Calle del Consejo de Ciento

La calle del Consejo de Ciento es una calle del Ensanche de Barcelona. Recibe su nombre por el Consejo de Ciento, institución de gobierno municipal de Barcelona entre los siglos XIII y XVIII. Aparece como la calle letra LL en el Plan Cerdá. Su denominación actual ya aparece en la propuesta de rotulación de las calles del Ensanche que hizo el escritor, periodista y político barcelonés Víctor Balaguer por encargo del ayuntamiento. El nombre propuesto por Balaguer fue aprobado el 1 de enero de 1900. Limita al norte con la calle de Aragón y al sur con la calle de la Diputación. Une la rambla de Cataluña, el paseo de Gracia y el paseo de San Juan con la avenida Diagonal y la plaza de Pablo Neruda.[1]

Véase también