Calzas

Varios tipos de calzas en la vestimenta europea septentrional hacia el siglo xiii, en un óleo de Henry Stacy Marks, datado en 1872. Museo de Liverpool.

Las calzas fueron prendas de vestir que cubrían la parte inferior del cuerpo humano. Documentadas desde el siglo vii,[3]

Aunque en su origen fueron prendas masculinas, evolucionaron en diversos tipos de pantalón o calzón largo para ambos sexos. Han llegado a generar modelos de leotardos, polainas («leggings»), pololos, y ‘pantis’, con desarrollo específico en actividades atléticas. Asimismo, pueden considerarse el precedente indumentario del calzón, los calzoncillos y las bragas, y etimología de calzones, calcetines, medias (de medias calzas) y calzado.[3]

Historia

Carlos I de España con calzas atacadas,[4]​ retrado por Tiziano hacia 1532.

Las calzas, que en su origen no eran fabricaban por los sastres sino por los zapateros, a partir del Renacimiento se encuentran como prenda de vestir masculina o gran calzón que cubría desde la cintura hasta los pies, es decir, incluidos los pies.[c]

En el siglo xvi la moda divide en dos piezas las calzas que,[11]

Other Languages
aragonés: Calzas
kaszëbsczi: Bùksëszcza
Deutsch: Beinlinge
français: Chausse
日本語: ショース
lietuvių: Hosai
norsk bokmål: Hose
русский: Плундры
svenska: Hosor
українська: Плундри