Calzada romana

Calzadas romanas en la época de Adriano, alrededor del año 125.
Piedra miliar, con el nombre del emperador Septimio Severo, en Sankt Margarethen en Lungau, Austria.
La Vía Apia, cerca de Roma.

La calzada romana era el modelo de camino usado por Roma para la vertebración de su Imperio. La red viaria fue utilizada por el ejército en la conquista de territorios y gracias a ella se podían movilizar grandes efectivos con una rapidez nunca vista hasta entonces. En el aspecto económico desempeñó un papel fundamental, ya que el transporte de mercancías se agilizó notablemente. Las calzadas también tuvieron gran influencia en la difusión de la nueva cultura y en difundir por todo el Imperio la romanización. El Itinerario de Antonino, del siglo iii, es la fuente escrita que mayor información nos aporta sobre la red viaria romana.

Unían las ciudades de todos los puntos de Italia y después del Imperio con los centros de decisión políticos o económicos. Los viajes eran fáciles y rápidos para la época, gracias a una organización que favorecía una relativa comodidad para sus usuarios. Pensadas, primero, para uso militar, serán el origen de la expansión económica del Imperio, y después de su final, facilitando las grandes invasiones de los pueblos bárbaros.

Primeras vías estratégicas

Hasta los años 427 a. C., los romanos utilizaban caminos de paso para ir desde Roma a las ciudades que la rodeaban. Las incursiones de los Galos de Brennus, que serán desastrosas para los romanos en el 390 a. C., será el primer síntoma revelador de la ineficacia del sistema defensivo de Roma, debido principalmente a la lentitud de las tropas por los caminos de la época. La necesidad de una mejor defensa, junto con un deseo de expansión y hegemonía sobre Italia condujeron a una República Romana todavía frágil y amenazada desde el exterior para promover una red que se adaptase a sus necesidades de sólidas vías empedradas y postas. Estos ejes permitieron una más rápida y fácil circulación de las mercancías y de los comerciantes, así como la transferencia rápida de tropas.

La primera vía fue creada en el 312 a. C. por Appius Claudius Caecus y unía Roma con Capua: es la Vía Apia. Al final de la República Romana, todo el territorio de la península italiana estaba recorrido por estos grandes ejes, cada vía lleva el nombre del censor que la había creado. Estas vías estaban pavimentadas sólo excepcionalmente: dentro de las ciudades y sus alrededores (con excepción de la Vía Apia, que poco a poco se pavimentó en todo su recorrido). En otros lugares se rellenaban con arena y grava extraídas de canteras abiertas en las proximidades.

Other Languages
العربية: طرق رومانية
беларуская: Рымскія дарогі
беларуская (тарашкевіца)‎: Рымскія дарогі
català: Via romana
čeština: Římské cesty
dansk: Romervej
Deutsch: Römerstraße
English: Roman roads
Esperanto: Romia vojo
estremeñu: Carçá romana
français: Voie romaine
galego: Vía romana
hrvatski: Rimske ceste
italiano: Strade romane
日本語: ローマ街道
한국어: 로마의 도로
Latina: Via Romana
Lëtzebuergesch: Kiem
latviešu: Romiešu ceļš
Nederlands: Heerweg
norsk nynorsk: Romarveg
norsk bokmål: Romersk vei
occitan: Via romana
português: Estrada romana
română: Drum roman
srpskohrvatski / српскохрватски: Rimski putevi
slovenčina: Rímske cesty
slovenščina: Rimska cesta
српски / srpski: Римски путеви
українська: Римські дороги
Tiếng Việt: Đường La Mã
West-Vlams: Heirweg
中文: 羅馬道路