que se prestaban los monasterios entre los que no faltaba una copia del libro de Beato de Liébana. Nadie, hasta la fecha nadie ha rebatido la investigación, muy documentada de Augusto Quintana , pero tampoco nadie se atreve a asegurar que el Beato de Girona no se escribió sólo en Tábara sino también en San Miguel de Camarzana simplemente se cita el monasterio de la localidad leonesa como residencia posterior del escriba Emeterio porque se desconocía entonces la existencia del monasterio de la ribera del Tera (con el mismo nombre que el de la localidad leonesa) que gracias a Augusto Quintana ha quedado totalmente probado tras el estudio de multitud de documentos pertenecientes a la diócesis de Astorga. El colofón que Emeterio hace en el Beato de Girona donde aparecen los nombres de Fernando Flaginiz y Ecta Vitas (personajes vinculados a donaciones al monasterio de Camarzana) es suficiente prueba para pensar que aquí también se escribió , al igual que en San Salvador de Tábara el Beato de Girona y porque también pudo colaborar la monja Eude con sus ilustraciones[4] .

Actualmente el pueblo es una comunidad agrícola-ganadera y de servicios que sufre, como todos los núcleos rurales de la zona una despoblación progresiva. Algunos indicios de recuperación económica a través de las subvenciones a ciertos productos agrícolas y ganaderos unidos al turismo de temporada han comenzado a reactivar su economía.

Other Languages